“No estamos preparados para ser padres, pero si para educar en Nuevas Tecnologías”

Publicada en Publicada en Sociedad Digital

Nuestros jóvenes…, “consideran que no están preparados para ser padres, pero sí lo están para incorporarse al mercado laboral e incluso se consideran preparados para educar a sus hijos en las Nuevas Tecnologías”.

Con estas palabras quiero abrir mi nueva entrada en este blog. Son parte de la intervención que el responsable de análisis social de la consultora GAD3 realizó a primeros de este mes de febrero en la presentación por parte de la ONG “The Family Watch” del llamado “II Barómetro de la Familia”

Habrá quien pueda poner en duda la eficacia de este tipo de estudios, pero siempre es bueno realizarlos, porque aunque, se considere que las conclusiones pueden ser sabidas a priori, siempre surge algo que nos puede hacer pensar sobre algún tema en particular.

Dicho trabajo ha sido elaborado sobre una base de 600 familias de toda España. Al menos, la muestra se ha llevado a cabo, sobre familias de todo el país y no circunscritas a una provincia o Comunidad Autónoma. De todos modos no quiero entrar a valorar cuestiones como que la familia sigue siendo la institución más valorada, ni que es el colchón de la crisis, donde los abuelos soportan el mayor peso de la situación, y que la clase política ha perdido todo su prestigio, etc., esas cuestiones por desgracias están en los rotativos de las ediciones en papel y en las ediciones digitales de los periódicos. ¡No se descubre nada nuevo!

Lo que sí me ha llamado la atención, son las palabras con la que he abierto esta entrada. ¡Sí!, me refiero a lo que consideran nuestros jóvenes a que se “consideran que no están preparados para ser padres”, pero por otro lado “se consideran preparados para incorporarse al mercado laboral y para educar a sus hijos en las Nuevas Tecnologías…”, a su vez el citado responsable de la consultora aseveraba que esta actitud es consecuencia del ambiente tan negativo existente en la sociedad española como consecuencia de la crisis.

¿Realmente las circunstancias que vivimos, son la causa primera de que no estemos preparados para ser padres? ¿O la sociedad en la que nos desenvolvemos nos ha vuelto más acomodaticios? ¿Es que nuestros padres lo tuvieron fácil a la hora de fundar una familia y educarnos a nosotros?, creo que no, creo que tuvieron no pocas dificultades, pero al menos le echaron lo que hay que echar y nada más.

No hace mucho en otra entrada de este blog le pedíamos a los padres de hoy en día que fueran menos soberbios y a su vez más humildes para dejarse aconsejar por toda esa serie de herramientas que tenemos para ayudar a los padres en la educación de sus hijos-Cursos de Orientación Familiar, Escuelas de Padres, etc- A lo mejor es necesario bajarnos de ese vehículo llamado “bienestar social” y mirar la realidad que nos engulle y que nos hace plantearnos salidas como la ya comentada. Es decir, estoy capacitado para enfrentarme al mercado laboral, a educar a mis hijos en nuevas tecnologías, pero eso de ser padres, ¡no lo tenemos claro!

De todas formas hemos de sacudirnos el miedo a no hacerlo bien y procurar de poner en la balanza mucho cariño, compresión y sobre todo amor. Todo esto junto con las citadas herramientas nombradas más arriba, seguro que nos llevara al triunfo. Seamos emprendedores en lo que toca a la familia y a los hijos, porque si en épocas pasadas se pudo, ¿Por qué no ahora también?