La justicia ha prevalecido.

Publicada en Publicada en Educación, Familia

Que la izquierda en España siempre se la ha tenido jurada a la Escuela Concertada y en particular a la Educación diferenciada, ¡eso!, no es un descubrimiento. Y que cada vez que ha podido le ha hecho la vida imposible, a estas alturas de la historia a nadie sorprende.

¡Es más!, con la llegada del Comprimís en Valencia con el PSOE y de este último en Aragón, en estas Comunidades Autónomas, los padres que llevan a sus hijos a centros concertados lo están pasando mal, debido sobre todo, a la amenaza de no renovación de los conciertos y por lo tanto el cierre de unidades y la perdida de puesto de trabajo correspondiente.

Por otro lado, la Junta de Andalucía, sigue ere que ere con la diferenciada. ¡Son ya muchos años a la greña! Y cada vez que pueden le pegan un sartenazo a estos colegios. A la vista de todo esto, la expresión “Libertad de enseñanza”, deja de tener sentido para muchos padres afectados y ciudadanos de bien, que ven con impotencia todo este “guirigay”.

Sin embargo, parece que esto va a sufrir un cambio de rumbo. O al menos, eso es lo que se desprende de la sentencia dada hace unos días, pues el Tribunal Supremo, que por fin se ha decido a dar la razón a los padres de un colegio de Sevilla. Mucho se ha tenido que luchar para que “la justicia haya prevalecido” y en palabras del Supremo “este modelo educativo -el de educación diferenciada- es compatible con el principio de igualdad que consagra la Constitución”.

El Alto Tribunal afirma que “es plenamente conforme con el principio de igualdad consagrada en el artículo 14 de la Constitución y con las normas internacionales” y que este modelo de escuela, no puede ser considerado discriminatorio por razón de sexo.

¡Por fin!, parece que se ve el fin del túnel en este tema, el cual llevamos arrastrando tantos años en España. A su vez espero, que este sea el camino para que en Andalucía, Valencia, Aragón y el resto de España por fin la concertada pueda vivir en paz con la Escuela Pública, a la que guste o no apoya acogiendo los alumnos que la pública no puede asumir por diferentes motivos.

De todas forma, este no va a ser un camino fácil, pues ahora en Murcia, por ejemplo, son los sindicatos de la pública-todos-, los que se oponen al intento de la Consejería de Educación –dirigida por el PP- de ampliar conciertos en Bachillerato y FP. Y todos alegan, que se pone en riesgo plazas de la Escuela Pública.

De todas formas, creo que al igual que yo, habrá muchos padres que se pregunten¿Para cuándo, los padres podremos elegir a que centro llevar nuestros hijos?, ¿Para cuándo, poder elegir entre un centro Público, Concertado o Privado?, ¿Están difícil poder realizar esto?

Desde luego con la clase política actual sinceramente, ¡lo veo muy complicado!