mayo 27

La nueva verdad vs la verdad.

Si te digo términos como “Fake News”, y “Posverdad”, muy posiblemente los conozcas o al menos te suenen. Además de ser expresiones demasiado usadas en la actualidad, son un autentico problema por lo que implican. De hecho, en España se ha creado un proyecto denominado “Newtral”,  donde la cabeza visible es la periodista Ana Pastor. 

De todos modos, no voy a pararme en este proyecto, realmente me inspira poca confianza y no solo por quien lo dirige, sino por como se han planteado algunas noticias que a la postre se han demostrado cierta intención a la hora de confirmarla. No obstante, como todas las cosas, se necesita su tiempo para que funcione adecuadamente. No obstante Gustavo Entrala, creo que dedica alguna entrada a este proyecto.

Pero volvamos a las “Fake News” y la “Posverdad”. Y aunque estoy seguro de que conoces lo que quiere decir Fake News. Te lo voy a recordar. Son noticias falsa -bulos-, que son difundido por algunos medios de comunicación y lo único a lo que nos arrastra es a la desinformación. Lo triste de todo estos, es que muchas veces los propios medios de comunicación han sido incapaces de contrastar la información. Y eso en periodismo es básico para tener un mínimo de prestigio.  Y se ha llegado a tal punto, que en más de un país han tenido que promulgar leyes anti-bulos.

¿Y que podemos decir al respecto del termino “Posverdad”? Según el “director de Fundéu, Darío Villanueva, la Posverdad quiere decir que las aseveraciones dejan de basarse en hechos objetivos, para apelar a las emociones, creencias o deseos del público”, es decir, genero “mi verdad”. En definitiva, estamos ante una hija del relativismo. Pero si es cierto que con la llegada de Tramp a la presidencia de los Estados Unidos y el referéndum del Brexit este termino puede haber llegado a su cenit. 

Pero el fenómeno Posverdad se produce debido a que existe una zona, en la que la verdad colisiona con la Ideología y esta -la verdad-, termina cediendo a la precesión que produce la ideología. Con ello, llegamos a una manipulación atroz de la verdad y de la noticia con todos los riesgos que ello conlleva. Y entre esos riesgos aparece el desprestigio de los expertos ya que son cuestionados por simples personajes sin formación adecuada. 

Lo que, si es cierto, es que estamos en una época donde todo es puesto en cuestión. Se ha conseguido convertir lo imaginario en real. Se ha conseguido llegar a tal punto, donde lo real y lo imaginario se difuminen de tal forma que somos incapaces de distinguir una cosa y la otra. Y sobre en esta época donde Internet y las nuevas tecnologías son el referente social. Una época donde todo es a base de clic.

junio 2

El viejo sueño de ser Dios.

Nadie puede negar que el pasado siglo XX, fue el siglo de las ideologías. Y entre esas ideologías nació una llamada “Transhumanismo” y que “básicamente”, propone la superación de la naturaleza humana tal cual la conocemos, es más, sinceramente creo que ni siquiera sus defensores tienen claro a donde quieren llegar y que hombre quieren conseguir. Sin ir más lejos el filósofo Francis Ford Fukuyama, considera esta ideología como algo “muy peligroso”, pero no sólo él, incluso J. Habermas que está en las antípodas del primero, también cuestiona esta ideología.

De todos modos, los defensores del Transhumanismo lo definen como “un movimiento cultural, intelectual además de científico”, y viene a decir que existe un “deber moral de mejorar las capacidad física y cognitiva de la especie humana” a través de las nuevas tecnologías. Todo ello para en la medida de lo posible “eliminar todo aquello que condiciona al hombre”, ya sea el sufrimiento, la enfermedad, el envejecimiento y llegar a “ser inmortales”.

Quizás todo esto se pueda entender mejor con lo que ellos dicen en la “Declaración de los principio transhumanistas” que comienza con el siguiente párrafo:

“En el futuro, la humanidad cambiará de forma radical por causa de la tecnología. Prevemos la viabilidad de rediseñar la condición humana, incluyendo parámetros tales como lo inevitable del envejecimiento, las limitaciones de los intelectos humanos y artificiales, la psicología indeseable, el sufrimiento y nuestro confinamiento al planeta Tierra”

Se puede decir, que es el viejo sueño del hombre de “ser Dios”. Para ellos, las limitaciones del propio ser humano deben de ser dejadas atrás. Y echan en cara a la sociedad actual su cultura “tecno-fóbica” como ello le llaman –desde luego lo que si es cierto es que en esta sociedad del principio del siglo XXI existen demasiadas fobias-. Incluso no tienen reparos en acudir a la Inteligencia Artificial (IA), como solución a muchos problemas.

