diciembre 7

La pornografía deforma la realidad.

Nadie puede negar que después de cuatro décadas la sociedad a cambiado profundamente. Tal ha sido el cambio, que prácticamente se puede decir que ya no la conoce “ni la madre que la pario”, recordando una triste frase de un político español.

Y en esa transformación, sobre todo en los últimos años, las “Nuevas Tecnologías” han tenido un peso muy importante. Por ejemplo, en la cuestión de la pornografía.

Hace años, para poder acceder a la misma, prácticamente tenías que pasar por el kiosco de la esquina para comprar alguna revista o publicación. Con las Nuevas Tecnologías, esa cuestión ya paso a mejor vida.

Los datos son rotundos y dejan bien a las claras lo que tenemos delante… y son cifras de 2010 publicadas por Online MBA: “El 12% de los sitios web en Internet son pornográficos, lo que equivale a 24.644.172 sitios”. Y cada segundo que pasa alrededor de “28.258 usuarios de Internet están viendo porno”. De hecho, en los Estado Unidos el consumo de la pornografía que mueve la friolera cifra de 2.500 millones de dólares anuales. Eso tan solo en EEUU.

Al margen de los datos, y lejos de pensar que el acceso a la pornografía es cuestión de adultos, existen diversos estudios que demuestran lo contario, y dejan bien a las claras, que un porcentaje muy alto de gente joven-casi un 34%-, entre los diez y los diecisiete años afirman que tiene muy fácil el acceder a contenidos sexual online.

Sin ir más lejos en mi último programa de “A contracorriente”, nos confirman…, que en España la edad en la que los más jóvenes se inician en el consumo de este tipo de contenidos, se encuentra en torno a los once años, y más cuando tanto a chicos, como chicas se les regala un smartphone con nueve o diez como media en nuestro querido país.

Todo lo anterior puede generar una serie de problemas que más tarde que temprano, puede terminar afectando a la persona que consume pornografía, y a su vez… a su familia y por extensión a la sociedad. Y lo triste de todo esto, es que aún hay quien pone esto en duda.

Lo que, si es claro, es que son los hombres quienes consumen más que las mujeres y conforme avanzamos en edad se produce un mayor consumo, ese consumo, produce una dependencia cada vez mayor, además de afecta de una forma muy clara a su cerebro. Y afecta de tal modo, que, llegado el momento no serán capaces de distinguir entre lo que se ve en el móvil, tableta, o pc y la realidad que les envuelve, para ellos, todo es igual. Todo esta dentro de su mundo. Y llegados a este punto… ¿quién sale peor parado?, ¿el hombre?, ¿la mujer? Sin ninguna duda la mujer.

Se produce por parte del hombre hacia la mujer intentos de dominación, discriminación, abuso, violencia, cosificación con el consiguiente desapego. Y podemos encontrar lamentablemente situaciones o casos como “la manada” en las fiestas de San Fermín en Pamplona. Son la punta del iceberg.

En definitiva, se puede afirmar sin miedo, que la pornografía deforma la realidad arrastrando a un lugar de no retorno de quien lo consume, además de llevar a esa persona al fracaso más absoluto.

octubre 30

Regalar móvil… ¿sí?, ¿no?

Un tema recurrente en la sociedad actual, es hablar del uso que hacemos del smartphone y en especial del que hacen los más jóvenes de la casa. Y es que, para los que visiten con cierta frecuencia este blog, tendrán más que comprobado lo anteriormente citado.

El debate llega a tal punto, que no es desdeñable escuchar a más de un padre o madre, decir, no puedo con mi hijo, “está todo el día pegado a móvil”. Incluso el debate tecnológico ha llegado a la escuela, sobre todo a la hora de la utilización de tabletas y dispositivos tecnológicos en general, aunque en la gran mayoría de centros educativos se tiene prohibido el uso de dispositivos como los móviles.

Ante este panorama, ya comienzan a surgir voces de profesionales cualificados que nos ponen sobre aviso y nos dicen cosas como, abro comillas… “No deberíamos dar a nuestros hijos un teléfono móvil como regalo”. De nuevo, abro comillas “El adolescente conoce los riesgos de internet, pero a veces ese conocimiento le hace sentirse falsamente seguro”. Son aseveraciones de Charo Sádaba, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra e investigadora en cuestiones relacionadas con las Nuevas Tecnologías (NN.TT.) y los jóvenes.

Y es que a estas alturas del partido-por decirlo en términos futbolísticos-, nadie se sorprende de lo que esta ocurriendo. Los jóvenes han conectado de tal manera con las NN TT, que no hay vuelta atrás. Estas, han venido para quedarse.

