Sumergiéndonos en el tanv.

Nadie me negara que las madres suelen tener como “un sexto sentido”, a la hora de detectar algo extraño en sus vástago, ya sean estos, algun tipo “de problema o trastorno”. Aquí, como en muchas cosas, nos ganan por goleada a los padres. Y por desgracias con bastante frecuencias suelen dar las primeras voces de alerma. No obstante no es mi intención descubrir aquí y ahora, “las virtudes del sexo femenino”, sino más bien, hablar de un trastorno que muchas personas desconocen, y que incluso muchos profesionales, jamas han escuchado hablar de él. Me estoy refiriendo al Trastorno de aprendizaje no verbal, más conocido…, por ¡TANV!, y del que vengo escribiendo un poco más últimamente en este blog.

Pero vayamos entrando en las profundidades del TANV. Y que nos hace estar ante personas que suelen tener dificultades a la hora de comprender “emocionalmente” el tono de la voz de su interlocutor, de reconocer y transmitir sus emociones, de saber cuando intervenir en una conversación, e incluso de no saber como afrontar un cambio brusco en su rutina, producido por un inconvenite o causa sobrevenida que lo saca de su quehacer diario.

Pero los problemas no son del índole social y emocional, también lo son, en el campo de la psicomotricidad, de la atención, se rinden fácilmente ante la dificultad y su autoestima suele ir casi siempre por los suelos. Como podrás ver amiga o amigo lector, este trastorno no “es cualquier cosa”.

Entonces me dirás…, ¿donde esta origen de todo esto? La cosa parece apuntar al hemisferio derecho del cerebro y a como procesa todo lo emocional. De hecho gracias a él (al hemisferio derecho), entendemos las metaforas, soñamos, y creamos. En definitiva, es el encargado de trabajar toda la información viso-espacial y a su vez se encarga de “comprender” todo lo relacionado con la emoción. Cómo se puede ver este hemisferio, capta la información “no verbal” que recibimos.

Por todo ello, y salvando las distancia, aun a riesgo de escribir una “burrada”, se hace necesario por parte de los que rodeamos a una niña, o niño, e incluso adulto con TANV, el que tengamos altas dosis de cariño, paciencia, y tener claro que nos vamos a encontrar con personas que tarde o temprano sufrirán algún tipo de secuestro emocional, y si no les hemos enseñado a construirse a si mismo y ha saber encausar en la medida de lo posible sus sentimiento, todos lo pasaremos muy mal.

Al igual que el TDAH, u otro tipo de trastorno, es necesario una labor coordinada entre la administración pública , sobre todo desde el ámbito sanitario y educativo, ademas de asociaciones que arropen a las familias.

Se hace necesario una serie de estrategias que nos ayuden a trabajar en la linea que estamos describiendo. Por ejemplo apoyarnos en cierta medida en las nuevas tecnologías, para apoyar los procesos cognitivos, enseñar a distinguir lo importante de lo superficial o irrelevante. Animarles a que hagan deporte, para que de esta forma puedan mejorar su psicomotricidad, pero ¡por favor!, primero como ayuda a su persona y luego si las mejoras lo permiten, en el campo de la competición.

Y he dejado para el final, dos cuestiones de mucha importancia (al menos para mí), me refiero, a “la construcción de si mismo” y “las habilidades sociales”. Con respecto al primer punto, he de aclarar, que si es un tema de vital importancia en personas “sin trastorno”, no te quiero decir…, cuanto ha de ser considerado en las personas con TANV.

Si en la sociedad actual, existen un problema de identidad en las personas, sobre todo en los más jóvenes, ¿que puede ocurrir en un joven con tanv? Hemos de ayudarles a que desarrollen su autoestima, a que construyan su “yo”, y sean capaces de desarrollar su interior, sus emociones, su ser.

En cuanto a las habilidades sociales, es necesario edificar sobre lo anterior, para que de esta forma, sepan relacionarse con los que les rodean y puedan convivir con ellos de una forma adecuada.

0 comentarios

También te puede interesar.

Autor: Prian Ferreira, Francisco

22 junio, 2016

“Que bueno, que apareciste Chris”

“Que bueno, que apareciste Chris”

Los que sigáis con cierta frecuencia este blog, sabéis, que tengo una sesión dedicada al Trastorno de Aprendizaje No Verbal, más conocido por TANV. También conoceréis, que, durante los últimos cuatro años, he tenido un cargo de responsabilidad en la Asociación...

Rompiendo el circulo vicioso

Rompiendo el circulo vicioso

En mi anterior entrada con respecto al TANV, ya comenté a los lectores, que este trastorno, que no solamente tiene el hándicap del desconocimiento parte de la mayoría de los profesionales que de algún modo debía de saber de su existencia, sino que...

Perdidos

Perdidos

Siempre existe un punto de partida a la hora de afrontar los problemas, es decir, siempre existe un lugar, un momento, un instante donde lo que parecía un túnel sin salida, de repente tiene salida. Y esto es lo que en cierto modo nos ocurrió cuando tuvimos la...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies