junio 22

Algo está cambiando en el ciberespacio

olvidoDice Orwell en su libro “1984”, “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”. Ni que decir tiene que no voy a escribir nada sobre el autor, ni de su libro, ¡más bien!, quiero poner en situación al visitante o lector de este blog. Esta disquisición con respecto al control del pasado, presente y futuro, en cierto modo se está dando en lo que todo conocemos por internet.

De entrada te dire que ya más de una empresa esta utilizando mi pasado, para condicionar mi presente e incluso mi trabajo. De hecho algunas oficinas de Recursos Humanos, están tirando de “historial”, ya sea de Facebook, Twitter, u otra red social. Tan fácil como mirar por encima el perfil de un aspirante y de este modo se puede saber que estilo de vida tiene, cual es su situación sentimental, aficiones, creencias, y un largo etc., ¡demasiada información|, que a veces puede ser incómoda para el aspirante de cara a sus posibles jefes.

Se puede afirmar sin miedo a equivocarnos que ahora las redes sociales son…, ¡sin quererlo ellas!, nuestro nuevo curriculum. Si no te controlas, te puedes llevar alguna que otra cosa sorpresas-y aquí los políticos se llevan la palma- Ahora es más importante los “Me gusta”, de un grupo determinado en un perfil, que todo aquello que cuentas en un trozo de papel.

Te podría seguir contando mil y una historia sobre el tema, he incluso de comentarios que hicimos en un momento y luego años después hemos de pedir disculpas o perdón, como es el caso de los nuevos concejales de Madrid. Otra cosa es el debate que se puede producir como consecuencia de mis acciones, pero eso, ¡es otra historia!

No obstante, me gustaría aprovechar la coyuntura para hacerle llegar a los padres la responsabilidad que tienen para con sus hijos a la hora de educar a estos en el uso de las nuevas tecnologías y sobre todo, cuando los chavales son dueños de un dispositivo llamado smartphone, iphone, etc. Es necesario tener claro, que lo comentado en los párrafos anteriores también va por lo chicos-o las chicas-, pues estos suben a internet muchas cosas que luego no hay forma de eliminar. ¡Bueno sí!, parece que algo está cambiando en el ciberespacio.

Desde hace unos días, ha saltado la noticias “a los teletipos”, Europa da un paso al frente para reconocer el derecho al olvido. Se pretende que el usuario sea el verdadero dueño de la información y que cuando así lo considere pueda ejercer su derecho a borrar  esa información. La guerra con los grandes de internet, está servida. De hecho, esta directiva europea no ha salido antes, debido a la guerra existente entre gigantes como Google o Facebook.

Según se ha filtrado, las compañías de internet sólo podrán procesar la información autorizada por los usuarios, si esto dan el consentimiento para ello. Pero es que, incluso con ese consentimiento, cuando quieran podrán ejercer su derecho a solicitar la eliminación de la información. Poco a poco se va avanzando en la dirección adecuada.

Categoría: Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Algo está cambiando en el ciberespacio
marzo 11

Y solo han analizado el uso del ordenador en las aulas

aulasResulta que siempre que se quiere hablar de jóvenes o de adolescentes y su adaptación a las nuevas tecnologías o como acceden a internet, surgen voces que nos hablas de la brecha digital existente entre nativos y migrantes y demás bondades de la historia. Donde siempre llevamos la de perder los “migrantes”.

Yo desde luego, de un tiempo para acá, me voy considerando un “no creyentes” de ese paradigma, ¡es más!, creo haber encontrado un estudio donde todo eso de la brecha digital-desde mi punto de vista- se cae del pedestal.

O al menos, eso es lo que deduzco del artículo que bajo el título de “Los alumnos que empiezan secundaria no distinguen qué informaciones son relevantes en Internet” publicó el periódico “El País” en su edición digital del pasado 26 de Febrero.

En el mismo el auto del artículo, se hace eco de la intervención de Andrés Sandoval-Hernández en la XXIX Semana de la Educación de la Fundación Santillana, donde ha dado a conocer los resultado de un estudio que analiza el uso hacen los estudiantes de la tecnología, y que se ha llevado a cabo en 18 países del mundo además de dos regiones de Argentina y Canadá con un total de unos 60.000 estudiantes de 13 años (sobre todo los que comienzan la ESO o estudios similares), además de la participación de 35000 profesores y 3300 escuelas.

Pero vayamos a los “datos”como diría aquel simpático robot llamado número cinco-, se puede decir que surgen cuatro niveles de competencias adquiridas…, “elemental, básico, intermedio avanzado” y respectivamente los porcentajes son 17%, 23%, 38% y 2%. Queda claro que… “Una cosa es que un niño sepa usar un soporte digital para jugar o meterse en Internet y otra muy distinta que tenga las competencias digitales necesarias para tanto manejarse debidamente como para sacarle partido a todo lo que le ofrece la tecnología” ¡Los números son claros!

En cuanto al número de ordenadores por alumno, la casuística es variada y por lo tanto a mi modo de ver no ayuda mucho al debate de tecnología en clase “si”, o  en clase “no”.

Sin embargo creo que en lo referente al uso de los mismo por parte de las chicas y  los chicos, ¡es significativo! De hecho más de la mitad, el 54% lo utiliza una vez al mes mientras que en casa el porcentaje de utilización por semana se eleva al 87%. Y la mayoría de ello-el 75%- lo hace para acceder a redes sociales y un poco más de la mitad-el 52%- para enviar mensajes.

