Educación

Pacto por la Educación (I)

Publicado el

El domingo 18 de febrero, el periódico La Verdad, dedico en su edición de papel “un especial sobre educación”, y en particular al Pacto Nacional por la Educación. Aunque en honor a la verdad fue una serie de propuesta de diferentes miembros de la comunidad educativa-profesores, padres, representantes de la universidad-, además de representantes de algunos partidos políticos y sindicatos.

La respuesta es amplia pues cada uno de los interpelados hizo tres propuestas. De entrada me alegro de que el periódico tenga iniciativas de este tipo, pero a la vez he de decir, que me ha sorprendido el que no se contará con ningún representante de colegios de educación diferenciada. Y aunque sea una opción no muy querida en este país-sobre todo por los partidos de izquierda-, creo que deberían de haber aparecido como una opción más.

Dicho esto, me gustaría comentar algunas cuestiones que han salido en dicho “especial”.

Cuando se toca el tema del Pacto Educativo, ya sea a nivel de Estado, como a nivel autonómico, siempre salen unos temas recurrentes.

A saber:

  • La financiación de la educación y por lo tanto los recortes.
  • Reforzamiento del papel que debe tener la escuela pública.
  • El papel de la escuela concertada con respeto a la pública.
  • El derecho de las familias a elegir el centro escolar.
  • La gratuidad de los libros de texto.
  • La formación del profesorado y su correspondiente cualificación ante la diversidad de alumno.
  • La cuestión de la clase de religión y la escuela laica, siempre propuesta por la izquierda.

Sin embargo, he de reconocer que surgieron otros temas que no son nada desdeñables y que considero al menos enumerar, y más cuando apenas son propuestos para su estudio o debate.

Por ejemplo:

  • Autonomía pedagógica.
  • Plan sobre el Acoso Escolar
  • Construcción de una escuela inclusiva.
  • Exclusión de las ideologías de la escuela.

Pero lo que no consigo entender de ninguna manera y la verdad me gustaría que alguien me lo aclarará, es la cuestión de esa guerra por parte de algunas personas que defienden “a capa y espada” a la escuela pública y desean la desaparición de la escuela concertada. Y luego en el colmo de la paranoia… piden “autonomía pedagógica” en los centros de enseñanza. ¿Cómo se come eso?

Esas mismas personas hablan de “libertad de cátedra” para sus clases, pero no quieren que otras opciones pedagógicas como es la educación diferenciada exista en este país. ¡Basta ya!, de política barata. ¿Dónde está el derecho que nos ampara en el artículo 27 de nuestra Constitución en sus diferentes apartados?, ¿o es necesario recordarlo?

Por si a alguien se le ha olvidado, aquí le dejo los apartados del citado artículo:

  1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
  2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
  3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
  4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
  5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
  6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.
  7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.
  8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.
  9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.
  10. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.

De momento lo dejo aquí, pues la lista de temas a tratar es amplia y no se agota en una simple entrada de este blog, prometo seguir dando la guerra en este tema de la educación.