diciembre 27

¿Influyen las series de TV en los adolescentes?

Preparando mi intervención semanal en un programa de radio, me topé con una noticia titulada “¿Influyen las series de TV en los adolescentes?”. ¡Por cierto!, si no quieres leer el informe y la nota de prensa que se publicó en su momento, aquí te dejo el enlace al canal de you tube de FAD, en el mismo han colocado un video explicativo de los resultados del estudio

La citada noticia, de entrada alentaba de la debilidad de muchos padres en la ciudad de Madrid a la hora de gestionar la televisión que los adolescentes visionan al cabo del día.

Por otro lado el autor de dicho artículo, hacía referencia a los comentarios realizados a propósito del estudio llevado a cabo por varias instituciones de la ciudad de Madrid sobre “el asunto”, por el conocido periodista “Joaquín Arozamena”, actualmente profesor de la Universidad Francisco de Victoria, y que nos deja alguna que otra “perla” de comentario.

En respuesta a la siguiente afirmación; un 78,4% de los adolescentes aseguran que sus padres conocen lo que ven.

El citado periodista responde: “Algunos padres se quejan, pero no dan el mejor ejemplo. Piden a sus hijos que no vayan al botellón, pero cuando ellos dan una cena en casa se toman cinco whiskies. O sugieren que no vean telebasura y ellos mismos están enganchados. Es el recurso típico de querer matar al mensajero. Habría que preguntar a estas personas si hablan con sus hijos, y además de eso, si tienen credibilidad ante ellos”

Arozamena, se descuelga con algún que otro comentario. Comentarios que quizás compartamos o no, pero creo que en parte lleva algo de razón. Los padres hemos de ser ejemplos para nuestros hijos y muchas veces podemos hacer muchos más con nuestros ejemplo que con nuestra palabras. Pero para ello hemos de ser fuertes a la hora de tener que cortar algún tipo de programa. Decía un amigo mío, “que lo que mancha a un niño mancha a un viejo”

En el citado artículo, se habla de nuevos patrones a la hora de ver la Televisión, patrones que desde la mayor de las humildades comienzan a pasar factura en muchas casas. Entre otros destaca;

  • Las televisiones ya no están tan solo en el salón, ahora se encuentran en las habitaciones de los mayores (padres) y de los pequeños (hijos).
  • Los padres se sienten derrotados, pues no es solo es el tema Tv, sino que desde internet se puede acceder a los mismo contenidos televisivos a través de teléfonos inteligentes.
  • Hay familias que permiten que sus hijos tengan conexión internet en su habitación.
  • Los jóvenes “tienen el mando”, ellos deciden que programación ver y los mayores acceden.
  • Lo único positivo si se puede decir de este modo, es que se pide una programación de calidad.

Lo que es claro y evidente, es que los padres nos hemos de poner las pilas y como dice alguien en unos de los comentarios de noticia que estamos comentando, es necesario que lleguemos a CONOCER A NUESTROS HIJOS  y de esta forma contribuiremos a la hora de sus educación y pondremos los medios para que estén capacitados y puedan decidir por sí mismo en todo momentos.

Categoría: Educación, Televisión | Comentarios desactivados en ¿Influyen las series de TV en los adolescentes?
diciembre 19

¿Nos puede ayudar la crisis a educar a nuestros hijos?

Es una pregunta que me ha surgido de la lectura de un blog que suele visitar de vez en cuando. ¡Es más!, el mismo título de la última entrada de ese blog me dio la idea tanto del tema –tema para escribir esta entrada, como para poner el titulo sobre la marcha-, y es que corren tiempos muy difíciles y duros.

Recortes, recortes y más recortes han llevado a muchas familias a situaciones de auténticos dramas tanto familiares como humanos. Situación que con las Navidades ya sobre nuestras cabezas hace que miremos a los más desfavorecidos “los niños”, ellos terminan sufriendo las consecuencias de toda esta locura llamada “crisis”.

Y supongo que será muy difícil explicar a un chaval, que este año las Navidades van a ser muy duras y quizás apenas se les pueda regalar nada, ¡ya que en casa no entra ni un euro! Sin embargo, creo que para aquellos pocos que tengan la fortuna de poder seguir recibiendo regalos como si nada, tienen una oportunidad de oro de ser educado en la sobriedad y en la generosidad.