Y como nos dice Sádaba en unas de sus charlas, estamos ante el reto de formar a los smartusers, de forma que seamos capaces de formar usuarios inteligentes a la hora de utilizar los citados dispositivos. Usuarios del smartphone que en la mayoría de los caso comienzan a manejar un teléfono inteligente entre los 7 y nueve años.

En definitiva es conseguir que los usuarios de los móviles inteligentes hagan un uso reflexivo y crítico del dispositivo que tiene en sus manos. Máxime cuando nos encontramos en una época donde la Inteligencia Artificial (AI), y el reconociendo facial, entre otras tecnologías, van avanzando a pasos agigantados y son ya parte de nuestras vidas.

Como se puede ver, es un trabajo que implica a todas las capas de la sociedad, desde la administración hasta los padres y por tanto tiene sus pros y sus contras. Se hace necesario que los padres nos pongamos las pilas, siendo más conscientes de lo que esto implica. Un mayor nivel de formación y compromiso por nuestra parte.


Aquí os dejamos la participación en A Contra Corriente en esRadio Murcia de Charo Sádaba:

Categoría: Familia, Radio, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Regalar móvil… ¿sí?, ¿no?
enero 18

Niego la mayor.

Acabo de ver en The Family Watch, uno de mis portales de referencia, un video de “Orange” donde varias familias hablan del uso de las llamadas nuevas tecnologías en su casa. Y se intenta hacer una comparativa entre la época de los padres cuando eran adolescentes y la de sus hijos. Al menos yo lo veo de ese modo.

Dos familias representadas por un padre o una madre y un hijo, además de una abuela que escucha la conversación y en un momento determinado se incorpora al sofá donde se encuentra su hija o su hijo y su nieto.

La idea básicamente es la de querer presentar ambas épocas como dos épocas en su base iguales, aunque difieran las tecnologías. Se pretende vender la idea de que el enganche de los nietos no difiere del enganche de los padres de estos a la TV y algunas series de su época como adolescente.

Sinceramente creo que el experimento no es válido, aunque a los chicos de “Orange”, les interese lo contario, o cuanto menos yo lo veo inapropiado. Aunque también no es menos cierto que se apuntan cosas interesantes y que si son oportuna de considerar y que yo desde estas líneas intentaré dar respuesta, aunque es imposible que sea con todas las cuestiones que se plantean en poco más de cuatro minutos.

De partida…, ¿se puede considerar la televisión de hace unos veinte años una tecnología como la del actual Internet? Creo que no, primero por el tipo de recurso que tenemos delante en cada época. Segundo porque el tipo de comunicación que me ofrecía la televisión en aquella época se puede considerar demasiado “unilateral”. Cuestión que en Internet es más compleja y no tan simple.

De hecho y siguiendo esta cuestión de la comunicación podríamos detenernos en comentar como los jóvenes actualmente contempla esta cuestión. Cómo consideran la comunicación y en particular la conversación entre individuos, de tal forma que en el libro de la psicóloga y socióloga la norteamericana Sherry Turkle “En defensa de la conversación”, se pueden ver muchos ejemplos muy significativo. A continuación, un ejemplo:

“Trevor, ventaseis año”, maestro del phubbing, el arte de hablar con otras personas sin levantar los ojos del teléfono…, en un momento determinado le dice a la Turkle…, ¿La conversación? Murió en 2009.

Lo cierto de todo esto, es que el video del cual te he hablado al principio de esta entrada da para mucho, para ver como era el ocio hace veinticinco o treinta años y como lo es ahora. Para ver cómo era la relación entre padres e hijo y compararla con la actual. Sólo que tendría que invertir mucho en escribir y por lo tanto la presente entrada se haría eterna. Pero si podemos hacer una cosa si todos los que visitéis esta entrada y veáis el video, dejéis un comentario. De esa forma si podríamos comenzar un hijo de comunicación atreves del blog y que podría saltar a cualquiera de las redes sociales en la que estoy.

No obstante, me gustaría deja bien claro, que también existen cuestiones muy positivas en el video pues no es menos cierto de que las nuevas tecnologías como son llamadas dan juego para que lo miembros de la familia, se conozca, conversen, se diviertan y vivan la vida de una forma “dos punto cero”. Todo es cuestión de que nos lo propongamos y los nuestros nos acompañen en esa aventura.

Te paso algunos temas para iniciar un dialogo en el hilo de cometarios: Uso del smartphone y tableta para el estudio, el comentar mi vida en redes sociales-desde que me levanto hasta que me acuesto-, colgar fotos de mis hijos, etc.

 

Categoría: Ocio, Redes Sociales, Sociedad Digital, Televisión | Comentarios desactivados en Niego la mayor.