enero 18

Niego la mayor.

Acabo de ver en The Family Watch, uno de mis portales de referencia, un video de “Orange” donde varias familias hablan del uso de las llamadas nuevas tecnologías en su casa. Y se intenta hacer una comparativa entre la época de los padres cuando eran adolescentes y la de sus hijos. Al menos yo lo veo de ese modo.

Dos familias representadas por un padre o una madre y un hijo, además de una abuela que escucha la conversación y en un momento determinado se incorpora al sofá donde se encuentra su hija o su hijo y su nieto.

La idea básicamente es la de querer presentar ambas épocas como dos épocas en su base iguales, aunque difieran las tecnologías. Se pretende vender la idea de que el enganche de los nietos no difiere del enganche de los padres de estos a la TV y algunas series de su época como adolescente.

Sinceramente creo que el experimento no es válido, aunque a los chicos de “Orange”, les interese lo contario, o cuanto menos yo lo veo inapropiado. Aunque también no es menos cierto que se apuntan cosas interesantes y que si son oportuna de considerar y que yo desde estas líneas intentaré dar respuesta, aunque es imposible que sea con todas las cuestiones que se plantean en poco más de cuatro minutos.

De partida…, ¿se puede considerar la televisión de hace unos veinte años una tecnología como la del actual Internet? Creo que no, primero por el tipo de recurso que tenemos delante en cada época. Segundo porque el tipo de comunicación que me ofrecía la televisión en aquella época se puede considerar demasiado “unilateral”. Cuestión que en Internet es más compleja y no tan simple.

De hecho y siguiendo esta cuestión de la comunicación podríamos detenernos en comentar como los jóvenes actualmente contempla esta cuestión. Cómo consideran la comunicación y en particular la conversación entre individuos, de tal forma que en el libro de la psicóloga y socióloga la norteamericana Sherry Turkle “En defensa de la conversación”, se pueden ver muchos ejemplos muy significativo. A continuación, un ejemplo:

“Trevor, ventaseis año”, maestro del phubbing, el arte de hablar con otras personas sin levantar los ojos del teléfono…, en un momento determinado le dice a la Turkle…, ¿La conversación? Murió en 2009.

Lo cierto de todo esto, es que el video del cual te he hablado al principio de esta entrada da para mucho, para ver como era el ocio hace veinticinco o treinta años y como lo es ahora. Para ver cómo era la relación entre padres e hijo y compararla con la actual. Sólo que tendría que invertir mucho en escribir y por lo tanto la presente entrada se haría eterna. Pero si podemos hacer una cosa si todos los que visitéis esta entrada y veáis el video, dejéis un comentario. De esa forma si podríamos comenzar un hijo de comunicación atreves del blog y que podría saltar a cualquiera de las redes sociales en la que estoy.

No obstante, me gustaría deja bien claro, que también existen cuestiones muy positivas en el video pues no es menos cierto de que las nuevas tecnologías como son llamadas dan juego para que lo miembros de la familia, se conozca, conversen, se diviertan y vivan la vida de una forma “dos punto cero”. Todo es cuestión de que nos lo propongamos y los nuestros nos acompañen en esa aventura.

Te paso algunos temas para iniciar un dialogo en el hilo de cometarios: Uso del smartphone y tableta para el estudio, el comentar mi vida en redes sociales-desde que me levanto hasta que me acuesto-, colgar fotos de mis hijos, etc.

 

Categoría: Ocio, Redes Sociales, Sociedad Digital, Televisión | Comentarios desactivados en Niego la mayor.
diciembre 15

El mejor producto somos nosotros

A principio de año tuve la fortuna de poder escuchar a “Gustavo Entrala” (te dejo el enlace a su blog) en un seminario en Madrid. Hasta ese momento no sabía quién era y a que se dedicaba. Sin embargo, pronto repare en la persona que tenía delante. Básicamente es la persona que puso a “twittear” al papa y además es un emprendedor, comunicador y triunfador nato.

Lo que más me atrajo de su personalidad arrolladora, es su forma de comunicar y como te arrastra “te pone las pilas”, su intervención llevaba por título “Para cambiar el mundo… necesitas conectar”. Y de ella te quiero hablar.

Es cierto que la conferencia no la escuché ayer, ha pasado algún tiempo, pero creo que es ahora cuando mejor se puede digerir la misma. Estamos en “una apoca” donde la inmediatez, la rapidez, el hacer las cosas ahora, aquí y en este momento nos supera, no permite que reflexionemos mucho. En esa conferencia Entrala, nos pone las pilas a un amplio grupo de personas que nos dedicamos a los demás y sobre todo a padres de familia. Madres y Padres que para mí son auténticos directoras y directores de empresa. Pues cómo suele decir mi mujer, la familia es la mejor empresa que tenemos.

¡Pero!, ¿realmente queremos cambiar el mundo?, ¿en qué dirección?, ¿en qué sentido?, son preguntas que hemos de hacernos, antes de nada. ¡Paremos! Y reflexionemos sobre esto.

En cierto modo lo que Entrala nos propone es que nos convirtamos en personas “influyentes”. Sobre todo, con respecto a los que nos rodean. Y nos propone ejemplos como los de Juan Pablo II, Al Gore, Teresa de Calcuta, Bill Gates o Steve Job, etc.