Todos deberíamos de aprovechar el momento y ser sobrios a la hora de celebrar la Navidad y más ahora que las circunstancias no pueden echar una mano. Como se suele decir, “la ocasión pintan calva

Ya hace años, los especialista en educación aconsejaban y no se cansaban de decir, que teníamos que educar a nuestros hijos para que fueran “sobrios, austeros, etc.,” en la medida de lo posible, ¡y me explico!, tal como se nos plantea en la entrada “Me lo pido, me lo pido”, lo chavales lo quieren todo… ¿Es justificable el comprar todo lo que piden y quieren?, ¿hasta qué punto tengo obligación de darle todo eso y más?

Y que mejor momento para aprovechar y “educar en la voluntad” a nuestros hijos. Que sepan dejar de lado los caprichos y sepan discernir entre “deseo, apetecer y querer”. Si somos capaces de que ello lleguen a distinguir entre esos conceptos, habremos ganado mucho de cara a su futuro.

Pero para que la voluntad coja cuerpo en el ser de nuestros hijos, es vital que esta, sea reforzada por las virtudes. Virtudes humanas como “la constancia, la perseverancia, la tenacidad, la puntualidad” que hace salir de su interior “la fortaleza” que es el autentico motor de la voluntad. Ya sé que habrá quien me pueda echar en cara la situación de muchas familia a la que me he referido anteriormente, pero es que hemos estado mucho tiempo quejándonos de que a los hijos se lo hemos llegado a dar todo y no se le ha negado nada, hasta tal punto hemos llegado, que lo que hemos conseguido es “crear auténticos egoístas”, por no decir “auténticos monstruos” en algunos casos.

Te puedo asegurar que he conocido familias que hace muchos años, cuando la cosa iba más que bien, les decían a sus hijos; “ya sabes en casa un regalo, en cada casa de los abuelo un regalo” y nada más. Y por cierto el juguete aquel que ya no juegas con él y que tienes en buen estado, lo limpiamos, lo arreglamos y vamos a regalárselo a un niño que no tenga la posibilidad de conseguir uno de ningún tipo.

De esta forma esa familia además de controlar la cuestión de las “peticiones”, enseña en la generosidad, que tampoco viene mal.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en ¿Nos puede ayudar la crisis a educar a nuestros hijos?
octubre 19

Los ámbitos de la educación

A nadie sorprende que la sociedad haya sufrido una fuerte evolución, sobre todo debido entre otras cosas, a la pérdida de valores y desmoronamiento de muchas de las ideas  tradicionales, los nuevos modos de entender lo antiguo. E incluso la aparición y dictadura de las nuevas tecnologías que han llevado a la aparición de lo que se ha dado en llamar la sociedad del conocimiento. Sociedad que también es conocida por “educadora”

Esta “sociedad educadora” es el fruto de la confluencia de una serie de factores o ámbitos donde el hombre interactúa con sus iguales. En primer lugar tenemos la familia donde el nacimiento, la afectividad, los sentimientos producen la estabilidad del hombre.

El segundo ámbito es el colegio, que complementa las funciones de la familia en las funciones educativas. Y en tercer lugar lo que se ha dado en llamar la “calle”, el entorno que me rodea en todo momento y que no sea el familiar o el escolar.

A priori la conjunción de todos ellos, nos lleva a la afirmación de que todos educan. Y donde el nexo de unión es el propio “educando”. Pero es evidente, que por las características de los diferentes ámbitos, la familia es el punto de referencia inicial.

Pero conseguir que la familia sea el punto de partida, es necesario conocer adecuadamente la dimensión educativa que tiene la familia como tal. Es necesario un estudio lo más detenido posible sobre la familia como ámbito educativo.

Para este estudio lo primero que hemos de tener claro lo que quiere decir Educación que “crecer como persona”. Y como tal es un desarrollo, un proceso, que requiere tiempo. Ése tiempo, es el día a día donde se aprende a ser persona y también ser familia. Esto es educación.

Lo que si debe de quedar claro, es que los padres –y madres- somos los primeros responsables de la educación de nuestros hijos.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en Los ámbitos de la educación