Todos somos conscientes de la situación existente hoy en día en España y en el mundo con respecto a la pandemia que nos asola. Cada día nos levantamos con nuevos brotes y más cerca de una posible segunda ola. 

En nuestra querida Región de Murcia, ya tenemos una población como la de Totana en confinamiento, y no se para de rumorear que otras como Lorca, Mazarrón o algún que otro barrio de la ciudad de Murcia pueden ser confinados. A todo esto, hemos de unir los continuos llamamientos a la responsabilidad de los ciudadanos por parte de las autoridades en general.

Con este panorama, recientemente todas las AMPAS regionales y locales de la Región, se han unido para hacer un ejercicio de responsabilidad y pedir a la Consejería de Educación y a la Federación de Municipios, un comienzo del curso escolar “seguro”.

Ante las perspectivas existentes de cara al comienzo del nuevo curso y pese al Plan de Continuidad Educativa y la guía sanitaria, que recientemente se ha publicado por parte de la Consejería de Educación, las AMPAS, no lo tiene claro.

De hecho, esta bitácora entrevistó hace unas semanas a Toni García Arias (director de un colegio público en San Javier), y a la pregunta de… ¿Cómo se planteaba el comienzo del nuevo curso con el tema de la pandemia? La respuesta era la siguiente…

Como si tuvieras que encajar una figura cuadrada, en una base redonda… Es absolutamente imposible… es imposible encajar todas las directrices de sanidad en un centro educativo, porque no se pueden cumplir ni la mitad de las indicaciones que te dice sanidad.”

Es por ello, que “la preocupación existente” entre las diferentes AMPAS, tenga una base solidad. “Preocupación”, que se convierte en un ejercicio claro de responsabilidad, el cual se refleja en las propuestas que semanas atrás hicieron llegar a la Consejería de Educación y que básicamente son estás:

  1. Distancia de seguridad entre alumno de al menos 1,5 metros.
  • Turnos de tarde y mañana para los mayores de 14 años.
  • Utilización de otros espacios público para los alumnos de infantil y primaria.
  • Una coordinación adecuada de la Consejería de Educación con los Ayuntamientos.
  • Contratación de más profesores.
  • Garantías de distanciamiento en comedores y transporte escolar, sin que haya merma en estos servicios.
  • Maximizar la higiene y desinfección de los espacios comunes en los centros educativos.
  • La cantidad con la que se ha dotado a los centros inicialmente para afrontar los gastos que conllevan los materiales de higiene preventivo necesarios para cumplir con los protocolos correspondientes, es insuficiente.
  • Un plan concreto que contemple las posibilidades de un nuevo confinamiento total, confinamientos parciales, temporales o por centros, siempre manteniendo la educación como escudo frente a la brecha de la desigualdad, asegurando el mantenimiento de la educación digital: dotación de material digital a las familias que lo necesiten, formación de alumnado y profesorado en la herramienta tecnológica necesaria, garantizando así, de ser necesario, un alto nivel de jornadas lectivas no presenciales.

No obstante, a fecha de hoy, y según se nos decía ayer tarde en rueda de prensa por parte de las AMPAS, la Consejería no ha dado señales de vida, y no ha respondido hasta el momento.

Desde está bitácora, expresamos nuestro apoyo a las AMPAS en su preocupación por el incierto comienzo de curso escolar que se avecina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *