EducaciónSociedad Digital

Y tus hijos ¿qué?

Publicado el
Juegos al aire libre

Juegos al aire libreReconozco que mi nivel de ingles, es pésimo y lo triste del asunto, es que lo poquito que sabía de francés lo perdí por no practicarlo, por lo cual a la hora de buscar información en el magnífico universo de internet, me resulta un poco más difícil que a otras personas. Pero esto no me resta energías para “buscarme la vida”, a la hora de llevar a cabo una búsqueda de noticias o temas que me puedan servir de referencia, para escribir una entrada en este blog.

Y sin ir más lejos-como casi siempre-, “The Family Watch”, puede ser considerada como una de esas fuentes a la hora de llevar a cabo una entrada. Te puedo decir amigo lector, que hoy sin ir más lejos he descubierto una de esas noticias que me sirven de punto de partida.

No obstante, antes de hablarte sobre esa noticia me gustaría hacerte unas preguntas para colocarte en situación. ¿Te has planteado alguna vez si una familia en Australia, básicamente puede tener los mismo problemas que la tuya?, que por ejemplo que vives en Madrid, Paris, o Nueva York. ¿La convivencia en esa familia es igual que la mía? Supongo, que podremos hacernos un sin fin de cuestiones pero al final seguro que llegamos a la misma conclusión, que al margen de la situación geográfica o cultural, en todo lo demás seremos iguales. Al menos, yo llego a esa conclusión. De todas maneras, paso a comentarte la noticia en cuestión.

Una experta australiana alerta del peligro que corren los padres cuando dedican más tiempo a los móviles y tabletas que a sus hijos. La citada experta nos describe una escena que a mi modo de entender se puede dar en cualquier parte del globo terrestre.

…Una madre cualquiera se encuentra en casa aprovechando las posibilidades que le da su compañía de comunicación para poder controlar sus redes sociales, el acceso al correo, además de navegar por internet, todo ello plácidamente desde el salón de su casa, con su hija de 3 años a sus pies pintando y coloreando. Como comprobaras, no difiere mucho de la misma escena, en la casa de una familia española, mejicana, o norteamericana.

Sin embargo-continua escribiendo la autora del artículo-, son esos mismos padres que años atrás han limitado el uso de esos mismos dispositivos a sus hijos. ¡Menos mal!, que algunos se están dando cuenta, y luchan contra sí mismo, para limitarse el uso de dichos dispositivos y dedicar más tiempo a sus hijos.

De hecho, una madre declara a la autora del citado artículo, que ellas empiezan a controlarse en ese aspecto…

“…No quiero que mis hijos piensen que el teléfono es más importante que ellos.  No quiero que se sientan como la tecnología se está apoderando de lo más importante, el tiempo a la familia.”

A reglón seguido, una psicóloga y experta en educación viene a confirmar lo que ya sabemos pero que muchas veces no queremos ver… que como estos dispositivos están cada vez más presentes en la vida cotidiana, es conveniente que nos preocupemos por su uso tan frecuente.

Pero sin perder un ápice de buen humor, nos surgiere que los adultos dejemos los dispositivos móviles y tabletas en una cesta para que se puedan donar a la beneficencia-A veces es bueno que descansemos de estos aparatos-

Es necesario y vital que recordemos lo bueno que es para un buen desarrollo del cerebro humano y en particular, el de nuestros hijos, el que pasemos tiempo con ellos-por ejemplo con los más pequeños-, leyendo o contando cuentos.

Todo esto, sin perder de vista lo beneficioso que es para la mejora de las relaciones familiares entre todos sus miembros, el realizar actividades al aire libre o permitir que nuestros hijos desarrollen capacidades de todo tipo utilizando juegos de antaño que entre otras cosas favorezcan la creatividad.