marzo 28

Tal vez…, ¡si!

enfermedad mentalTengo que reconocer, que concierte frecuencia se dan noticias de carácter recurrente, pero que por ello no deja de tener su interés de cara sobre todo a los profesionales del periodismo, la salud y quizás para el colectivo más importante, como puede ser los padres y madres que tienen que estar luchando contra todo tipo de ambientes. ¡Sobre todo!, a la hora de educar a los hijos, ya sean estas chicas o chicos.

Y dentro de esa recurrencia en las noticias, me acabo de dar de bruces con una noticia, que ya el titulo te hace pensar. El titular en cuestión es el siguiente: “¿Internet y los smartphones convierten a los jóvenes en enfermos mentales?” ¡Hombre!, no soy un entendido en la materia-es decir, no soy psiquiatra ni psicólogo-, pero algo de cierto puede que existir en la respuesta en un sentido afirmativo.
En el citado artículo-editado por el portal PORTALTIC-, una psicoterapeuta infantil, llega a afirmar que desde la llegada de los teléfonos inteligentes-smartphone e iPhone-, los intento de suicido han aumentado. Y lo han hecho de una forma “preocupante” y es necesario que los padres nos pongamos en guardia.

Pero aunque el artículo se centra más en la declaraciones de la citada psicoterapeuta, y esta carga más las tintas en el aumento del acoso cibernético, no es menos cierto que se pueden desarrollar algún tipo de adiciones que a la larga produzca la aparición de alguna enfermedad mental. Ya en este blog se ha tocado varias veces el tema del ciberbulling, sin ir más lejos el 21 de enero de 2013 publicamos una entrada relacionada con el tema y de la cual te vuelvo a recordar que durante 2011 en un estudio realizado con respecto al tema entre estudiantes de 11 a 17 años casi una cuarta parte de los encuestados-un 25%-, reconocían haber sido acosado por teléfono, mientras un 29% lo habían sido por internet.

Sin embargo, desde que iniciamos los primeros pasos en este blog, nuestra máxima siempre ha sido la de actuar como “Servicio Público”, dentro de nuestras posibilidades. Es por ello que desde aquí y para no hacerme reiterativo más de lo debido y como el acoso en todas sus formas es un delito, además de un crimen os dejo unos enlaces a la web de “Pantalla Amiga”, donde podéis encontrar más información sobre el tema y cómo afrontarlo incluso podrás ver algunos consejos para luchar contra él.

Enlaces de interes:
Sensibilización y Prevención
Guía para madres, padres y personal docente
Pack multimedia educativo
Prevención del ciberbullying
Ciberbullying

Categoría: Educación, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Tal vez…, ¡si!
noviembre 16

El tdah no existe, tu lo tienes claro y yo no sé educar.

ADAHIDurante muchos años he participado junto a mi esposa en cursos de orientación familiar,  con ella los hemos recibido, es decir, hemos sido “alumnos”, para que se pueda entender y luego con los años yo he participado como parte del equipo de personas que ha impartido esos mismos cursos. Además mi esposa es profesora de primaria y tiene una larga trayectoria profesional como educadora, tanto en infantil, como en primaria. Además de ser padres de tres hijos.Se supone que sobre educación, algo sabremos ¿no?

Pues bien,  toda esta introducción viene como consecuencia de un artículo leído en el boletín semana  del observatorio (think tank) “The family Watch”. Donde todo un catedrático de la universidad de Oviedo afirma que… “El TDAH no existe, y la medicación no es un tratamiento, sino un dopaje“. Lo triste de esto, es que cada cierto tiempo surge alguna voz “autorizada”, afirmando que el TDAH es un invento y que es una “una enfermedad” que no existe, que es un artificio de algunas farmacéuticas y recurso de los psiquiatras para atrapar a padres incapaces de saber educar a sus hijos. ¡Toda una argumentación!

Yo no se, si yo seré uno de esos padres “que no saben o no tienen idea de educar”, no lo sé, lo que si se, es que hasta que no descubrimos lo que le ocurría a nuestro hijo menor, pasaron 12 años, “doce años” de intranquilidad, de aguantar comentarios todo tipo y de sentir un desamparo enorme además de tener dudas a la hora de educar al último de nuestros hijos. Incluso llegamos a plantearnos, si realmente estábamos actuando adecuadamente con nuestro último hijo.

Los dos mayores respondían con “cierta normalidad” a los criterios educativos que siempre habíamos aplicado en casa. ¿Entonces que estaba pasando aquí? Pasaba que según nuestro catedrático, tanto mi mujer como yo, nos habíamos inventado una complicación educativa con nuestro hijo menor. Es decir, según los argumentos de este señor, nos volvimos unos cretinos fabricantes de problemas en cada.

