Lo mejor es tu formación, tu ejemplo y las ganas de ayudar a tus hij@s.

Publicada en Publicada en Educación

Que las “Nuevas Tecnologías” han venido para quedarse, creo que ya casi nadie lo pone en duda, otra cuestión es cómo afrontar esa permanencia en el tiempo. Lo que si es cierto, es que existe una gran preocupación por parte de muchos padres (y madres), los cuales no saben cómo compaginar la utilización de esas Nuevas Tecnologías, con medidas que protejan de una forma efectiva a sus hijos de los posibles riesgos que la utilización de esas tecnologías conlleva.

Y cuando en una conversación, ya sea esta en el ámbito familiar, cómo entre amigos, surge esta preocupación, casi siempre…, “alguien”, hace referencia a los “filtros de contenido” o “software de control parental”. ¡Es más!, para algunos de esos mismo padres, el problema se acaba cuando alguien le aconseja que se instale uno de los citados elementos. Pero creo que la cuestión no se soluciona tan fácilmente.

No obstante, primero, creo que sería interesante, ¿preguntarse qué es un filtro de contenido? Básicamente, es un software o programa que se crea para “controlar” que “contenidos queremos que se puedan ver en casa”, aunque especialmente lo que hacemos es restringir el acceso a páginas web, como pueden ser las que contengan pornografía, que en algún sentido se justifique el terrorismo, o aquellas donde se abogue por la anorexia y la bulimia y que son conocida por paginas “pro-ana” y “pro-mia”. (Aquí os dejo un enlace a la sección “Recursos para la familia”, donde dejamos información al respecto)

¡Pero ojo!, el que se instale un software de estas características, no quiere decir que hayamos solucionado el problema. ¡No!, sólo que en un momento determinado, cierto contenido no llegara a la pantalla de nuestros PC o dispositivo electrónico. Y es que aquí como en cualquier faceta de la educación, los padres y madres, hemos de tomar la iniciativa y ser ejemplo para los nuestros.

Iniciativa que debe de estar basada en lo que Pedro Paolo Oliveira, director de Netfilter denomina las cuatro “E”…., Estudiar, Educar, dar Ejemplo y Exigir(se). De hecho no hace mucho, impartiendo una “sesión de orientación familiar” en un colegio, en un momento determinado preguntes a los padres… ¿Cuántas horas al días estáis conectados a internet, por medio del PC, la Tablet o el Smartphone?…, ¿no podéis invertir al menos media hora en formaros para luego ayudar a vuestros hijos a la hora de navegar por internet? Quizás hallan personas que esto de media hora les parezca un auténtico esfuerzo, pero os puedo asegurar de que si cada día invertimos un tiempo parecido a este, pronto obtendremos un nivel aceptable de cara a poder educar a nuestros hijos en temas relacionados con las nuevas Tecnologías e Internet.

¡De todas formas!, cada familia es un mundo, y cada uno sabe lo que tiene en casa, pero si te sirve de algo en mi casa, utilizamos el filtro de OpenDNS, que entre otras cuestiones es muy fácil de instalar, es gratis y se configura en un “plis-plas”. Pero recuerda, lo mejor es tu formación, tu ejemplo y las ganas de ayudar a tus hijos.