octubre 30

Regalar móvil… ¿sí?, ¿no?

Un tema recurrente en la sociedad actual, es hablar del uso que hacemos del smartphone y en especial del que hacen los más jóvenes de la casa. Y es que, para los que visiten con cierta frecuencia este blog, tendrán más que comprobado lo anteriormente citado.

El debate llega a tal punto, que no es desdeñable escuchar a más de un padre o madre, decir, no puedo con mi hijo, “está todo el día pegado a móvil”. Incluso el debate tecnológico ha llegado a la escuela, sobre todo a la hora de la utilización de tabletas y dispositivos tecnológicos en general, aunque en la gran mayoría de centros educativos se tiene prohibido el uso de dispositivos como los móviles.

Ante este panorama, ya comienzan a surgir voces de profesionales cualificados que nos ponen sobre aviso y nos dicen cosas como, abro comillas… “No deberíamos dar a nuestros hijos un teléfono móvil como regalo”. De nuevo, abro comillas “El adolescente conoce los riesgos de internet, pero a veces ese conocimiento le hace sentirse falsamente seguro”. Son aseveraciones de Charo Sádaba, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra e investigadora en cuestiones relacionadas con las Nuevas Tecnologías (NN.TT.) y los jóvenes.

Y es que a estas alturas del partido-por decirlo en términos futbolísticos-, nadie se sorprende de lo que esta ocurriendo. Los jóvenes han conectado de tal manera con las NN TT, que no hay vuelta atrás. Estas, han venido para quedarse.

Y como nos dice Sádaba en unas de sus charlas, estamos ante el reto de formar a los smartusers, de forma que seamos capaces de formar usuarios inteligentes a la hora de utilizar los citados dispositivos. Usuarios del smartphone que en la mayoría de los caso comienzan a manejar un teléfono inteligente entre los 7 y nueve años.

En definitiva es conseguir que los usuarios de los móviles inteligentes hagan un uso reflexivo y crítico del dispositivo que tiene en sus manos. Máxime cuando nos encontramos en una época donde la Inteligencia Artificial (AI), y el reconociendo facial, entre otras tecnologías, van avanzando a pasos agigantados y son ya parte de nuestras vidas.

Como se puede ver, es un trabajo que implica a todas las capas de la sociedad, desde la administración hasta los padres y por tanto tiene sus pros y sus contras. Se hace necesario que los padres nos pongamos las pilas, siendo más conscientes de lo que esto implica. Un mayor nivel de formación y compromiso por nuestra parte.


Aquí os dejamos la participación en A Contra Corriente en esRadio Murcia de Charo Sádaba: