Ellos deciden “donde”, “cuando”, “con quien” y en que dispositivo lo quieren ver.

Publicada en Publicada en Televisión

Ya deben de quedar pocas personas que en la sociedad actual se sorprenda con los continuos avances tecnológicos que sin respiro se produce en el mundo de las comunicaciones  y en particular en lo relacionado con Internet. Y esto en cierto modo está contribuyendo, a que nuestros jóvenes y algunos no tan jóvenes vayan dejando de lado a la conocida “caja tonta” y dirijan “sus pasos” a internet.[1]

De hecho, los resultados que se han dado en diversos  estudios al respecto, tanto a un lado como al otro del “Atlántico”, es decir, ya sea en el conteniente “americano” como “el europeo”, los jóvenes y los no tan jóvenes, van marcando tendencias, pues por ejemplo los adolescentes y jóvenes norteamericanos entre los 13 y 24 años, pasan más tiempo en Internet que frente al televisor. Y si no, aquí te dejo las horas que emplean en el uso de internet y en el uso de la Televisión.

En lo que respecta al uso de internet son casi 17 horas semanales, todo ello sin contar el uso que hacen del correo electrónico. Mientras que delante de la tele, no están más allá de casi 14 horas y eso que la media general de la población está en 28 horas semanales. Pero es que en Francia por ejemplo, las horas de utilización de internet está sobre 13 aproximadamente y las correspondientes a la televisión sobre la 11. ¡Los números hablan solo!

Lo que sí es claro y evidente, es que nuestros jóvenes usan las redes sociales, escuchan a su cantante o grupo preferido en este medio, se entregan a los videojuegos, y cada vez de una forma más descarada ven productos televisivos por internet. Sobre todo, son las series de televisión las que más ven en el momento que ellos consideran adecuado. Es decir, ¡marcan tendencia!, ellos deciden “donde”, “cuando”, “con quien” y en que dispositivo lo quieren ver.

Esto nos lleva a una situación muy parecida a la que se produjo cuando la sociedad decidió pasar del vinilo a las descargas en internet con respecto al mundo de la música, aquello fue considerado “un tsunami” en toda regla.

Pero si a esto, le unimos servicios como el del “Aereo” y el pirateo que se produce en la red, las grandes cadenas y las grandes empresa tecnológicas se plantean “nuevos productos televisivos”, pero orientados a la demanda de internet. La reina-la televisión- ha sido destronada. “La caja tonta”, es más tonta si cabe en cuanto a los conetnidos…., no obstante, no es menos cierto que también han surgido unos herederos de la tele que “sí son más inteligentes”, son un producto tecnológico que nos facilita el ver internet desde el salón de casa a la vez que vemos la oferta televisiva de siempre.

Por otro lado, las empresa tecnológicas, cada día que pasa, intentan ofrece nuevos productos, y en esta línea, destacan Apple TV y Google. El único problema es que los contenidos no son todo lo brillante y de calidad que quisiéramos, al menos de momento. De todas maneras Sony y Viacom pretenden ofrecer lo que ya ofrecen en abierto y por cable pero en internet, incluso hasta Amazon tiene su proyecto de televisión.

No obstante dentro de todo este maremágnum de cosas, soy consciente de que dejo muchas cosas al margen como puede ser las ofertas-al menos en España- de Ono con su televisión Tivo, “Canal+” y su televisión “YOMVI”, etc.  Es evidente que algo está cambiado en el mercado de las telecomunicaciones y en particular en internet.



[1] Este “post” surge como consecuencia de la lectura del artículo de ACEPRENSA “Televisión sin cadenas”.