febrero 12

¡Sobreprotegerlos, no les ayuda!

Más de una vez le ha dicho  a mi hija “jugáis con ventaja, pues siempre sabéis que pase lo que pase, papá y mamá están ahí, para recoger vuestro resto una vez que os habéis pegado el batacazo contra el muro”. Y por fortuna mi hija, ya no tiene ni cinco, ni diez, ni veinte años.

Por otro lado, estas palabras vienen que ni al pelo con respecto a un artículo que he leído en el blog de ACEPRENSA “Familia Actual” y que nos habla sobre los “errores de nuestros hijos”, aunque más bien, va sobre los padres que tienen el “defecto” de sobre proteger a sus hijos. Y eso que los errores, también son parte de la formación y de la educación.

Ya se sabe que los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, pero también no es menos cierto, que muchas veces con nuestra actitud de sobre protección, lo único que conseguimos es que se acostumbren a tener un colchón donde caer “y no hacerse daño”. Colchón que de pequeños a lo mejor nadie aprecia-ni siquiera los implicados-, pero conforme vayan creciendo ese mismo “colchón” será más perjudicial para él o ella.

Por eso es bueno –y retomo el tema principal de mi anterior entrada en esta blog-, que los padres nos formemos adecuadamente, ya sea de forma autodidacta-por mi parte creo que no es la más adecuada-, acudiendo a la “Escuelas de Padres”, a los Cursos de Orientación Familiar, a donde sea, pero al menos dejemos que nos ayuden.

¿Crees amigo lector que los padres hacemos un favor a nuestro hijo cuando hacemos los deberes con él o ella en casa?, ¿qué mensaje le estamos enviando a nuestro hijo?, ¿no esteramos contribuyendo en parte a participar de su fracaso escolar? Las cuestiones que no podemos hacer son infinitas y las posibles consecuencias de eso actos ni lo sabemos.

Pero no es tan sólo en el ámbito escolar donde estaremos dejando un mal cimiento, incluso en lo que respecta  a su relación social, ya estaremos contribuyendo a que el árbol crezca de lado y no recto. Con todo esto no quiero decir que tengamos que dejar de estar encima, pero si es necesario que los hijos aprendan desde pequeño en casa, a saber asumir sus responsabilidades.

Lo que sí es interesante que sepamos hacer los padres, es  saber hacer realizar esa expresión tan marinera de “dar cuerda”  para que ellos dentro de unos márgenes –siempre razonables- puedan actuar con cierta independencia y de esta forma vayan adquiriendo la experiencia necesaria.

Y es aquí donde los encargos en casa, pueden hacer que ellos maduren y se sientan útiles. Encargos  cómo ordenar su habitación, poner y quitar la mesa, cuidar de un hermano menor, etc.

Indudablemente con todo esto y una fuerte “dosis de cariño” iremos formando personas responsables y capaces de enfrentarse a cuanto surja  en su vida. Por tanto, aunque nos duela, nada de “sobreproteger a nuestros hijos”

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en ¡Sobreprotegerlos, no les ayuda!
febrero 2

¿Qué me van a enseñar a mí?

Reconozco que suele ver poca televisión, además de la poca que veo, casi siempre son capítulos de series norteamericanas CSI, NAVY, NCIS,  etc,  y esto es debido a que no me gusta la mayoría de producción española en cuanto a serie de televisión, sin embargo he de reconocer que tienen muy buena calidad interpretativa y técnica, ya que “lo cortés no quita lo valiente”. Pero dicho esto, aquí me quedo para con el cine español. ¡Lo siento!, casi siempre son escenas fuera de tono y contexto.

Pero hoy no voy a escribir sobre ellas, quiero escribir sobre dos programas de la cadena de televisión “cuatro”, dos programas que considero que tienen muy buen nivel, además de dar “un servicio a los demás” e intentar ayudar a las familias-en especial a los padres- en la educación de sus hijos.

Un amigo mío-un poco entrado en años-suele decir que “un hijo es algo que viene al mundo sin manual de instrucciones” Quizás alguna que otra persona cuando haya leído este comentario de mi amigo, tal vez se haya escandalizado, pero en cierto modo, yo pienso sino lo mismo, algo muy parecido. No obstante, lo triste, es que por muy diferentes motivos, son muchas las familias que hoy por hoy, a la hora de educar a sus hijos tienen muchos problemas.

Quizás los programas a los que me refiero, es decir, “Súper Nanny” y “Hermano Mayor”, nos muestren situaciones “extremas”, pero lo que sí es cierto, que si no estamos al quite o dejamos la soberbia en un cajón, tarde o temprano se puede terminar con situaciones sino iguales al menos parecidas.

