En el mundo de las comunicaciones “nada es seguro al 100%”

Publicada en Publicada en Comunicación

Mundo de las comunicacionesHoy quiero romper un poco la dinámica que estoy llevando con mis últimas entradas en este blog, quiero dejar aparcado el tema de la educación y sus opciones “analógicas y digitales”, para centrarme en una “app” de móvil, quiero traerte a tu consideración el mundo “WhatsApp” y de una serie de artículos que “ALT1040” ha llevado en el transcurso del pasado año.

En la mayoría de esos artículos se pone en duda la seguridad de esta aplicación, además de las pocas ganas de hacer por parte de la compañía propietaria de la misma. A priori decirte que los argumentos presentados en los distintos artículos de ALT1040, son bastante respetables y de sentido común. Cuestiones ya de por sí solas como para hacerles caso. Tampoco es menos cierto que también se argumento que existan personas que prefieran “la comodidad de lo conocido a la seguridad de lo desconocido”, pero si una cosa me queda clara, es que en el mundo de las comunicaciones “nada es seguro al 100%”.

Cuando comencé a dar mis primeros pasos en el mundo de la informática, el diseño web, la administración de redes, siempre se me ha dicho que el equipo más seguro es el que está apagado, desconectado de la red y dentro de una caja fuerte aislado. Como podrás comprobar el tema de la seguridad es bastante complejo. Sin ir más lejos, puedes hachar un vistazo a toda la cuestión “Snowden 

De todos modos, creo que la cuestión es más a nivel de usuario que a nivel de empresa de las aplicaciones y me explico. Cuando nos encontramos con asuntos como el que hoy nos ocupa, entre otras cosas lo que se demuestra-al menos de ese modo lo considero-, es  que los usuarios somos poco precavidos a la hora de cuidar nuestras cosa. Y si no opinas lo mismo, te recuerdo una entrada de este blog no hace mucho tiempo en la que os hablábamos de cómo proteger tu privacidad.

De hecho en “ALT1040” les han zurrado de lo lindo a los propietarios de WhatsApp, pero es claro y evidente, que tanto a “dueños” como a “usuarios” de la citada aplicación, la cuestión de seguridad como que no les va. De hecho, algún que otro padre o madre, aprovechan estos fallos para saber cuando fue por ejemplo la última vez que su hijo o hija hizo uso de la aplicación desde su móvil, una forma un poco allá de controlar lo que hace tu “retoño”.

Por todo ello se me ocurre proponerte la lectura de un artículo de “ALT1040”, donde se nos deja una pequeña guía para mejorar la privacidad y seguridad a la hora de hacer uso de WhatsApp, que como ya sabemos todos “brilla por su ausencia”.

No obstante utiliza “el coco”, “tu coco”-tu cabecita- y se prudente a la hora de utilizar tu Smartphone, o dispositivo móvil, y si tiene que enviar “cierta información”-ya sea documento, comentario o foto-, busca otro sistema que no sea WhatsApp. Porque para escribir “tonterías  y chorradas”, cualquier aplicación es buena.