septiembre 5

En ningún momento pretendo dogmatizar.

Desde luego ya hacía falta que escribiera algo en este blog, el cual tengo un poco abandonado. Pero sin embargo hoy me he topado con una noticia que no tiene desperdicio. Una noticia que nos enseña lo bajo que puede caer el ser humano.

Resulta que entrando en algún de los periódicos digitales de los que suelo visitar diariamente, encontré esta noticia…, “Unas madres celebran la expulsión de un niño con asperger del aula” He de reconocer que el titular, ya es atrayente de por sí, pero se hace bastante “indignante” la lectura de la misma, la cual tiene origen en Argentina.

Pero vayamos entrando en materia. Resulta que un grupo de madres Argentinas, se congratulan en “WhatsApp” del cambio de aula de un chico con Asperger. Por lo que se puede leer en las captura de la citada aplicación, los hijos de estas señoras, estaban siendo sometidos por un tirano. Sobre todo a la luz de los comentarios que realizaron una vez supieron del cambio de aulas del chico. Aquí tenéis algunos de ellos…

“-¡Al fin una buenísima noticia. ¡Era hora de que se hagan valer los derechos del niño para 35 y no para uno solo!”

“-Qué bueno para los chicos! Que puedan trabajar y estar tranquilos”

“-Un alivio para los nuestros. Ahora esperemos se haga oficial”.

Y es que parece ser que llevaban tiempo “presionando al centro escolar”, para que dieran el paso del cambio de aula del chico.

Según el centro escolar llevaba trabajando con el chico cuatro años y no encontraban las estrategias pedagógicas adecuadas, al final optaron por el cambio. Lo raro aquí es que no se reconoce por parte del centro las presiones del resto de padres.

Yo no tengo hijo con Asperge, pero si tengo uno con TDAH y otro con TANV (Trastorno de Aprendizaje No Verbal), y te puedo asegurar amigo lector, que de por sí ya es un vía crucis el vivir en casa con ciertos trastornos, como para que no te lo pongan fácil en la sociedad.

Pues es súper exigente, frustrante y decepcionante la mayoría de las veces el intentar interactuar con todos los agentes que intervienen en la educación de ellos. Pero más indígnate es si cabe lo ocurrido, pues parece que todos los padres del aula han firmado y presionado para que así fuera.

¿Es que nadie tiene empatía con este chico y su familia?, ¿Nadie conocer aunque sea de pasada que es el Asperger?, ¿Y el Centro Escolar? ¿Qué ocurre con él? ¡La verdad!, son muchas las preguntas que surgen alrededor de este caso. Desde luego, huele a podrido.

A la vista de todo lo visto, se puede afirmar sin miedo que estas familias argentinas, y su centro escolar, aun no conocen la Educación “Inclusiva”. Pero incluso que es más grave, creo que estamos ante un déficit de entendimiento de lo que es la educación en sí. Y es que da igual que hablemos de educación “Inclusiva” o “normal”. Pues aquí, como siempre suelo decir, es vital, que la relación Familia-Colegio sea estrecha y continua, sin descuidar el entorno social.

Con estas líneas, en ningún  momento  pretendo dogmatizar, pero si me gustaría que hubiera un antes y un después de la noticia. Y hacer ver a cuantas personas visiten esta entrada, se planteen la siguiente cuestión…, ¿cómo actuaria ellos si fueran familiares del chico discriminado? Que verdad es…, “que mientras el problema no pase de las puertas de casa, no es nuestro problema”.

noviembre 1

El resultado puede llegar a ser lo mejor.

Recientemente he tenido la oportunidad de impartir una charla en un centro educativo publico a petición de la directora del mismo, para en la medida de lo posible contribuir a la erradicación, o al menos reducir en la medida de lo posible el acoso escolar (El Bullying).

En la citada “charla” como no podía ser de otra manera, enumeré los roles de este problema, es decir, los personajes que en algún momento participan, ya sea de forma pasiva o activa en esta aberración que es el acoso escolar.

Normalmente y debido a las característica del Bullying, se suele hablar de la victima y de las consecuencias que este sufre y que puede perdurar en el tiempo llegando a darse el caso de que una victima ya de adulto, tenga que acudir al psicólogo.

Pero, cuantas veces nos preguntamos los padres…, ¿y si mi hija o mi hijo es el agresor?, ¿o que puede llevar a un niño o niña a esto?

Es evidente que a nadie le atrae la idea de que su hija o su hijo sea un acosador escolar. Da como dicen en mi tierra…., “un poco de repelús”.

Por ello, deberíamos de interesarnos en como detectar si “mi vástago” es un acosador o lo puede ser en potencia. De hecho nos puede orientar…, una posible falta de empatía, el no ser capaz de controlar su ira(cuestión que últimamente esta un poco fuera de sitio en algunos chicos o chicas), ser un irreflexivo, a la vez de que es incapaz de saber resolver conflictos, no tener limite, etc. De todos modos ¡cuidado!, puede ser que nosotros seamos de ese mismo modo de ser. En educación, el ejemplo es vital, pero también puede ser ejemplo para mal.