Y para colmo de males el 45% de lo encuestados utilizan “Word” para realizar ejercicios o trabajos. Aunque para las presentaciones más de un 40% utilizan “PowerPoint”. Aquí me da que pensar que “Microsoft”, tiene buenos acuerdos con las administraciones, más que el argumento que se nos da en el estudio.

Lo que si es evidente, es que el señor Sandoval tira a dar…, “ahora sabemos para qué se están usando los ordenadores y no es para lo que creemos que se tendrían que utilizar si queremos que los estudiantes desarrollen el tipo de competencia que les van a servir en un futuro para desenvolverse adecuadamente en el colegio, el mundo laboral y la sociedad. Es necesario, además, diseñar políticas enfocadas a la capacitación de los maestros para que utilicen más estas herramientas, porque los niños no van a aprender solitos, tenemos que guiarlos”. Pues menos mal que de momento, este estudio no se ha realizado en España.

No quiero saber lo que puede salir del citado estudio cuando se lleve a cabo en nuestra querida España.

Categoría: Educación, Sociedad Digital, TIC | Comentarios desactivados en Y solo han analizado el uso del ordenador en las aulas
marzo 31

¿Quién le pone el cascabel al gato?

[youtube width=»600″ height=»365″ video_id=»QXjWSrDUWuI»] Acabo de leer el libro de «sir Ken Robinson» titulado «El Elemento» y no puedo nada más que decir, que ¡me ha convencido! No obstante también he de decir, que como es lógico no estoy de acuerdo en algunas de las apreciaciones de su autor, pero en líneas generales, me alineo en la mayoría de los argumentos del mismo.

Sin embargo, hablar de educación en España, es algo muy complejo y difícil. Y lo es, debido a esa componente política que lo domina todo, «de cabo a rabo». Sin ir más lejos, recientemente, hace unos días, hemos tenido unas jornadas de huelgas en las enseñanza media y en la universitaria.

Para colmo hoy el ministerio de educación nos sorprende con el «último informe PISA». Es decir, ¡más de lo mismo!, y mientras tanto, la comunidad educativa a la greña. Pero no me quiero apartar del tema que hoy quiero traer a la consideración de los lectores de este blog. ¡Sí!, quiero hablar sobre «El Elemento», aunque quizás, lo que quiera hacer en el fondo, es plantearme como mejorar o incluso cambiar nuestro sistema educativo-aunque no es menos cierto que yo solo no puedo… ¡ojala!-.

Reconozco que quizás sea muy pretensioso por mi parte expresarlo de este modo, pero creo que es inevitable, si realmente te preocupa. El señor Robinson nos habla de «talento, pasión, imaginación, creatividad, inteligencia», términos que dan mucho juego y que tan solo estudiarlos por separado, nos podría llevar a escribir una enciclopedia por tema.

Tal vez, queden pocas personas por ver la intervención del señor Robinson en el TED de febrero 2006 en Monterey (California)-de hecho son ya más de un millón las visitas al video en you tube-. En la citada intervención nuestro interlocutor viene a decir de una forma muy clara que la escuela tal como la conocemos “mata la creatividad del alumno”. Y los argumentos que emplea para defender esa expresión, tiene a mi modo de ver bastante fundamento. De todas formas deberíamos de ser capaces de analizarlos desde lo más íntimos, y de una forma lo más objetiva posible. Si es de ese modo, creo que se puede llegar a un punto de encuentro.

Para él-para Robinson-, la escuela tal cual la conocemos está obsoleta, pasada de rosca, la distribución de los grupos-las clases por nivel-, al jerarquía de asignaturas, los contenidos dirigidos más a la obtención de un producto industrial, más a que el alumno reciba un aprendizaje e instrucción más acorde con los tiempos que corren.

¿Por qué tienen que existir esa jerarquización en las asignaturas?, ¿Por qué primero las matemáticas o las asignaturas científicas, luego las humanísticas y debajo de la pirámide las artísticas?, ¿Por qué no se les da un mismo peso especifico? Ya sé que la solución tal vez sea muy compleja, pero si estoy en total acuerdo a la hora de decir que las materias deben de ser planificadas en virtud del alumno. Hemos de tener una escuela más personalizada.

Lo que pasa es que para llegar a un punto de partida acorde con ello, se han de tocar unos puntos vitales como pueden ser los “planes de estudio”-¿Quién le pone el cascabel al gato?-, y luego la “evaluación”, que por cierto en España con motivo de la última reforma educativa ha puesto en pie de guerra a toda la comunidad educativa.

Como veras apenas, más bien ¡nada!, he dicho de “talento”, “pasión”, “imaginación”, etc., y son elementos primordiales para que un alumno pueda enfrentarse al sistema educativo y pueda triunfar. Soy consciente, de que quizás muchas personas amigas mías me critiquen por posicionarme de este modo, pero considero vital que de una vez para siempre en nuestro sistema educativo se produzca una transformación donde el alumno se beneficie de verdad.

Quiero ir terminando para no hacer muy largo esta entrada, pero te animo a que participes en este debate que hoy pretendo abrir desde estas líneas. No obstante, te aviso, detrás de esta entrada vendrán más en este sentido, pues el libro “El Elemento”, da para mucho.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en ¿Quién le pone el cascabel al gato?