marzo 21

¿Tan difícil es pararse a pensar si es pertinente o no publicar algo de los nuestros en Redes Sociales?

 

 

Alguna vez en este blog hemos tocados temas como la “Identidad digital, la Huella digital, etc…”, de sus “pros”, de sus “contras”. Y de todo cuanto lo rodea. Cierto es, que han sido contemplados desde la perspectiva de los padres. Es decir, de lo que tenemos que hacer o transmitir a nuestros hijos, para que ellos actúen con criterio y sobre todo con seguridad.

Sin embargo, recientemente he leído en el ““New York Times” en su edición en castellano que la Universidad de Washington junto con la de Michigan han llevado a cabo un estudio con una muestra de 249 parejas de padres-hijos, para ver “la preocupación real”, tanto de padres como de hijos, a la hora de colgar información de estos último en “Redes Sociales” y sorprende, que sean los hijos los más preocupado por todo ello. ¡Es más!, casi tres veces más de hijos que padres, pensaron que en casa deberían de tener alguna serie de reglas, normas o acuerdos, a la hora de que los padres compartieran información en redes sociales. ¡El mundo al revés!

Después de estar continuamente dando directrices a padres para asegurar la navegación de sus hijos en internet, nos encontramos que existe un gran número de padres “jóvenes”, que se dedican a crear perfiles en Redes Sociales de sus vástagos, incluso recién nacidos y a renglón seguido colgar contenido relacionado con sus hijos. De hecho, en donde más se da esto, es en Facebook e Instagram, y casi en la mayoría de los casos se busca “la instafama”

Pero llegado a este punto, no quiero perder ni un minuto, en hablar de la identidad digital, ni de la huella digital. Quiero comentar algunas de las declaraciones de algunos de los chavales de entre 10 y 17 años que han participado en el citado estudio.

Por ejemplo…

“De verdad me desagrada cuando mis padres publican fotos mías en sus cuentas de redes sociales, en especial, después de descubrir que algunos de mis amigos los siguen”.

“Quien me preocupa más es mi papá. No siempre pregunta si puede publicar cosas, así que de inmediato me alejo cuando va a tomar una foto y le pregunto si la va a publicar. O, si no, me doy cuenta después porque un amigo vio algo mío en su Instagram y entonces tengo que pedirle que lo borre.”

Criticamos que “no son capaces de guardar su intimidad” y a la primera oportunidad que tenemos…, se la destrozamos, ¡además sin contar con ellos!

“Definitivamente conozco gente cuyos padres publican cosas que desearían que no fueran públicas. Había una chica en mi clase, y su madre le abrió una cuenta de YouTube para presumir cómo canta”

A veces parece que nuestros hijos…, “nos van a sacar de la pobreza y nos van a solucionar el futuro con sus habilidades y capacidades”. Como veras, son tres ejemplo los que te acabo de poner sobre estas líneas, pero podrían se muchos más.

De todas maneras, Dios me libre de juzgar a estos padres, pero si continuamente, estamos recordando los riesgos que implica colgar algo en la red, ¿cómo surgen padres que se olviden de todo ello y lleven a cabo cuestiones como las comentadas? Se nota que el sentido común cada día esta menos presente en la sociedad que nos ha tocado vivir. ¿Tan difícil es pararse a pensar si es pertinente o no publicar algo de los nuestros en Redes Sociales?

Categoría: Redes Sociales, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en ¿Tan difícil es pararse a pensar si es pertinente o no publicar algo de los nuestros en Redes Sociales?
enero 27

Efecto de red

Muchos padres suelen tener cierta preocupación por el tiempo que su hijo pasa o puede pasar conectado a Internet, ya sea por medio de tabletas, PC´s, smartphone, etc. ¡Es una preocupación real!, y si me apuras.., hasta comprensible.

¿Pero cuantos llevan a cabo un control real de esas horas?, ¿cuantos de nosotros nos paramos a controlar el tiempo que estamos conectado a Internet?, ¿a nuestra red social preferida?, ¿alguna vez amiga o amigo lector has decido que tiempo vas a esta enganchado?… Como podrás comprobar son una serie de cuestiones que quizás jamas te hayas planteado…, o tal vez si, no lo se.

Sin embargo dos tipo, el primero llamado Gregor Hochmuth -uno de los primeros responsables de Instagram- yllamado…, Jonathan Harris -todo una artista de los dato y demás historias-, han creado un “algo” llamado “Network Effect”.

¿“Network Effect”?, ¿Qué es eso de Network Effec? Es una reflexión como la denominan sus creadores, dos auténticos “gurús”, como ya te he comentado anteriormente. La verdad es que personalmente yo no sabría que decirte al respecto, lo único que te puedo decir es una cosa…, cuando visitas esta página tienes la sensación de estar perdido, de no saber donde estas y te llegas a preguntar…¿qué leches hago aquí si no me estoy enterando de nada?

La verdad es que e intentado de varias maneras explicar lo que es este proyecto y al final he llegado a la conclusión de que lo mejor, es que te lo cuenten los autores del proyecto. De entrada…, “es el efecto de explorar en la Red el efecto psicológico de utilizar Internet por la humanidad.”

“Al igual que la propia Internet, el proyecto es efectivamente sin fin”, ya que contiene unos “10.000 vídeos, 10.000 frases habladas, noticias, tweets, cuadros, gráficos, listas, y millones de puntos de datos individuales, todo ello presentado en un entorno de visualización de datos de diseño clásico.” Podríamos seguir haciendo un corta/pega, pero creo que es más ético dejarte un enlace al proyecto y que tu decidas.

Pero además de esa locura de datos y vídeos, sólo podrás esta dentro del proyecto 8 minutos y siete segundo, tiempo que se hará realidad, siempre y cuando visites el proyecto desde una “IP Española”, ¿y por que ese tiempo y no otro? Porque el proyecto define los tiempos de permanencia en él, en función de la esperanza de vida del país. En el caso Español, la media de edad en 81,2 años. Pasado eso ocho minutos y algo, no se te permite seguir conectado y tendrás que dejar pasar 24 horas para poder acceder de nuevo.

En conclusión, ¿qué se busca?, ¿qué se pretende con este proyecto? Sobre todo hacernos ver que el diseño de las redes sociales no nos permiten abandonar la aplicación la mayoría de las veces cuando deseamos, al contrario, por su diseño y su estructura, siempre ocurre algo que hace que nos quedemos más tiempo del que teníamos previsto a priori.

Tal vez haya personas que tienen una gran fuerza de voluntad y son señores de si y abandonan Internet cuando lo desean, pero otros más bien no.

Categoría: Redes Sociales, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Efecto de red