Escuela tradicional, creativa, digital… ¿cuál elegir?

Publicada en Publicada en Educación

Aula digitalGratamente he leído un artículo en la edición digital del “El Mundo” llamado “Lee esto sin tocar el móvil” de Pablo Rovira. Un artículo corto pero “muy ajustado” a la realidad que hoy vivimos en España con respecto al sistema educativo, a su vez tiene su antagonismo en otro publicado hoy en la edición digital de “ABC” y titulado “Educar sin libros: otra forma de aprender en el aula es posible” realizado por Carlota Fominaya

Pero vayamos por parte y comencemos con lo que nos dice “Rovira” en “El Mundo” a propósito del sistema educativo español, en el cual se realiza una fuerte inversión en tecnología-ya sea pizarras electrónicas, tabletas, PC´s, etc.-, juntos con la correspondiente formación del profesorado y su adecuado manejo de esas mismas tecnologías y dispositivos, y que hace que los costes económicos se disparen. Coste a los cuales, hemos de sumar toda la infraestructura correspondiente para desplegar lo anteriormente comentado de tecnología y dispositivos dentro del centro escolar.

Lo que ya no me sorprende, son los resultados del “Informe PISA” que “Rovira” llega a citar en su artículo, pero por desgracia, estos resultados, empieza a ser “un grano en un lugar incomodo”. Y para granos, el debate de las “Redes Sociales” y del uso que hacen los escolares  de las mismas, es más, “Rovira” en su artículo nos recuerda, que la edad mínima para acceder a las redes sociales son los 14 años.

Lo curioso de todo esto, es que ayer “colgué” en este blog una entrada llamada “Objetivo: El Pensamiento creativo”, y en la que sin ir más lejos, te referenciaba a unos de los argumentos que esgrimía Richard Gerver, que en una de sus intervenciones, en las que aseveraba que ya los padres no teníamos que hacer los deber con nuestros hijo, pues ello con el uso de las redes sociales podía realizarlo sin problemas.

“Si un alumno decía que tenía que realizar una actividad determinada y esta la comentaba en la rede social, seguro que saldría otro alumno que le podría orientar o dar la solución para llevar a acabar adecuadamente esa actividad”-Verdaderamente, no lo tengo tan claro-

No obstante, he de reconocer que me encanta este tipo de debate, este tipo de “lucha” sana, por conseguir el mejor resultado. Y más cuando en el debate participamos, padres, profesores, y profesionales como sociólogos, psicólogos y pedagogos. Realmente la guerra está servida.

Y digo que la “guerra está servida”, pues si nos vamos al artículo de “Fominaya” en “ABC”, se nos ofrece otra visión totalmente de la educación en España.

Cómo dice el titulo “educar sin libro”-a más de un padre le vendría fenomenal eso de no gastar en libros de texto- Aquí se nos habla de una escuela que pese a tener estructura de “tradicional”, no aplica la misma pedagogía, al contrario, decide hacer uso de otra pedagogía. La conocida por “inteligencias múltiples” creada por el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011, Howard Gardner. Y que según su creador, cada persona tiene por lo menos siete inteligencias, o habilidades cognoscitivas, es decir…

 

  • ·        Inteligencia lingüística que facilita el escribir, leer, contar cuento, entre otras habilidades.

 

  • ·        Lógico-matemática que facilita la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos, etc.

 

  • ·        Inteligencia corporal y cinética relacionada con las actividades deportistas y manuales como puede ser la costura, el trabajo con la madera, etc.

 

  • ·         Visual y espacial donde se da con facilidad el resolver rompecabezas,  y actividades de tiempo libre, juegos constructivos, etc.

 

  • ·        Musical y todo lo  relacionado con la música.

 

  • ·        Inteligencia social o interpersonal, que es aquella donde trabaja la comunicación y las relaciones personales.
  • ·        La intra-personal, aquella que está relacionada con todo lo interiorreacciones, emociones y vida interior-.

 

Como podrás comprobar, algún que otro defensor de la escuela tradicional argumentara que parte de estas inteligencias son trabajadas de forma trasversal en su escuela de siempre.

Al final tenemos los elementos de esta guerra total por el control de la escuela de principio del siglo XXI, tenemos la escuela tradicional, la transitoria-por llamarla de alguna manera- y la digital. Y seguro estoy, que todos buscan el mejor resultado para los educandos. Se puede decir que el debate está más abierto que nunca.