Buscando la calidad educativa perdida.

Publicada en Publicada en Educación

consejeroAprovechando que aun no estamos bajo los efectos de la “Tasa Google”, quiero comentar una noticia producida en la “Región de Murcia”-región en la que suelo residir-, y en la que el actor principal, es el nuevo Consejero de Educación D. Pedro Antonio Sánchez. El cual, hace unos días, a dado a conocer lo que en la Consejería han dado en llamar ‘Estrategia + Calidad, + Éxito Escolar’.

Básicamente lo que se viene a presentar es lo que se conoce por ser llamado “plan de buenas  intenciones”, para una mejora de la “Calidad Educativa” en esta región. Ni que decir tiene, que es ante todo, yo la recibo con mucho agrado y aplaudo tan noble idea.

El problema, es que, esto tiene mala solución, como muchas otras veces he denunciado desde este blog. Pero las intenciones están ahí y es la que vale-al menos para mí-.

El citado plan contempla entre otras cuestiones…, fortalecer las asignaturas troncales,  que los colegios e institutos tengan autonomía para fijar sus horarios, e incorporar una asignatura que fomente la creatividad de los alumnos.

Todo esto enmarcado en cinco ejes de acción, los cuales son;

1.       Mejora de las aéreas del conocimiento prioritarias (asignaturas troncales)

2.       Fortalecer la figura del profesor.

3.       Aumentar la autonomía de los Centros Educativos.

4.       Un sistema de evaluación adecuado y perdurable.

5.       Potenciar la cultura del esfuerzo.

¿Qué tiene de bueno y de malo, estas propuestas de la Consejería de Educación? Intentando ser positivo-y nunca negativo-, todo lo que sea fortalecer las asignaturas troncales, es bueno.

Otra cosa es que si va en detrimento de otras, no con tanto peso, pero a lo mejor con mucha más importancia en la formación del alumno, puede ser que nos lleve a una situación de perjuicio para los alumnos en general.

Se quiere crear una asignatura donde la “creatividad”, ocupe un lugar primordial-hasta aquí, ok-, pero, ¿cómo?, ¿de qué forma?, ¿por parte de quien se va a llevar a cabo dicha asignatura?

Y es que de por sí, la cuestión de la “creatividad” es algo compleja, como para dejarla en manos de… ¡que es cierto!, y por ello me alegro de que alguien se decida a introducirla en la escuela actual, pero he de reconocer que tengo mis dudas. No obstante desde estas líneas aconsejo a más de uno que lea el libro “El elemento” de Ken Robinson.

Otras cuestiones que también me consta que va a ser problemática es en primer lugar la cuestión del profesorado, no tanto el tema de la autoridad-muchos de ellos la perdieron cuando se proclamaron colegas de sus alumnos-, como el tema de la “formación continua” que como toda buena profesión que se precie, es necesaria.

También considero que va a ser un buen  quebradero de cabeza la autonomía de los centros, al menos tal como se encuentra estructurado el sistema y a la espera de que una gran parte del profesorado deje la cuestión política de lado.

En definitiva, buenas intenciones, pero que sin la ayuda de todos, no se llegará a ningún lado. Y cuando digo de “todos”, me refiero a políticos, profesores y padres. ¡Por cierto!, el tema de la cultura del esfuerzo, daría para mucho, pues ¿de qué esfuerzo hablamos?, ¿Quién se debe de esforzar?, ¿el alumno?, ¿el profesor?, ¿los padres?, hay te dejo las preguntas, responde tú lo que consideres.