La lista de personalidades puede ser tan larga como quieras, pero tan solo esta pequeña representación nos puede dar idea de lo que se nos propone. Además, surgen las preguntas…, ¿yo contribuyo a cambiare el mundo?, ¿o cómo lo puedo hacer?, ¿qué necesito para ello?… Sobre todo, autenticidad y coherencia. Hemos de ser capaces de influir en el pensamiento, en el corazón y la vida de todos aquellos que se cruzan en nuestro camino cada día.

En definitiva, es tener un producto que ha de conectar con los demás. ¿Y esto como se logra?, ¿cómo dar salida a nuestro producto?, ¿cómo cambiar el mundo? Entrala nos da una serie de ideas que hemos de ser capaces de poner en práctica.

Uno… PASIÓN.

Dos… EMPATÍA.

Tres… NO SER PEQUÑO.

Cuatro… FORMULAR TU IDEA ADECUADAMENTE

Cinco… SER POSITIVO.

Seis… HAZLO DE FORMA ATRACTIVA.

Siete… HAZTE CONTADOR DE HISTORIAS.

Octavo… FOCALIZAR LO QUE QUIERO.

Noveno… CREA TU NETWORKING.

Diez… NO TENGAS MIEDO A LO QUE HACES.

Once… MEJORA CONTINUAMENTE.

Piensa que muchas veces el mejor producto somos nosotros y nada más. Pero eso tu producto ha de ser elaborado cada día.

Categoría: Comunicación | Comentarios desactivados en El mejor producto somos nosotros
noviembre 10

Bebés vs Moviles

Preparando una intervención en un curso de Orientación familia, que tengo previsto hacer a finales de este mes de noviembre en la ciudad de Murcia, me acabo de encontrar con una noticia que ni mucho menos me ha deja indiferente.
Bajo el título “La mitad de los bebés, con móvil” el periódico “La Vanguardia” se hace eco de un estudio sobre “Tendencias de juguetes y juego en familia en España” que recientemente presentó el Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio (AIJU).
La cuestión no es baladí, nos encontramos en un auténtico proceso de adaptación a las Nuevas Tecnologías, y eso nadie lo discute, es más, se habla ya de una forma clara, de lo que se conoce por la alfabetización mediática. Y quien no tengan un mínimo de alfabetización mediática en estos tiempos, puede llegar a ser visto como -y perdonen la expresión-, un “analfabeto tecnológico”.
Pero al margen de cuestiones de esta índole, una cosa si es clara y evidente, nuestros hijos, sobrinos, nietos, etc.…, pasan más tiempo ante una pantalla que divirtiéndose al aire libre o realizando otro tipo actividad de tiempo libre. Las cifras no fallan más del 50% de los niños entre 1 y 12 años pasan al menos cuatro horas delante de una pantalla. Pero a partir de los once años estas cuatro horas se quedan en nada, se disparan. Es evidente, que el ocio no se plantea ya como antaño. Quedan lejanos aquellos años en que los hijos pasaban más tiempo con sus padres en el campo o realizando actividades al aire libre.
Pero…, ¿Por qué se emplea más tiempo delante de las pantallas?, ¿Por qué un niño de menos de dos años termina con un móvil o tableta en sus manos? Realmente las respuestas más concretas nos las pueden dar los padres, pero algo de verdad tienen estas otras como, por ejemplo: porque molestan menos y nos dejan tranquilos.
No podemos olvidar que el aprendizaje de nuestros hijos implica un desarrollo neurológico, además de la necesidad de moverse y experimentar, pero no solo no quedaremos aquí, pues si seguimos ese proceso madurativo de los chavales, en cierto modo, podremos detectar la posible existencia de algún trastorno o dificultad, pues si se queda en el sitio con la pantalla, poco podremos detectar. Y aquí tienen mucho que decir los juguetes de toda la vida, como por ejemplo las construcciones de madera, los puzles, etc., por destacar algunos en particular. Los chicos tienen que experimentar e interactuar con su entorno. Es vital para su desarrollo.
Si los preadolescente, adolescentes, jóvenes y adultos corremos el riesgo de caer en las garras de la adicción a las nuevas tecnologías, no dudéis de que los pequeñajos van a estar excepto de ello. Ni mucho menos. Además, si me apuráis corremos el riesgo de no enterarnos de esa posible adicción. De todos modos, en los últimos años, la asociación de pediatras norteamericana desaconseja el uso de pantallas por debajo de los dos años.
Los niños tienen que cumplir “plazos”, en las diferentes etapas de la vida. No corramos y dejemos que se desarrollen adecuadamente. Y para terminar eso de que con las pantallas entrenamos el cerebro, yo lo considero una excusa pues toda la vida hemos desarrollado el cerebro con mil actividades y no somos menos inteligente los que hemos crecido sin los magníficos móviles o sus hermanas las tabletas. E
En definitiva, todo esto es cuestión de un uso “razonable” de las Nuevas Tecnologías y nada más, pero sin olvidar los juguetes de toda la vida. ¡Y por cierto!, no hemos hablado nada del juego.

Categoría: Educación, Familia, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Bebés vs Moviles