enero 14

La Libertad Religiosa

Desde que en el año 313 los emperadores Constantino y Licinio proclamarán el “Edicto de Milán” han pasado casi diecisiete siglos. Por fin los cristianos finalizaban una época oscura-más bien roja-, donde se habían destruido iglesias, quemado Biblias, condenado a muerte “a más de un” cristiano, e incluso se habían eliminado derechos de ciudadanía, ningún cristiano podía tener ningún tipo de cargo de responsabilidad.

Con el citado edicto, se daba un paso adelante en “el derecho”. Se permitía la libertad religiosa en todo el imperio. De hecho la Iglesia no sería la única, junto a ella se permitirá que todos los hombres del Imperio pudieran practicar la religión que ellos quisieran. Y sin embargo, el cristianismo, jamas llegó a ser la religión oficial del imperio.

Pero mi intención no es escribir sobre el Edicto de Milán y sus consecuencias en Europa y por extensión en el mundo. Sólo quiero que me sirva de introducción para denunciar que la libertad de religión en los principios del siglo XXI, en muchas partes del mundo ha sido eliminado de la faz de la tierra. Y en esos mismo lugares se esta produciendo lo que se conoce por “limpieza religiosa”. De hecho esa limpieza, se esta haciendo de diversas formas.

Por ejemplo en aquellos lugares donde los cristianos son minoría, se le persigue con tal saña que hasta se promulgan leyes para ser eliminados cual rodillo que al pasar por encima de ello los tamiza y los hace eliminar.

No obstante la persecución más sibilina, se este desarrollando en occidente, donde el laicismo más rancio y beligerante, junto a ciertos lobbys, van imponiendo poco a poco lo que se conoce popularmente por el “pensamiento único”, donde los primeros en ser atacados y denostados son los cristianos y todos aquellos que se opongan a los dictados de la Ideología de Género.

A la vista de todo ello, es necesario recordar a propios y extraños, que esa “Libertad Religiosa”, a la cual se pretende poner fin, es un derecho enraizado en la dignidad del ser humano (del hombre) y que es anterior a los estados, esos mismos, que en vez de defenderlos los ataca continuamente.

Libertad Religiosa que tiene dos dimensiones…, la primera interna y la segunda externa, la cual no puede ser eliminada por mucho que lo deseen, sobre todo a la hora de sacar la religión de la esfera pública. ¡Es más!, en esa participación de la Libertad Religiosa, además del “individuo, su confesión y el Estado”, participan aunque parezca extraño los ateo y/o agnósticos, pues en base a esa libertad religiosa, se puede creer o no creer en nada. ¡Hasta aquí llega la cuestión!, que por desgracia mucho aun no han entendido.

¿Entonces?, ¿Existe algún limite a la hora de ejercer la libertad religiosa?, ¿o esos limites son los que quieren colocar los que apoyan ese laicismo negativo? ¡Si!, existen limites a la libertad religiosa y estos están en el orden público. Orden público que debe de ser salvaguardado por el propio Estado y las diferentes administraciones, ya sean estas de índole local, regional y estatal como hemos apuntado anteriormente. Y lo anterior no debe, ni afecta a la correspondiente “neutralidad del estado”

Categoría: Familia, Sociedad | Comentarios desactivados en La Libertad Religiosa
diciembre 2

La implantación de la Ideología de Género en España

Nadie puede negar que el pasado siglo XX, fue el siglo de las “Ideologías”, en el trascurso del mismo nacieron y crecieron las más dañinas para el ser humano de la historia. Pero sin embargo a mediados de ese mismo siglo, surgió una “Teoría”, llamada de Género que luego con los años a terminado denominándose “Ideología de Género”

Para poder abordarla de una forma adecuada, se necesita acudir a ramas del saber, como pueden ser: la propia antropología, la biología , la psiquiatría o incluso la sociología. De hecho, es cuanto menos preocupante, que la mezcla del feminismo más radical, la ciencia humana freudiana y la revolución del género a cargo de la feminista “Judith Butler”, junto con la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Pekin en 1995, hallan conseguido que en un plazo de poco más de 20 años esta ideología se haya implantado de una forma total en el mundo occidental.

Y se ha desarrollado de tal modo, que ha logrado introducirse y permeabilizar la legislación, la opinión pública y todas las capas de la sociedad. Y sin ir más lejos, desde 2005 hasta el pasado mes de agosto del presente año, se han promulgado en España nada más que ocho leyes donde el núcleo de la misma es la “Ideología de Género”. Es decir, toda una revolución pues en un periodo de quince años en España se han promulgado las siguientes leyes. Y que paso a enumerar: Ley de Violencia de Género, la de matrimonio homosexual, la de divorcio exprés, Ley de técnicas de reproducción asistida, de investigación biomédica, la ley reguladora de la transexualidad, la ley del aborto, la cual se modificó para poder introducir en el sistema educativo planteamientos de salud sexual y reproductiva.

Todo ello, sin olvidar la Ley Orgánica de Educación (LOE) con su asignatura estrella de Educación para la Ciudadanía (o EpC), y que en su momento suscito bastante polémica.

Pero esta cascada de leyes “pro Ideología de Género”, no se agota aquí, tiene una continuidad en las diferentes autonomías y sus legislaciones. De hecho, la Región de Murcia ha sido la última en sumarse a este fenómeno, con la aprobación en el pasado mes de mayo de la ley de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, trasngénero e intersexuales, y de políticas públicas contra las discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Sin embargo lo más triste de todo esto, es los efectos de toda esta legislación que “so capa” de proteger a una minoría, coharta la libertad de la mayoría. Y en cierto modo, por desgracia hemos de darle la razón a Scherle…, “en ninguna época de la historia ha resultado el hombre tan problemático a sí mismo como en la actualidad”

En conclusión, se puede decir sin miedo a equivocarnos que la ideología de género propone una visión fragmentada de la persona (y a mi modo de entender “errónea”), en la que los actos someten a la realidad dada o recibida. Frente a ello, entendemos mucho más razonable una concepción integral de la misma, en la que su “modo de ser” influya sobre “su modo de vivir”, pero para esto se necesitan personas dispuestas a dar la batalla sobre todo con “argumentos de peso”, pero sin descuidar que este enfrentamiento se ha de llevar a cabo en todos los ámbitos y capas de la sociedad.

junio 6

Dejemos de mirarnos el ombligo.

social-mediaHace unos días, he podido de dar una charla dirigida a madres y padres de un centro escolar, gracias a la petición que me hizo llegar la directora del mismo. De esta forma, tuve la oportunidad de dirigirme a cuantos padres y madres asistieron a la citada charla y hablarles de la importancia de tener un tiempo de ocio familiar, para de esta forma aprovechar y mejorar en el conocimiento y educación de los hijos. Continúa leyendo

Categoría: Familia, Sociedad | Comentarios desactivados en Dejemos de mirarnos el ombligo.