noviembre 11

Menos mal que nos autorregulamos

La última entrada en este blog, ¡la recordaras!, hablaba sobre la “autorregulación” de los medios de comunicación y como se había desarrollado en España en los últimos años desde su implantación después de su firma. Si mal no recuerdo, un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos, nos servia de referencia. Y al final de dicho estudio, en sus conclusiones, se daban una serie de cifras que hacían palidecer a cualquier persona con algo de sentido común.

Pues bien, hoy tengo que contar muy a mi pesar que las citadas cadenas siguen haciendo de las suyas. En especial los chicos de “La Sexta”.

Me explico. Anoche junto con mi esposa hicimos una visita familiar a casa de una hermana de mi mujer. La citada hermana tiene tres hijas que van desde los dos a los siete años. Después de hacer algo de zapping, descubrimos que en la citada cadena iban a proyectar “Bolt”, hasta aquí nada destacable, pero en uno de los intermedio de la película, los señores de la sexta se descolgaron con un anuncio de lubricantes “Durex”, con  escenas implícitas de sexo. Es evidente que las imágenes que allí salen no son las más adecuada para que las visualice un amplio número de jóvenes y sobre todo los más pequeños de la casa. Lo considero todo un desatino y más cuando ellos consideran esa banda horaria de alto riesgo un fin de semana.

En definitiva, siempre terminamos con lo mismo. ¿No habíamos quedado que se iba a regular la cuestión para defender a la infancia? Desde luego con esta perspectiva de la autorregulación vamos apañados y más teniendo en cuenta que la película se proyecto a la 21:30, hora que suele estar con más de un chaval viendo la tele.

 

Categoría: Televisión | Comentarios desactivados en Menos mal que nos autorregulamos
noviembre 5

La Autorregulación

Hasta el momento hemos estado trabajando en esta web sobre “los mass medias” en cuanto a su relación con la familia y más especialmente el tema de internet y el uso de las nuevas tecnologías. Sin embargo, hoy quiero apuntar en la dirección de un medio que hasta la llegada de internet, el móvil, la tablet, etc., tenía el monopolio de atracción de la familia. Me refiero a la televisión o “caja tonta” como muchas personas la han conocido.

Y ha de reconocer que la presente entrada viene como consecuencia de estar suscrito a un boletín de información del Instituto de Ciencia de la Familia de la Universidad de Navarra, que de vez en cuando edita y en el cual da información sobre la familia y todo lo relacionado con ella. En el citado boletín hacia referencia a un estudio independiente de la Universidad Rey Juan Carlos a propósito de la autorregulación de las cadenas de televisión.

Por todo ello, me puse manos a la obra y fui buscando la información pertinente para de alguna forma hacerte llegar una información interesante para ti amig@ lector.

Todo el proceso de autorregulación podemos decir que comienza el 24 de marzo de 1993, cuando las grandes cadenas de televisión firmaron el “CÓDIGO DE AUTORREGULACIÓN SOBRE CONTENIDOS TELEVISIVOS E INFANCIA“. Convenio que desde este blog os facilitamos para que todo aquel que lo desee pueda tenerlo, leerlo y luego saque sus conclusiones. Actualmente están adheridas TVE, Antena3, Telecinco, Cuatro, Forta, Veo, Net Tv y La Sexta. Aunque también hemos de decir que Antena 3 se ha comido a la Sexta, y Telecinco a Cuatro, pero casi funcionan por libre las absorbidas.

Por otro lado, existe una web donde podemos tramitar nuestras reclamaciones al respecto. Esta es www.tvinfantil.es , en ella podemos rellenar un formulario y presentar tu queja. Junto a la ya citada, podemos encontrar un enlace dentro de tvinfantil a la web de Autocontrol. La citada web “tvinfantil”, emite un informe sobre las reclamaciones presentadas.

Lo que más me sorprende del citado informe es el número tan bajo de reclamaciones existentes en el último informe, nada más que 75 y de ellas se han aceptado tan sólo 6. La verdad es que yo no lo tengo tan claro, ¡es más!, tengo mis dudas de que realmente el código de autorregulación funciones y más con las franjas horarias de protección que ellos mismos han decidido establecer. Pero si quiere perder un poco más el tiempo, te  propongo la lectura del estudio independiente de la Universidad Rey Juan Carlos, y que ha sido el causante de escribir esta entrada. Sus conclusiones te pueden dejar “algo tieso”, y más, si ha conseguido leer todo lo que le he facilitado hasta el momento.

No obstante, es necesario que los padres realicemos un autentico trabajo de supervisión. La televisión no puede seguir siendo la nana de nuestros hijos, realmente, ningún medio de comunicación o ningún tipo tecnología que nos puede sustituir.

Sólo una cuestión más para terminar. Planteémonos que tipo de televisión queremos ver o utilizar en casa, pues actualmente tenemos dos modelos muy definido. La televisión en abierto, y la televisión “por cable” o en paquete ofrecido por un operador que a mí personalmente me sigue sin convencer, ya que es más de lo mismo y a veces tampoco sabes que es lo que vas a ver. Habrá que seguir buscando la manera de hacer un uso adecuado de la Tv.

Categoría: Televisión | Comentarios desactivados en La Autorregulación