Hemos de repensar la familia.

Publicada en Publicada en Familia

No hay otra cosa sobre la faz de la tierra que a la vez levante tanta admiración como discusión a partes iguales. Me estoy refiriendo a la “familia en general”, sin definición y sin desarrollo. De hecho es la institución más valorada, ya caigan un sol de justicia, o como se suele decir “chuzos de punta”. Quizás esta sea la parte más clara y unánime a la hora de tratar a la familia. Y por ello decidimos la pasada semana, llevar a nuestro programa de radio-A Contracorriente1– “la familia”.

Pero salgamos un poco de esta bahía, lugar de remanso y tranquila-en términos marineros-. Y pongamos rumbo al mar de la sociedad. Una sociedad que en los dos últimos siglos a variado bastante, ¡es más!, yo diría que se ha transformado radicalmente como del día a la noche. Pero vayamos por parte.

Y es que nadie me negará que desde hace un tiempo para atrás, existe un debate en la sociedad de índole antropología donde diferentes corriente o visiones han dado su opinión al respecto. Donde los evolucionista dejan su impronta, sobre todo apoyados en el progreso que hemos alcanzado desde la revolución industrial y que ha transformado la familia tradicional-la anterior a la Revolución industrial-, en la moderna o nuclear.

Otra visión es la que se apoya en el ciclo vital humano y que tanto daño a hecho dejando acampar a sus anchas al individualismo. De hecho, la familia para esta visión, no tiene razón de ser. Sólo existen dos elementos el individuo y el estado. Y para terminar la visión que contempla el ciclo vital de la familia y que donde el eje central es la propia familia. Y es que la familia se transforma aunque permanece.

A raíz de todo estos podemos hablar de familia tradicional, moderna o nuclear y sus “derivados”, monoparentales, extensas, etc. Pero cada vez que se habla de familia surge el termino “familia natural”

En cuanto a la familia natural, aquí hay mucha tela que cortar-esta vez en términos textiles-. Sin ir más lejos, no hace tuve la oportunidad de leer un articulo de Juan Manuel Burgos Velasco y que lleva por titulo “¿Es la familia una institución natural?”, en el mismo se hace una reflexión sobre esa forma de expresar la familia.

Y esa reflexión se hace con un punto de partida, la siguiente definición…

“La familia es una institución natural que existe antes que el Estado o cualquier otra comunidad, constituye la célula básica de la sociedad y se conforma como elemento angular del desarrollo.

La familia está fundada sobre el matrimonio, unión intima de vida, complemento entre un hombre y una mujer, constituido por un vinculo formal y estable, libremente contraído,, públicamente afirmado y al que se le ha confiado la transmisión de la vida.

El matrimonio responde a la estructura personal del ser humano, que se expresa en la diferencia y la complementariedad sexual entre el varón y la mujer, de tal manera que, mediante la unión de los esposos se puede generar una nueva vida.

El matrimonio no es el resultado de la cultura, de la historia o de los dictados del poder, sino que pertenece a la propia naturaleza humana y permite que el ser humano se realice en el amor y se realice como persona”.

Como dice el profesor José Pérez Adán-sociólogo-, se hace necesario…, “repensar la familia”.

1Debajo de esta entrada tiene el podcats del programa.

Guardar