La familia como parte integral de la escuela.

Publicada en Publicada en Educación

Colegio y FamiliaQue la familia es un referente en la vida de los hombres, eso no es ningún descubrimiento, más se puede considerar “una verdad de Perogrullo”. Partiendo de este contexto-del  que la familia es la base de la estructura social-, me gustaría hablar de la importancia de la relación “Colegio-Familia”. Pero antes debería de explicar porque te hablo de la familia como contexto.

Actualmente, muchos estudiosos de la educación argumentan que el paradigma de la escuela como único lugar de aprendizaje es un residuo del pasado-sin ir más lejos en mi anterior post hablábamos de ello-. Y desde hace un tiempo para atrás se defiende que existe más de un contexto de aprendizaje, es decir más de un lugar donde aprender y desarrollarse, pero también es cierto, que más de uno de esos mismo estudiosos, nos habla de “las mil formas” que tiene el aprendizaje actualmente-por ejemplo, te aconsejo la lectura del libro “El aprendizaje invisible”-. Sin embargo a mi modo de ver creo que la familia tiene una misión mucho más amplia que un simple contexto de aprendizaje, pues no podemos perder de vista, que pese a todo ello, la familia ofrece algo más.

Ofrece “educación, aprendizaje, sociabilización, desarrollo personal y un etc. bastante largo”. Si la familia es incapaz de asumir ese papel, estaremos ante una situación muy preocupante, pues cuando esto ocurre, el “estado” amenaza con tomar las riendas y asumir el rol de padre. Y en parte esto ocurre cuando los padres delegan su responsabilidad en el centro educativo o no quieren saber nada de su responsabilidad. Yo a estos padres les suelo llamar “imprudentes”.

Pero dejemos a “los imprudentes” y centremos el tiro en el papel de la familia. Primero en la educación y segundo en el aprendizaje, pues como padre y miembro de la sociedad, soy consciente de que mis hijos complementa su aprendizaje en todos  los ámbitos de la vida y en todos los lugares por donde pasan, es aquello que algunos han denominado “la tribu”.

Llegados a este punto, me es inevitable aconsejarte la lectura de un artículo de mi blog “El Micrófono”, donde intento dejar claro eso de educación, aprendizaje, formación, instrucción con respecto a la familia.

Pero retomando un poco el hilo argumental de mi entrada, cuando intento profundizar en conceptos como “nueva ecología de la educación”, “nuevos contextos de aprendizajes”, aprendizaje formal, no formal, etc., al final de todo, me queda la sensación de que perdemos un poco el punto de partida. ¡Y me explico!, todo lo anterior, es decir, esos nuevo conceptos, vocabularios, ideas, tienen un punto de partida… ¡la escuela!, donde el “niño”, “la niña”, son depositados desde muy pequeños, ya sea un jardín de infancia o una guarderia, luego se continua con la educación infantil, la secundaria, etc.…, ya sea creativa o no, tecnológica o no, necesita de la figura de los padres y de su relación con el colegio, con los profesores. ¡Pues estos!-los profesores-, necesitan saber en qué ambiente, se desenvuelven sus alumnos en casa y viceversa.

Es necearía una sintonía “Colegio-Familia”, para ayudar a que los “alumnos”, los niños…, las niñas sientan la escuela como un lugar más dentro de su vida, ¡más atractivo!

Quizás, haya dado un rodeo muy grande para decirte que pese a los avances en esa nueva ecología de la educación, un elemento que no puede dejar  de ser lo que es, es la familia y que esta debe de estar más en contacto con el colegio, ha de saber cómo es el día a día de sus hijos en el colegio y además, la familia debe de ser parte integral de la escuela.

Avancemos en todo cuanto queramos con respecto a la educación y el aprendizaje, pero no desaprovechemos la oportunidad de participar en la nueva escuela creativa, tecnológica o lo que se quiera.