Nuevas tecnologías…¿educan o avasallan?

Publicada en Publicada en Educación

Cada año la ONG “The Family Watch”, en colaboración con GAD3 y Fundación Madrid Vivo, lanza el “Barómetro de la Familia”. Este año es el quinto en el que se elabora dicho barómetro. En el citado estudio se abordan cuestiones de diversa índole, ya sean cuestiones económicas, educativas o como es la relación de la familia con las nuevas tecnologías.

El estudio que hoy nos ocupa se ha llevado a cabo sobre una muestra de 500 familias de amplio espectro y apoyado en el censo de 2011. Todas las entrevistan han sido realizadas por teléfono. Desde este blog intentaremos considerar lo referente a lo relacionado con la educación y las nuevas tecnologías.

De este abanico de cuestiones han resultados cosa como las que a continuación vamos a comentar. En lo referente a educación se podrían dar dos titulares mi claros. Por un lado el primero sería que… “Tan solo el 14% de los padres reconoce haber recibido algún tipo de formación para educar a sus hijos“. Y por otro que “el 21% de los padres entrevistados les gustaría formarse”. Es evidente que lo porcentajes son muy pequeños, juntos no llegan al 40% de padres con algún tipo de pensamiento de mejora persona, para educar a sus hijos adecuadamente.

No obstante, espero que no se me malinterprete y se entienda cuanto quiero decir al respecto. Estamos ante un problema de “relativa importancia y no fácil solución”. Y cuando digo esto, lo digo desde la experiencia personal, pues puedo decir “sin llegar a ser pedante” de que de esto entiendo algo.

En su día forme parte de alguna directiva de AMPA, además de miembro de algún Consejo Escolar y ya por entonces cuando se organizaba una escuela de padres, no eran más de 20 entre padres y madres los asistentes a las citadas sesiones de “escuelas de padres”, cuando el número de familias en esos centros no bajaban 200 familias.

Y recientemente, que formo parte de una Asociación de Orientación Familiar, cuesta mucho sacar los cursos. Lo que siempre he recibido por parte de los padres y madres de mi alrededor es una sensación de estar perdidos, y estas esa desorientación, que prefieren delegar la educación de sus hijos en terceras personas. Aunque en la presentación del estudio se digan otras cosas.

En cuanto a las nuevas tecnologías, por un lado tenemos tenemos que “el 54% de los hogares españoles se comunican con su familia por medio del Whatsappy a la vez nos encontramos que “el 45% de los hogares españoles considera que las nuevas tecnologías están empeorando las relaciones familiares”.

A la vista de todos esto… ¿cómo se puede entender esta posible dicotomía? Desde mi óptica personal creo que es necesario tener claro que las nuevas tecnologías nos pueden servir como un buen aliado, a la hora de educar a nuestros hijos pero es condición “sinecuanum” conocerlas para no dejarnos avasallar por ellas.

¿Y cómo llevarlo a cabo? Básicamente…, conociendo el dispositivo que vamos a comprar o dejaremos en manos de nuestros allegados o hijos (características, posibilidades, etc ), utilizando alguna guías o manual de dichos dispositivos, dando a conocer los riesgos del uso de Internet, redes sociales, mensajería, etc., y sobre todo…, evitando el aislamiento de la persona que vive por y para las nuevas tecnologías, en definitiva, facilitando la sociabilidad de los nuestros.

De todas formas ese empeoramiento de las relaciones familiares, deben de ser atribuidas más a las personas que a las maquinas.