Cómo podrás ver, son bastantes las conductas que nos pueden indicar si ocurre algo. Algo que nos pueda llevar a pensar de que nuestro hijo tiene muchas papeletas para ser un acosador. ¡Pero ojo!, con esto no quiero decir que lo vaya a ser, pero tampoco podemos decir lo contrario. No obstante, procura ser todo lo ejemplar que puedas, pues es aquí y no en otro lugar donde tenemos la llave para poder trabajar todo lo que hemos comentado en el párrafo anterior.

En definitiva, es encauzar todas estas conductas de tal modo que el chico o la chica aprenda a saber convivir con normas, y con los demás. Y la mejor solución a mi modo de ver, es el llevarlos a realizar actividades deportivas…, y hacer posible en deportes de equipo. Deportes donde se trabaja el respeto al contrario, al compañero, el espíritu de lucha, la comunicación, la lealtad, la tolerancia, la cooperación, la amistad, etc., la lista puede ser muy larga, pero el resultado, puede llegar a ser lo mejor.

En definitiva, es una forma de pulir su carácter y forma de ser, pero repito, esta opción debe de ser un complemento a lo que se le de en casa…, de tal forma que sepamos educar en valores dando criterio a la hora de actuar adecuadamente, y en la medida de los posible nuestros hijos sepan asumir su responsabilidad en virtud de sus acciones.

Categoría: Acoso, Familia | Comentarios desactivados en El resultado puede llegar a ser lo mejor.
octubre 9

Son cosas de niños.

El pasado jueves (6 de octubre del presenten año), en el programa que tengo el honor de dirigir y presentar, en “esRadio de la Región de Murcia” y que lleva por nombre “A Contracorriente”, tocamos el tema del “Acoso Escolar.”

Y pese a que el equipo del programa teníamos claro desde un principio, que el tema a tratar no se podría abarcar en su totalidad no eramos consciente de la trascendencia del mismo. De hecho una vez finalizado, pudimos comprobar que nos habíamos quedado cortos, muy cortos. Y todo ello por varias cuestiones que intentare explicarte.

Sin ir más lejos en “redes sociales”, hubo algún que otro comentario que nos hacia llegar el mensaje de la necesidad de realizar otro programa que ampliará lo ya dicho al respecto. Pero lo que más nos ha convencido, es lo acaecido en Palma de Mallorca. Esa brutal paliza a una niña de ocho años, en el patio del Colegio, por una manada de…..“ ”(los comentarios los dejo a tu juicio)

Lo curioso de todo esto. Es que cuando ocurren noticia como la que estoy comentando, la sociedad “se rasga las vestiduras” y se lleva las manos a la cabeza preguntándose…, ¿cómo puede ser?, ¿porque ocurre?, etc. La cascada de preguntas pude ser tan extensa como las personas que se lo planteen.

En el transcurso del programa el Dr. D. Iñaki Piñuel Doctor en Psicología, psicoterapeuta, escritor e investigador especializado en temas de acoso, lo decía, “alto y claro”, a la hora de responder a mis preguntas.

Pero yo, me voy a centrar en tres cuestiones que creo que tiene una vital importancia de cara a luchar contra esta lacra que es el “acoso escolar” o bullying.

Primero el problema psicológico. El mismo doctor apuntaba que existen persona que de niño o de niña, sufrieron “acoso” y despues de los años siendo ya adultos, necesitan seguir acudiendo a un especialista. En palabras del Dr. Piñuel…,“existen adultos que aun sufren las secuelas del acoso escolar”. Y esto, apenas se comenta en los medios de comunicación cuando se habla de acoso. ¿Realmente somos conscientes de ello?

El segundo punto, también en palabras del citado Doctor son muy significativas…,“existe un pacto de silencio para no decir las cifras reales” y para que te hagas una idea del problema amiga o amigo lector, te paso algunas de las cifras que se dan en el último estudio de la Fundación Mutua Madrileña y Fundación Anar. Estudio que se centra más en el ciberacoso, una variante de acoso muy acorde con la época que vivimos.

La edad media de inicio del Bullying en los niños se encuentra a los 10 años y medio y en la niñas a los 11 y medio. ¡Pero cuidado!, se han dado casos de acoso a partir de los 5 años y medio según este estudio. Y el tipo de bullying que se realiza ve desde el “insulto”, hasta lo que te puedas imaginar. Los más usado en porcentaje son…, Insultos (80%), Golpes, patadas (49%), empujones (22%). Y esto es lo que se deduce de las llamadas que recibe el teléfono de la Fundación ANAR (900 20 20 10).

Y con respecto al lugar de los “hechos”, la mayor actividad se produce en las aulas escolares (más del 50%), en el recreo o patio del colegio (32%), a la entrada y salida del centro escolar (15%), podríamos seguir, pero creo que esta pequeña muestra ya es significativa.

En cuanto al tercer punto de las declaraciones del Doctor Piñuel, son las relacionadas con la actitud de la Comunidad Educativa, ya que para él…, “existe un pacto de silencio con respecto al acoso”.

¡De hecho!, más de una familia se queja de la actitud de muchos directores de centros, equipo directivo y algún que otro tutor, de poner en duda las palabras de los padres y alumnos cuando denuncian casos de posible acoso. Se suele mirar para otro lado y se suele apelar a que son “cosas de niños”

Categoría: Acoso | Comentarios desactivados en Son cosas de niños.