¿Qué me van a enseñar a mí?

Publicada en Publicada en Educación

Reconozco que suele ver poca televisión, además de la poca que veo, casi siempre son capítulos de series norteamericanas CSI, NAVY, NCIS,  etc,  y esto es debido a que no me gusta la mayoría de producción española en cuanto a serie de televisión, sin embargo he de reconocer que tienen muy buena calidad interpretativa y técnica, ya que “lo cortés no quita lo valiente”. Pero dicho esto, aquí me quedo para con el cine español. ¡Lo siento!, casi siempre son escenas fuera de tono y contexto.

Pero hoy no voy a escribir sobre ellas, quiero escribir sobre dos programas de la cadena de televisión “cuatro”, dos programas que considero que tienen muy buen nivel, además de dar “un servicio a los demás” e intentar ayudar a las familias-en especial a los padres- en la educación de sus hijos.

Un amigo mío-un poco entrado en años-suele decir que “un hijo es algo que viene al mundo sin manual de instrucciones” Quizás alguna que otra persona cuando haya leído este comentario de mi amigo, tal vez se haya escandalizado, pero en cierto modo, yo pienso sino lo mismo, algo muy parecido. No obstante, lo triste, es que por muy diferentes motivos, son muchas las familias que hoy por hoy, a la hora de educar a sus hijos tienen muchos problemas.

Quizás los programas a los que me refiero, es decir, “Súper Nanny” y “Hermano Mayor”, nos muestren situaciones “extremas”, pero lo que sí es cierto, que si no estamos al quite o dejamos la soberbia en un cajón, tarde o temprano se puede terminar con situaciones sino iguales al menos parecidas.

¿Y cómo hacer para que estas situaciones tan extremas no lleguen a casa? La verdad es que no existen recetas mágicas, ni varitas, ni nada que nos despeje el camino de dificultades o inconvenientes. Lo que sí creo que nos puede enseñar por ejemplo “Hermano Mayor”, es que nos demos cuenta, que la educación no es fácil, que pese a que pongamos muy buena voluntad, esto muchas veces no es suficiente. “Siempre hay un algo”, que desencadena un cambio, una forma de ver la situación que nos hace daño y nos puede ir hundiendo en el lodo y si no somos capaces de actuar con rapidez y decisión, podemos estas abocados al fracaso.

De todas formas existen “herramientas que pueden ayudar a las familias a la hora de educar. Una de ellas son los “Cursos de Orientación Familiar[i]”, cursos en los que llevo años participando desde hace muchos años, ya sea como “alumno” junto a mi mujer, como moderador de casos. Por otro lado tenemos las APA’s –ahora se les llama AMPA´s- donde se suelen organizar “Escuelas de Padres” y por desgracias cuando se organiza un acto de estas características, apenas  si aparecía un 10% de padres, ya son demasiados. ¡Qué pena!

Pero lo más triste es que nunca dejo de escuchar frases como… “que me van a enseñar a mí”, “yo, lo sé todo”, etc. ¡Es más!, hace unos días un amigo-profesor de Francés de secundaria y bachillerato- me invito a un “cine-fórum” en su instituto. Por desgracia se tuvo que suspender, debido a que tan solo apareciendo “dos madres”, de un centro escolar de 1000 alumnos aproximadamente.

Continuamente nos quejamos de lo mal que esta el mundo, ¿pero hacemos algo por mejorarlo?, ¿somos humildes a la hora de reconocer un dificultad en la educación de nuestros hijos?, dejémonos ayudar por estas herramientas, seguro que podremos llegar más lejos de los que lo hacemos solos.