¡Todo un regalito!

Publicada en Publicada en Sociedad Digital

GTA-San-AndreasHubo una época en la que más de un padre, tuvimos que “torear” con ciertos juegos de la “PS2”, ¡bueno!, con los juego y con la presión que recibían nuestros hijos y que en cierto modo nos transmitían a nosotros. Al menos, a todos aquellos padres que queríamos dar una formación con criterio a nuestros hijos. Aunque no es menos cierto, que “esa presión” va desapareciendo según van creciendo, aunque por desgracia surjan otras.

No sé, si alguno de mis lectores, recuerdan que allá por el año 2004, vio la luz, un juego llamado “GTA: San Andreas”. Juego que luego ha llegado a ser considerado “de culto”, entre los aficionados a los videojuegos. ¡Es más!, luego ha tenido sus secuelas-y todas con el mismo o mayor éxito que el primero-. La cuestión, es que yo desde estas líneas,  no seré la persona que me enfrasque en elogios hacia el citado juego, ¡ sino más bien!, todo lo contrario.

En su momento, fue todo un auténtico dolor de cabeza para más de un padre, alguna que otra asociación de padres e incluso alguna que otra asociación de educadores. Y eso que “algunos” sectores de la sociedad-como casi siempre-, pusieron a estos padres y educadores de desventurados, por la oposición que se tuvo al juego en cuestión.

De todos modos, considero, que como casi siempre, existió un “desmedido afán” de ganar dinero a cualquier precio, aunque en el intento, se hiciera un daño moral a cuantos usuarios accediera él.

De hecho el citado juego, tenia imágenes con cierto contenido sexual, cuestión esta,  que por sentido común se considera inapropiada para cierto sector de usuarios-es decir, menores de edad-. Y es cierto que quizás se me pudiera argumentar, que ese producto iba dirigido a un grupo muy determinado de usuario, pero la verdad del asunto, es que a la hora de la venta del mismo, “daba igual”. Y daba igual, porque algún padre lo compraba y luego se lo regalaba a su hijo.

La cuestión es que esas imágenes, en vez de ser retiradas del juego, fueron escondidas, y esta cuestión, fue el desencadenante de toda una guerra entre creadores por un lado y padres junto a educadores por otra. Pues se le pedia a los creadores que eliminarán dicha imagenes, ya que si se escondia, como llego a ocurrir con “ciertos” tipo usuario, estos conseguian acceder a dichas imágenes, desbloquearlas y luego las hacían públicas.

En España, esta polémica fue prácticamente la misma, pues al final, no recuerdo que nadie fuera capaz de colocar en el envoltorio del juego, la clasificación “Adults Only” (sólo adultos). De esta forma el producto, sólo podría haber sido adquirido por adultos o mayores de 18 años. Al no hacerse de este modo, tarde o temprano el juego terminaba en manos inapropiadas.

Por otro lado se dio el caso-con demasiada frecuencia- de que muchos padres sin supervisar el juego, “lo gravaban” para que sus hijos pudieran jugar con él. ¡De esta forma!, ya teníamos el “bollo” montado en casa.

Y a estas alturas del artículo te preguntaras, ¿a cuento de qué toda esta historia? Pues mira, una vez situado, te diré, que acabo de enterarme que este “videojuego”, vuelve al mercado, pero esta vez, para ser utilizado en cualquier “dispositivo móvil”. ¡Sí!, como escuchas, se vuelve a comercializar, pero esta vez, para ser usado en “smartphone”, tabletas, etc.

Y  todo ello el próximo mes de diciembre, es decir, justo de cara a la campaña de navidad. Además según fuentes de la compañía, este producto, será mejorado y abarcará las secuelas que ha tenido. Es decir, “Los Santos, San Fierro, Las Venturas y el resto de la saga”. “Todo un regalito”.