¿Qué escuela estamos buscando?

Publicada en Publicada en Educación

libros-e1344072927118

Nadie puede negar que cada tiempo, es decir, cada época histórica haya tenido lo que se ha dado en llamar su paradigma. Es decir, una serie de modelos que han identificado esa fase de la historia. Pero es que incluso en la escuela han existido esos “paradigmas” que la han identificado de una forma determinada e inconfundible.

No hace mucho tiempo en este blog, dedique una entrada a lo que se ha dado en  llamar la “Escuela 3.0”, que según muchos, es hacia donde nos dirigimos. Y todo ello en parte obligado por los “tiempos que corren” y por las Nuevas Tecnología que avanza a pasos agigantados.

Pues bien, parece ser que esos paradigmas que teníamos con respecto a la escuela, están cambiando y a mí me hace plantearme una serie de interrogante, dudas y demás zarandajas que me hacen dudad de que la “Escuela 3.0” llegue a ser la verdadera antesala de la “Sociedad 3.0”.

Cierto es que la escuela tal la conocemos hoy en día necesita en cierto modo un cambio y no solo por las nuevas tecnologías, sino porque a mi modo de ver, es necesario dar un cambio tanto en las pedagogías como en la metodología, como en la relación colegio-familias, es más, si me apuras es necesario cambiar la relación alumnos-profesores-padres.

Por lo tanto, esto a mí, me genera demasiadas dudas. Dudas que a lo mejor no tiene por qué aparecer, o son simplemente son cuestiones existenciales realizadas desde mi pobre punto de vista. Reconozco que las nuevas tecnologías están ahí, y que tarde o temprano terminaran imponiendo su imperio.

Otra cuestión que se me plantea como dudas…, es la situación actual, la cual soporta un componente “político” muy grande. Y aquí me da igual que sea en la pública, privada o concertada-. Y digo esto pues a la vista de la situación actual, es decir, crisis económica, crisis social, crisis de valores, etc., junto a las políticas educativas-sobre todo es España, ya son 7 las leyes de educación aprobadas desde la entrada de la democracia en la querida “piel de toro”-hace que nos planteemos ¿hacia dónde vamos? y ¿hacia dónde queremos ir?

Luego por otro lado, el reciente “Informe PISA”, que nos sitúa en una posición estancada con respecto al anterior “Informe”, dice mucho de la oposición-esa que se tira a la calle para no perder sus privilegios y nada más-, por que en cierto modo, uno de los puntos más claros del citado informe, es la relación “fallida”, entre inversión-resultado estudiantiles, en el sentido de que a más dinero, no tiene por que salir mejor el rendimiento escolar.

Gracias a las Nuevas Tecnologías, se pretende cambiar el paradigma de la escuela de la sociedad “Tradicional e industrial”, por la esa escuela que sea más “Creativa e innovadora”. A priori te podría decir que la apoyo en su totalidad, pero te mentiría si de tal manera lo pensara. Y digo esto, porque desde una visión cristiana del hombre, este, sale más parado. Pues si te has dado cuenta la crisis se ha intensificado en parte, debido a la desaparición plena y total de la moral.  

El sentimentalismo, más que el sentimiento, ha pasado  a ser el referente educativo, los padres han llegado a reconocer que son capaces de enseñar a utilizar la última tecnología, pero se ven incapaces “de formar”, más bien “de educar” a sus hijos. Por lo tanto, ¿qué escuela estamos buscando?, ¿realmente esa escuela llamada “3.0”, es la verdadera base de la sociedad “3.0”?, ¿se te ocurre algo más?, ¿cuál va a ser el verdadero papel del hombre en la escuela 3.0? Y sobre todo, comienza a surgir con cierta frecuencia, lo que se ha dado en llamar “el Knowmad”, el cual tiene un perfil como el que describimos a continuación…, individuo innovador, imaginativo, creativo y que esté capacitado para trabajar con cualquiera.