Eduquemos con “la cabeza bien amueblada”

Publicada en Publicada en Comunicación, Educación

IKEARecientemente he tenido la fortuna de ver el último anuncio de la marca IKEA, con respeto a eso de que… “Es en casa donde se amueblan las cabezas”. Ni que decir tiene que lo que nuestro amigo publicista busca es que lo buenos cliente “acudan al Centro IKEA” más cercano y realicen una buena compra. Y de este modo todos contentos.

A la vista de esto podríamos decir que el citado anuncio no tiene nada más que decirnos. Pero creo, que es todo lo contrario. El anuncio al que me estoy refiriendo tiene a mi modo de ver bastante de mensaje y hasta cierto punto de “sentido común”, ese sentido común que muchas veces en nuestra sociedad brilla por su ausencia.

En tan solo “once segundo” es capaz de hacer que incluso hasta el espectador más despistado se pare a pensar eso de que nuestros hijos son lo que ven en casa. De hecho la reflexión aunque sea un poco “de aquella menara”, es muy buena…, se habla de socialización, de naturaleza, de reciclaje, etc., aunque no es menos cierto que la voz “en off” que se escucha durante casi un minuto puede sonar a personaje “irónico”, pero no deja de tener su aquel. Y todo ello, sin perder de vista las imágenes que acompañan a nuestra amiga la voz, pues se tiene la habilidad de jugar con los espejos que son los hijos con respecto a los padres.

Posteriormente en siete segundos hace mención al secreto de una buena educación, al soporte básico, casi vital que es el “amor en la relación familiar”. “El sumun” de la relación padres hijos. ¡Si amigos!, hasta aquí todo puede ser entendible.

Luego “IKEA”, te da la solución, tienes que comprar los muebles en sus “Centros Comerciales” y ellos te lo arreglan todo. Para ellos eso del orden solo se soluciona gracias a la adquisición de sus productos.  Y no solo el orden, por lo visto el resto de hábitos y virtudes.

Ya se amigo lector o lectora que tan solo es un anuncio, pero si te paras a pensar, en tan solo “minuto y medio” se nos plantea como es nuestra educación en casa. Y aunque muchos se empeñen en que sus hijos sean educados en el colegio o en la sociedad en general, es en nuestras casas donde comienza la edificación de la sociedad del futuro.

Es por ello, que pese a todo me gusta el anuncio porque puedes sacar lo positivo de él y servirte como un “feedback”, que nos puede llevar a hacernos ver posibles errores en la educación de nuestros hijos. Y es que a veces, cualquier circunstancia o hecho nos puede poner sobre el camino de una mejora personal tan necesaria en la sociedad actual.

En definitiva, la mayoría de las veces no somos conscientes de todos esos “gestos, comentarios, acciones, etc.”, que son contemplados por nuestros hijos y que pueden ser fatales a la hora de educar. Siempre se ha dicho que el “ejemplo”  es un buen elemento para la educación de los chicos y chicas,  pues hasta determinadas edades el padre o la madre es el referente del hijo o la hija. Procuremos que la caída del pedestal no sea muy grande o al menos lo más leve posible y eduquemos con una cabeza bien amueblada.