Los que sigáis con cierta frecuencia este blog, sabéis, que tengo una sesión dedicada al Trastorno de Aprendizaje No Verbal, más conocido por TANV. También conoceréis, que, durante los últimos cuatro años, he tenido un cargo de responsabilidad en la Asociación Nacional de Afectados por el Trastorno de Aprendizaje No verbal, conocida como TANV España.

A su vez durante este tiempo he tenido junto a mi esposa, la oportunidad de hablar en público sobre el TANV. Público que ha podido ser, un pequeño grupo de padres y madres, algún que otro profesional de la educación, ya sea profesor, orientador, especialista o incluso periodistas de algún medio de comunicación, una vez finalizada la reunión de turno con algún responsable político.

Han sido situaciones que a veces nos han llevado al límite, pero éramos conscientes de que teníamos que dar a conocer un trastorno invisible. Por otro lado, no es menos cierto, que si tienes un personaje público diagnosticado de ese mismo trastorno, la cosa puede ser más fácil.

Eso es lo que posiblemente esté pasando desde hace unos días para atrás, dónde una revista norteamericana “The Hollywood Reporter”, nos habla sobre un actor de moda, que recientemente ha sido diagnosticado de TANV. Me refiero al actor Chris Rock.

De hecho, ha trabajado en un sinfín de películas, éntre las que destacan… “De incompetente a presidente, El clan de los rompehuesos o Top Five”, pero yo personalmente lo recuerdo por

dos en particular, ya que trabajaba con dos actores que a mí me encantan. El primero es el incombustible Mel Gibson, con el que trabajó en “Arma Letal 4” y con el magnífico “Sir Anthony Hopkins” en “9 Días”.

The Hollywood Reporter, realiza una entrevista a Rock, el cual va desgranando parte de su vida desde su infancia hasta lo más reciente de su vida. Sin embargo, yo voy a intentar centrarme en lo que dice de su trastorno.

Tal vez un espectador externo que no sepa del TANV, le pueda chocar que un adulto no haya aprendido a nadar y lo haya hecho a los 55 años. Muy posiblemente, la causa sea una dificultad de psicomotricidad gruesa y fina, dificultad, que en este trastorno suele estar muy presente.

Otra dificultad, de la que nos habla Rock es el lenguaje no verbal, y como ya sabemos, la comunicación en un 80% es… “No verbal”. Eso implica… Ser muy literal a la hora de interactuar con los que nos rodean.

Pero la cosa no queda aquí, el tema social es básico para estas personas que apenas tienen amigo y que en el colegio pueden sufrir bullying. Si a esto le sumas un componente de racismo, el cóctel está servido.

¿Entonces que puede tener de bueno el que este actor anuncie su trastorno? Pues que las personas diagnosticadas de TANV y sus familias, se puedan identificar con él y a su vez, él, les sirva de referente a todos ellos.

Y todos podamos decir… “Que bueno, que apareciste Chris”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *