Tras su rueda de prensa, se reunieron con ella y les transmitieron su malestar por el anuncio de las medidas sin haber mantenido previamente una reunión con las FAPAS, pese a haberse comprometido personalmente a hacerlo antes de día de ayer. Las familias somos una de las patas del sistema educativo y no se nos ha permitido participar ni proponer en la elaboración de las medidas anunciadas

Entendemos que el escenario ha cambiado en estos dos meses, que los datos de contagiados aumentan y es difícil prever a corto o medio plazo, pero eso no debería haber impedido el diálogo y contacto permanente con representantes de toda la comunidad educativa.

Las Federaciones exigimos presencialidad siempre que la situación sanitaria lo permita, y en caso contrario, que se articulen las medidas necesarias para que no afecte al alumnado, que no genere desigualdad ni brechas educativas, que no afecte laboralmente a las familias y no suponga una merma en sus ingresos o un riesgo de perder el empleo.

Es por ello, que han pedido que cualquier medida educativa que suponga la tele-formación deba ir acompañada de medidas de CONCILIACIÓN.

Por otro lado, el próximo martes 25 de agosto mantendrá una reunión con la Consejera de Familia para tratar el tema de la conciliación de las familias, las ayudas a estas y las medidas que tienen previstas con el nuevo escenario que se plantea a partir de septiembre.

Las Federaciones de AMPAS de la Región de Murcia lucharemos para defender la equidad, el derecho a la educación, los derechos de los menores y, por las circunstancias, el derecho a su salud. En esta situación, los padres somos los representantes de los niños, somos su voz y estamos obligados a luchar por ellos, pues han sido los grandes olvidados de la pandemia.

La escuela pública es el lugar de compensación de desigualdades y la Consejería debe velar por los alumnos de la Región, ningún alumno debe quedar atrás. Además, queremos pedir a las familias que, durante este tiempo, mantengan y demuestren toda la precaución y responsabilidad para que se pueda facilitar, con las mejores condiciones posibles, el próximo inicio de curso.