¿Y cómo hacer para que estas situaciones tan extremas no lleguen a casa? La verdad es que no existen recetas mágicas, ni varitas, ni nada que nos despeje el camino de dificultades o inconvenientes. Lo que sí creo que nos puede enseñar por ejemplo “Hermano Mayor”, es que nos demos cuenta, que la educación no es fácil, que pese a que pongamos muy buena voluntad, esto muchas veces no es suficiente. “Siempre hay un algo”, que desencadena un cambio, una forma de ver la situación que nos hace daño y nos puede ir hundiendo en el lodo y si no somos capaces de actuar con rapidez y decisión, podemos estas abocados al fracaso.

De todas formas existen “herramientas que pueden ayudar a las familias a la hora de educar. Una de ellas son los “Cursos de Orientación Familiar[i]”, cursos en los que llevo años participando desde hace muchos años, ya sea como “alumno” junto a mi mujer, como moderador de casos. Por otro lado tenemos las APA’s –ahora se les llama AMPA´s- donde se suelen organizar “Escuelas de Padres” y por desgracias cuando se organiza un acto de estas características, apenas  si aparecía un 10% de padres, ya son demasiados. ¡Qué pena!

Pero lo más triste es que nunca dejo de escuchar frases como… “que me van a enseñar a mí”, “yo, lo sé todo”, etc. ¡Es más!, hace unos días un amigo-profesor de Francés de secundaria y bachillerato- me invito a un “cine-fórum” en su instituto. Por desgracia se tuvo que suspender, debido a que tan solo apareciendo “dos madres”, de un centro escolar de 1000 alumnos aproximadamente.

Continuamente nos quejamos de lo mal que esta el mundo, ¿pero hacemos algo por mejorarlo?, ¿somos humildes a la hora de reconocer un dificultad en la educación de nuestros hijos?, dejémonos ayudar por estas herramientas, seguro que podremos llegar más lejos de los que lo hacemos solos.



Categoría: Educación | Comentarios desactivados en ¿Qué me van a enseñar a mí?
enero 30

El último ha sido en Pontevedra, ¿donde será el siguiente?

El pasado lunes 21 de enero colgábamos una entrada titulada “Ciberbullying”, en la misma se comentaba un informe creado por la Fiscalía General del Estado, el cual alertaba del incremento de acosos en las redes sociales por parte de los adolescentes, incremento que comenzaba en cierto modo, a superar al que se produce en los colegios.

¡Pues bueno!, no han pasado ni diez días y ya tenemos una noticia que no solamente hace incidir en el problema y en todo lo que ya se comento en su momento en la citada entrada de este blog, sino que, a mi modo de ver, debería de ser el punto de inflexión para comenzar a poner soluciones al problema en sí.

Según informa la agencia de noticias EUROPA PRESS, “La Guardia Civil ha detenido y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores a cuatro jóvenes acusadas de vejar y acosar a una compañera en un centro escolar de la localidad pontevedresa de Lalín

Las susodichas, “supuestamente”, mientras que se cambiaban de ropa tras la clase de gimnasia, grabaron a una compañera con un móvil. Posteriormente las colgaron en una red social. Lo triste de la noticia, es que no satisfechas con la “gracia” parece ser que aún les quedaban ganas de insultar y vejar a la víctima.

La misma agencia nos dice que las detenidas tras pasar por la Fiscalía quedaron en libertad a cargo de sus progenitores-¡menuda papeleta para los mismos!-

Es evidente que, ni soy nadie, ni quien para criticar a estos padres, que bastante tiene con pasar por el trago de tener que ver a la policía en casa para que te den la noticia. Sin embargo me asaltan una serie de dudas las cuales no tengo muy clara.

¿Por qué permiten los padres que sus hijos vayan al colegio o instituto con móvil?, pues si mal no recuerdo el Centro Escolar tiene teléfono y debe de tener en su base de datos el teléfono de los padres o tutores legales de los alumnos. ¿Cómo se puede atajar estos problemas desde las autoridades educativas? Y es que eso de fiscalizar, no es cuestión del los profesores-bastante tiene con luchar para que se les respete y se reconozca su autoridad- ¿Qué nivel de responsabilidad tenemos los padres?…, podríamos seguir haciéndonos preguntas pero si no nos sentamos y nos decidimos a poner en valor la educación, difícilmente solucionáremos temas como estos.

A todo lo anterior le podemos sumar la situación de crisis tanto económica como moral del país y que por desgracia no contribuye a que se afronte el problema de una forma adecuada y con perspectivas de éxito, pues a fecha de hoy, todos los mensajes que se reciben por parte de nuestros hijos en general, es aquello “de todo vale”.

Espero y deseo que noticias como la que estamos comentando, no se vuelvan a producir, porque la mayoría de las veces suele acabar con un final trágico.