Cada vez más enganchados a Snapchat.

Publicada en Publicada en TIC

snapchatA veces me sorprende la lectura de algún artículo como puede ser el que hoy quiero comentar publicado en el “El Confidencial”, firmado por Manuel Contreras y titulado “Tus hijos están enganchados a Snapchat, y no deberías preocuparte”.

Bajo tres epígrafes muy diferenciados, el autor del artículo nos habla de una aplicación para móvil que en sus principios nació con un propósito muy determinado y claro, aunque en este artículo esto no aparezca por ningún lado. La citada aplicación nació en una de las clases de la universidad de Stanford y con el nombre de Picaboo, la idea era publicar fotos pornográficas y destruirlas rápidamente para que de este modo nadie las pudiera ver más tardes. Se estima que en España un 22% de usuarios entre 16 y 19 años la utilizan. Si quieres saber algo más sobre la aplicación que nos ocupa llamada “Snapchat” y como se interrelaciona con el “sexting”, te dejo este enlace titulado… “Los nuevos SMS auto destruibles dejan el sexting fuera de control

De todos modos amiga o amigo lector, esto no quiere decir que cuantas personas utilicen esta aplicación, lo hagan con intención de hacer “sexting”,  pero es evidente que su funcionamiento en cierto modo ayuda.

No obstante, como se nos dice en el artículo, el sexting, no es una práctica realizada tan sólo por lo más jóvenes. Los adultos también la practican con demasiada frecuencia y pocos son conscientes de los peligros que ello implica.

Lo que sí creo que debe de preocuparnos a los padres, es que nuestros hijos se pasen al uso de Snapchat dejando otras aplicaciones o redes como Instagram, Facebook, etc., y más cuando está más que demostrado que van huyendo de los mayores.  Cuestión que cada vez es más respaldada por la mayoría de los estudios que se van realizando con respecto al uso y hábito de nuestros jóvenes a la hora de utilizar los llamados teléfonos inteligentes. Dispositivos estos, que mayoritariamente son elegidos para conectar con internet.

Hasta aquí en cierto modo tanto el autor de nuestros artículo como el que suscribe sólo constatamos una realidad. La cual se podemos aceptar o  no, pero por desgracia es una realidad tangible.

A partir de este momento el articulo toman otro camino…, “el papel de los padres en el uso de las nuevas tecnologías y la educación que nuestros hijos han de recibir

Dos cuestiones muy controvertidas e importantes que hemos de tener presente para que en la medida de lo posible procuremos evitar las consecuencias de un mal uso de las nuevas tecnologías.

El epígrafe “Lo que los padres deben saber”, no recuerda de una forma telegráfica que esta aplicación no puede ser supervisada como otras de parecidas características y que por ello, se precisa un trabajo previo. En cierto modo, un trabajo de prevención. Y en ese sentido van las intervenciones de los profesional como Javier Urra y Silvia Álava, recuerdan el trabajo a largo plazo que debemos de llevar los padres para que esa “desconexión generacional” que existe entre padres e hijos sea mínima y a la larga sea beneficiosa para todos.