Por ejemplo, ¿qué haría nuestro catedrático si le planteará por parte de tutor de su hijo, el que el chaval repitiera curso, aunque para ello, tuviéramos de suspender a un chico? ¿cómo lo encajaría?, ¿sería capaz de ello? Lo que es necesario, es saber distinguir entre un chico, que da el follón en clase, por el simple hecho de hacerlo, y aquellos que realmente tienen un problema, trastorno o déficit, que lo limita para la convivencia en su día a día.

Es evidente que no puedo competir en conocimiento con todo un catedrático, pero creo que este señor, se ha acercado poco a una familia donde este problema se vive día a día.  Donde muchos matrimonios se han roto y otras tantas familias se han destrozado al no ser capaces de encontrar una solución adecuada al trastorno de su hijo.

En cuanto al tema de la medicación, suena muy poco ético poner a las asociaciones como parte interesada económicamente. Suena a ruin dar a entender que los padres nos da igual que nuestro hijos vayan “dopados” como afirma en su entrevista. En el caso de mi hijo, ese dopaje le ha servido, para que junto al amor y el cariño que le hemos dado en casa haya sabido encauzar su vida.

Lastima que este señor no pudo participar anoche en la cena de la Asociación ADAHI-MURCIA, donde nos reunimos cerca de 230 personas para celebrar los 15 años de esta asociación pionera en España. Donde Isabel Orjales dio toda una lección magistral sobre este trastorno en en jóvenes y adultos.

Categoría: TDAH | Comentarios desactivados en El tdah no existe, tu lo tienes claro y yo no sé educar.
febrero 19

Buscando la calidad educativa perdida.

consejeroAprovechando que aun no estamos bajo los efectos de la “Tasa Google”, quiero comentar una noticia producida en la “Región de Murcia”-región en la que suelo residir-, y en la que el actor principal, es el nuevo Consejero de Educación D. Pedro Antonio Sánchez. El cual, hace unos días, a dado a conocer lo que en la Consejería han dado en llamar ‘Estrategia + Calidad, + Éxito Escolar’.

Básicamente lo que se viene a presentar es lo que se conoce por ser llamado “plan de buenas  intenciones”, para una mejora de la “Calidad Educativa” en esta región. Ni que decir tiene, que es ante todo, yo la recibo con mucho agrado y aplaudo tan noble idea.

El problema, es que, esto tiene mala solución, como muchas otras veces he denunciado desde este blog. Pero las intenciones están ahí y es la que vale-al menos para mí-.

El citado plan contempla entre otras cuestiones…, fortalecer las asignaturas troncales,  que los colegios e institutos tengan autonomía para fijar sus horarios, e incorporar una asignatura que fomente la creatividad de los alumnos.

Todo esto enmarcado en cinco ejes de acción, los cuales son;

1.       Mejora de las aéreas del conocimiento prioritarias (asignaturas troncales)

2.       Fortalecer la figura del profesor.

3.       Aumentar la autonomía de los Centros Educativos.

4.       Un sistema de evaluación adecuado y perdurable.

5.       Potenciar la cultura del esfuerzo.

¿Qué tiene de bueno y de malo, estas propuestas de la Consejería de Educación? Intentando ser positivo-y nunca negativo-, todo lo que sea fortalecer las asignaturas troncales, es bueno.

Otra cosa es que si va en detrimento de otras, no con tanto peso, pero a lo mejor con mucha más importancia en la formación del alumno, puede ser que nos lleve a una situación de perjuicio para los alumnos en general.

Se quiere crear una asignatura donde la “creatividad”, ocupe un lugar primordial-hasta aquí, ok-, pero, ¿cómo?, ¿de qué forma?, ¿por parte de quien se va a llevar a cabo dicha asignatura?

Y es que de por sí, la cuestión de la “creatividad” es algo compleja, como para dejarla en manos de… ¡que es cierto!, y por ello me alegro de que alguien se decida a introducirla en la escuela actual, pero he de reconocer que tengo mis dudas. No obstante desde estas líneas aconsejo a más de uno que lea el libro “El elemento” de Ken Robinson.

Otras cuestiones que también me consta que va a ser problemática es en primer lugar la cuestión del profesorado, no tanto el tema de la autoridad-muchos de ellos la perdieron cuando se proclamaron colegas de sus alumnos-, como el tema de la “formación continua” que como toda buena profesión que se precie, es necesaria.

También considero que va a ser un buen  quebradero de cabeza la autonomía de los centros, al menos tal como se encuentra estructurado el sistema y a la espera de que una gran parte del profesorado deje la cuestión política de lado.

En definitiva, buenas intenciones, pero que sin la ayuda de todos, no se llegará a ningún lado. Y cuando digo de “todos”, me refiero a políticos, profesores y padres. ¡Por cierto!, el tema de la cultura del esfuerzo, daría para mucho, pues ¿de qué esfuerzo hablamos?, ¿Quién se debe de esforzar?, ¿el alumno?, ¿el profesor?, ¿los padres?, hay te dejo las preguntas, responde tú lo que consideres.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en Buscando la calidad educativa perdida.