Pero la pregunta del millón es… ¿cómo se lleva a cabo todo esto? Básicamente utilizando “todos los medios a su alcance”, haciendo uso de los avances científicos y tecnológicos, ya sean estos por medio de selección de embriones, ya sea alcanzando la singularidad tecnológica, etc. Pero cómo mucha veces los ejemplo son maravillosos, aquí “el cine viene como anillo al dedo” y te propongo dos películas –existen la tira-, pero creo que Gattaca (1997) y Transcendence (2014), nos pueden clarificar algunas de las cuestiones que defienden los Transhumanistas buscando llegar al Posthumanismo.

Podríamos seguir hablando del tema, pero creo que con las dos próximas propuestas que te pongo sobre la mesa, terminaras por entender algo más este tema o comenzará a conocerlo de algún modo.

El primero es el libro de Albert Cortina y Miquel-Ángel Serra titulado “Humanidad ∞” y el segundo el programa de esRadio Murcia “A Contracorriente” y del que te facilito el podcast. Espero que sea de tu interés.

Categoría: Sociedad Digital, TIC | Comentarios desactivados en El viejo sueño de ser Dios.
mayo 16

El Big Data o los datos a gran escala.

La sociedad actual, esa que nos ha tocado vivir a comienzo del siglo XXI, gracias a las nuevas tecnologías y al uso que hacemos de ella, produce una cantidad ingente de datos, esos mismos datos hace unos años eran casi imposible de ser recogidos, almacenados y procesados.

Sin embargo, gracias también en cierto modo a esas mismas tecnologías, podemos sacar “información” que “no conocimiento” y como se suele decir…., “la información es poder”, poder para saber si se habla de mi empresa, ¿cómo se habla?, ¿quién lo hace?, etc.

¡Bien!, pero todo esto viene con motivo de “un concepto”, “metodología”, llamalo como quieras, pero que responde al nombre de “Big Data”, término que quizás muchos de los lectores que visiten este blog, haya escuchado o leído alguna vez, ¡o quizás ninguna! ¿Pero sabemos qué es?, ¿en qué se basa?, ¿cuáles son fuentes qué utiliza?, etc., son interrogantes que seguro alguien se puede hacer en el momento que lo conoce y eso es lo que hicimos en su momento en el programa “A Contracorriente” de esRadio Murcia el pasado 14 de mayo -como es costumbre al final de esta entrada te dejo el enlace al podcats-

Pero para hablar del Big Data, hemos de hacer un ejercicio de memoria histórica e irnos a finales de la segunda gran guerra… Donde acabada la misma países cómo Estado Unidos, Inglaterra, Nueva Zelanda, Australia y Canadá y pusieron el marcha “Echelon”, de forma que lo que se pretendía -y a día de hoy continua-, es la forma de gestionar de la forma más eficaz posible toda la información recogidas y toda las comunicaciones que se puedan interceptar por “todos los medios posibles”.

Ese Club de los Cinco Ojos, se ha trasladado el mundo de la economía y son cinco multinacionales, las que han tomado en cierto modo el relevo. Estás son Armazón, Apple, Google, Facebook y Microsoft. Pero se hace necesario avanzar…, y me diréis…, ¡bien Paco!, pero.., ¿qué es eso del Big Data? Traducido al castellano es “el gran dato” termino que hace referencia a una cantidad de datos que supera con creces lo convencional para poder recoger, administrar y procesar todo ello en un tiempo “razonable”.

¿Pero de donde se extrae toda esa información? Pues de lo generador por las personas a traves del uso de las redes sociales, la mensajería instantánea, correo, etc, las transacciones de datos de pago de facturas, de la comunicación entre maquinas por ejemplo en el uso de wifi, bluetooth, y todo lo que corre por la red entre otras cosas.

¿Y qué “uso” tiene esto del big data? Te podrán decir que es una cosa muy buen y quizás lo sea, pero por lo que he podido ver, una vez preparado el programa, vista las respuestas de los invitados y la noticia del periódico “La Voz de Galicia” en su edición digital con este titular: “Hacienda utiliza el ‘big data’ para descubrir patrimonios escondidos”, no lo tengo tan claro, pues considero que estamos ante un problema ético, ya que se manejan datos -más bien metadatos-, donde la privacidad no es tan clara.

De todos modos si quieres saber más del tema del que hoy hemos hablado te propongo los siguientes enlaces además del podcasts del programa de radio….

Big Data La Revolución de los masivos

Big Data (Wikipedia)