Sociedad DigitalTIC

¿Qué podemos hacer los padres a la hora de educar en el uso del teléfono móvil?

¡Bueno!, siguiendo la serie de artículos alrededor de la guía “Familia y Nuevas Tecnologías”, del Consejo Audiovisual de Navarra, hoy le toca el turno al “Teléfono móvil” y su papel en la educación de nuestros hijos con respecto a su uso.

No os negare, que sea un tema recurrente en este blog y que a veces parezca que un servidor este obsesionado con el mismo, pero considero que es de vital importancia tocar estos temas,  para de alguna manera concienciar a los padres de la importancia de la educación en este terreno y de las posibles ayudas y distorsiones que se pueden dar cuando hacemos uso del mismo en el ámbito familiar.

Para entrar en materia, me gustaría saber si alguna vez, te has preguntado ¿para qué sirven realmente los móviles? Y en espacial… ¿los inteligentes? Es evidente que entre otros muchos uso, estos aparatos, los podemos utilizar para… enviar mensajes, ya sean estos sms o mms, correo electrónicos, realizar fotos, videos, escuchar música, ya sea la radio o algún tipo de “app” que nos permita escuchar música “on-line”, etc. Como podrás ver, las opciones son múltiples y de todo tipo, además parece que esto aparatos no tienen techo y cada día nos sorprenden con algo nuevo.

Ni que decir tiene que a la vista de todo lo anterior, no es de extrañar que su uso este tan extendido y sobre todo entre los más jóvenes, ya que es una herramienta básica para ellos, sobre todo a la hora de vivir sus relaciones sociales, a la vez que les ayuda a crear su identidad y les hace más autónomos. Cuestiones casi vitales para el adolescente y joven de principio del siglo XXI, pero como todas las cosa en este mundo, sino somos capaces de hacer un uso racional del mismo corremos unos riesgos, que a veces tiene fatales consecuencias ya sean para ellos mismos, como para nuestras familias.

De esos riesgos destacan, por ejemplo el uso del móvil en lugares inapropiados como puede ser el aula, una conferencia, etc., en estos caso, se demuestra la poca conciencia que muestran algunos-sean jóvenes o menos jóvenes-, cuando después de que se les ha invitado a que apaguen el móvil, no hace el más mínimo caso. ¡Qué fácil es ponerlo en silencio!

Otro uso inapropiado y que puede acarrear mucho más graves consecuencias, es el acoso entre chicos y chicas-entre iguales-, el llamado “bowling” y que alguna vez hemos comentado en este blog.

Dentro de todo este muestrario de complicaciones, tiene un espacio muy especial el descontrol del gasto que podamos hacer del móvil. No hace mucho, un compañero de trabajo tuvo que pasar por el “mal trago” de acudir a un juicio porque el padre de un adolescente le denuncio como estafador por unas llamadas telefónicas que realizaron su hijo y la hija de mi compañero, pues al primero le había venido una factura algo desorbitada y quiso que mi compañero corriera con los gastos, al final todo se arregló, pero no deja de ser un “problema”, cuando recibes una notificación de que has sido denunciado por estafa, sin tener “culpa”.

Si te das cuenta, hemos hablado de tres casos, pero que cada uno tiene un nivel de problemática muy determinado y si no somos consciente de ello, podemos tener en casa auténticos dramas humanos.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer los padres a la hora de educar en el uso del teléfono móvil? Conocer, proteger y educar. Ya sé que me dirás, ¡pues has descubierto la pólvora! Hombre, la pólvora ¡no!, pero si es cierto, que si no conocemos como funciona estos aparatos, como es su tecnología y además somos conscientes de los pro y los contras, habremos avanzado mucho en la cuestión. A su vez, debemos protegerles hasta de ellos mismos si es necesario. Aquí vuelvo a recordar la importancia de las normas en casa y dentro de lo posible procurar dialogar con ello para que lleguen a entender los riesgos de un mal uso.

Y por ultimo educarles en un uso racional del mismo. No utilizarlo a la hora de cruzar la calle, apagarlo o ponerlo en silencio en lugares que puedan molestar, etc. Si somos capaces de que entiendan todo esto y lo pongan en práctica, ya habremos ganado una gran batalla.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar