En ningún momento pretendo dogmatizar.

Publicada en Publicada en Acoso, Educación, Familia

Desde luego ya hacía falta que escribiera algo en este blog, el cual tengo un poco abandonado. Pero sin embargo hoy me he topado con una noticia que no tiene desperdicio. Una noticia que nos enseña lo bajo que puede caer el ser humano.

Resulta que entrando en algún de los periódicos digitales de los que suelo visitar diariamente, encontré esta noticia…, “Unas madres celebran la expulsión de un niño con asperger del aula” He de reconocer que el titular, ya es atrayente de por sí, pero se hace bastante “indignante” la lectura de la misma, la cual tiene origen en Argentina.

Pero vayamos entrando en materia. Resulta que un grupo de madres Argentinas, se congratulan en “WhatsApp” del cambio de aula de un chico con Asperger. Por lo que se puede leer en las captura de la citada aplicación, los hijos de estas señoras, estaban siendo sometidos por un tirano. Sobre todo a la luz de los comentarios que realizaron una vez supieron del cambio de aulas del chico. Aquí tenéis algunos de ellos…

“-¡Al fin una buenísima noticia. ¡Era hora de que se hagan valer los derechos del niño para 35 y no para uno solo!”

“-Qué bueno para los chicos! Que puedan trabajar y estar tranquilos”

“-Un alivio para los nuestros. Ahora esperemos se haga oficial”.

Y es que parece ser que llevaban tiempo “presionando al centro escolar”, para que dieran el paso del cambio de aula del chico.

Según el centro escolar llevaba trabajando con el chico cuatro años y no encontraban las estrategias pedagógicas adecuadas, al final optaron por el cambio. Lo raro aquí es que no se reconoce por parte del centro las presiones del resto de padres.

Yo no tengo hijo con Asperge, pero si tengo uno con TDAH y otro con TANV (Trastorno de Aprendizaje No Verbal), y te puedo asegurar amigo lector, que de por sí ya es un vía crucis el vivir en casa con ciertos trastornos, como para que no te lo pongan fácil en la sociedad.

Pues es súper exigente, frustrante y decepcionante la mayoría de las veces el intentar interactuar con todos los agentes que intervienen en la educación de ellos. Pero más indígnate es si cabe lo ocurrido, pues parece que todos los padres del aula han firmado y presionado para que así fuera.

¿Es que nadie tiene empatía con este chico y su familia?, ¿Nadie conocer aunque sea de pasada que es el Asperger?, ¿Y el Centro Escolar? ¿Qué ocurre con él? ¡La verdad!, son muchas las preguntas que surgen alrededor de este caso. Desde luego, huele a podrido.

A la vista de todo lo visto, se puede afirmar sin miedo que estas familias argentinas, y su centro escolar, aun no conocen la Educación “Inclusiva”. Pero incluso que es más grave, creo que estamos ante un déficit de entendimiento de lo que es la educación en sí. Y es que da igual que hablemos de educación “Inclusiva” o “normal”. Pues aquí, como siempre suelo decir, es vital, que la relación Familia-Colegio sea estrecha y continua, sin descuidar el entorno social.

Con estas líneas, en ningún  momento  pretendo dogmatizar, pero si me gustaría que hubiera un antes y un después de la noticia. Y hacer ver a cuantas personas visiten esta entrada, se planteen la siguiente cuestión…, ¿cómo actuaria ellos si fueran familiares del chico discriminado? Que verdad es…, “que mientras el problema no pase de las puertas de casa, no es nuestro problema”.

2 comentarios en “En ningún momento pretendo dogmatizar.

  1. Falta mucho por hacer, empezando por nuestro hogar, pasando por la escuela y llegando hasta la.sociedad en general. Lo más triste de la noticia es que esté alentado por los padres, padres de hijos que a saber si mañana no están al otro lado y les toca beber su propia medicina porque la empatia no ha sido educada desde pequeños y como bien dices, Paco, mientras el problema no pase las puertas de mi casa, no es problema.
    Es muy triste y debe hacernos reflexionar, porque estamos fallando como padres y mucho!

    1. Efectivamente Silvia, muchos padres-y por su puesto otras tantas madres-, actúan de este modo. Y es un problema, pues luego viene el Estado y por culpa de los anteriore, tratan al resto como los primeros.
      Se tiene que acabar eso de que si el problema no cruza la puerta de mi casa, no es mu problema.
      Gracias por tu comentario Silvia

Los comentarios están cerrados.