Es necesario que se produzcan cambios en los estilos de vida digitales de las familias

Publicada en Publicada en Comunicación, Sociedad Digital

Leí no hace mucho, que las TIC´s, (es decir, las tecnologías de la información y comunicación) son el “conjunto de servicios, redes, software y dispositivos que proporcionan la informática y sus tecnologías asociadas –telemática y multimedia– así como los medios de comunicación social (“medios de comunicación masivos”) y los medios de comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico”.

Y por lo tanto, no han de ser vista ni como buenas, ni como malas, e incluso hay quien duda, que puedan ser consideradas neutras. Al fin y a la postre, nos topamos ante expresiones mi parecidas a las que en su día, escuchábamos con respecto a la televisión y al video. En este terreno, poco se ha avanzado.

Si embargo, los más jóvenes utilizan los smartphones e Internet, de una forma “cuasi-masiva”. ¡Pero!, en ese uso desmedido que se hace tanto de los smartphones, tabletas como de Internet. Es necesario hacerles entender, que la vida virtual, no debe separarse de la vida real. Y ahí, los padres tenemos mucho que decir.

Primero, hemos de educar con el ejemplo. Y es que hemos de dar “testimonio del valor y sentido de la vida”. De esta forma las chicas y los chicos comprenderán de una forma más clara que las acciones en la vida virtual, traen consecuencias en la vida real. Un ejemplo muy significativo puede ser el ciberacoso.

Ya lo digo psicóloga y socióloga Sherry Turkle Lo que la tecnología permite no siempre es lo que alimenta el espíritu humano”. En su momento se dejo fascinar por la tecnología, pero con los años ha descubierto con cierto “horror”, que estamos “conectados pero a su vez solos” y esto ha de cambiar.

Si eres capaz de reflexionar a partir de las palabras de Turkle, quizás en esa reflexión surjan interrogantes como los siguientes… ¿Hemos ganado en humanidad?, ¿ese crecimiento tecnológico ha ido acompañado de un crecimiento personal?, ¿qué tipo de persona sale de todo esto?, ¿qué cambia en la sociedad?…, como veras las cuestiones son muchas y variadas.

Y en todo este maremágnum de cuestiones tecnológicas, las familias deben de ser conscientes de que “la red”, ¡Internet!, es una plaza pública donde todos nos retratamos. Muchas veces, ¡cada vez más!, a través de los comentarios vertidos en los blogs, en Twitter, Facebook, etc., los usuarios “amparados en el anonimato” insultan, siembran el odio, en definitiva el hombre se radicaliza y se hace más animal. Prueba de ello, son los recientes y tristes hechos acaecidos a raíz de la muerte de un torero en Twitter y Facebook.

Es necesario que se produzcan cambios en los estilos de vida ¡sobre todo!, en la familias, que son la célula básica de la sociedad, aunque esta sea una sociedad digital.