mayo 21

La escuela milagro.

Cómo siempre la web de la Agencias ACEPRENSA, me sirve de punto de partida para escribir una entrada en este blog y hablar esta vez sobre educación y en particular de un estudio realizado en Australia, donde se habla de seis rasgos de la educación, que pueden ser considerados como la “receta ideal” a la hora de convertir a una “escuela” en una “escuela milagro”. 

Estamos hablando de disciplinaclases impartidas al modo “tradicional”apoyo en lo datos académicos internos y externosun equipo directivo establecon autonomíapara tomar decisiones, formación para profesorescentrada en las destrezas fundamentales y un programa intensivo de lecturaaplicado desde que los alumnos son bien pequeños.  

La verdad, es que, si nos paramos a ver por encima los puntos, no hay nada nuevo bajo el cielo. No obstante, a la vista de lo anterior, solo se me ocurre pedirle a la comunidad educativa que haga un pequeño esfuerzo y procure hacer autocritica. Pero como seguro que algún impetuoso saldrá a darme cera, veamos estos rasgos por separado, a ver que podemos sacar de ellos.

Comencemos conla disciplina…, la cual es para mi la gran denostada de la educación en España. En todos los ámbitos de la vida la disciplina es fundamental. La disciplina da las pautas para un marco de convivencia y trabajo. 

A continuación, tenemos otro punto que, en nuestro país es a veces, fuente de problemas entre padres, profesores y alumnos. Me estoy refiriendo a la enseñanza tradicional. Es decir, el aprendizaje dirigido por el profesor y que prima sobre la curiosidad espontanea del alumno.

Indudablemente aquí, vamos a encontrar un mayor enfrentamiento, pero es, la opción en la que el profesor fija unos objetivos de aprendizaje y lo lleva acabo en los alumnos. Es el secreto del éxito. ¿Pero como ejecutarlo? Cómo siempre se a realizado… un repaso breve de lo dado hasta el momento al inicio de la clase, para pasar a explicar lo nuevo de una forma clara. Procurando interactuar con su alumno, preguntándole con cierta frecuencia sobre los contenidos ya conocidos y de esta forma ver como va entendiendo la materia. Terminando con la realización de ejercicios prácticos y guiados por el profesor. Además, este tipo de aprendizaje beneficiará a todos los alumnos, sin ningún tipo de distinción. Y me quiero acordad en este punto, de los alumnos con altas capacidades y los que sufren algún tipo de trastorno que siempre son los más perjudicados en el sistema educativo. 

Por otro lado, antes de afrontar los temas relacionados con el profesorado, terminemos con los alumnos y hablemos del programa intensivo de lectura. Y es que nadie me negará que la lectura es vital en el aprendizaje. Pero no solo en los mas pequeños, sino también en los adultos. Estamos hablando de cuestiones tan importantes como: la fonética, el vocabulario, la fluidez y velocidad de lectura junto a la comprensión de esta. Todos estos elementos nos pueden incluso ayudar a descubrir posible problemas o trastornos en los alumnos. Y por lo tanto tratarlos a tiempo y adecuadamente.

Bien hemos hablado de disciplina, enseñanza tradicional, lectura… ahora, nos toca hablar del profesorado en cuanto a su formación, y de los equipos directivosque considero tan importantes a la hora de hacer que la escuela milagro aparezca. 

En cuanto a laformación del profesorado, me consta que existe un gran numero de profesionales que ponen de su parte y procuran formarse por su cuenta, pues el sistema no va todo lo bien que debiera. Acordemos no de Finlandia con la formación de sus profesores y su itinerario formativo que, para acceder a la carrera docente, necesitan una media de 8 para arriba en sus estudios académicos.

Y para terminar en cuanto a los equipos directivos, estos deben de ser autónomos a la hora de planificar la vida académica de la escuela. Cómo se podrá ver, aquí no aparece cuestiones económicas, que indudablemente tiene su peso especifico, pero a lo mejor, es cuestión de una administración diferente a la actual. De una nueva redistribución de lo que se invierte en educación. Pues existen países que, con menos inversión económica, tienen mejores resultados educativos. 

marzo 31

¿Quién le pone el cascabel al gato?

[youtube width=»600″ height=»365″ video_id=»QXjWSrDUWuI»] Acabo de leer el libro de «sir Ken Robinson» titulado «El Elemento» y no puedo nada más que decir, que ¡me ha convencido! No obstante también he de decir, que como es lógico no estoy de acuerdo en algunas de las apreciaciones de su autor, pero en líneas generales, me alineo en la mayoría de los argumentos del mismo.

Sin embargo, hablar de educación en España, es algo muy complejo y difícil. Y lo es, debido a esa componente política que lo domina todo, «de cabo a rabo». Sin ir más lejos, recientemente, hace unos días, hemos tenido unas jornadas de huelgas en las enseñanza media y en la universitaria.

Para colmo hoy el ministerio de educación nos sorprende con el «último informe PISA». Es decir, ¡más de lo mismo!, y mientras tanto, la comunidad educativa a la greña. Pero no me quiero apartar del tema que hoy quiero traer a la consideración de los lectores de este blog. ¡Sí!, quiero hablar sobre «El Elemento», aunque quizás, lo que quiera hacer en el fondo, es plantearme como mejorar o incluso cambiar nuestro sistema educativo-aunque no es menos cierto que yo solo no puedo… ¡ojala!-.

Reconozco que quizás sea muy pretensioso por mi parte expresarlo de este modo, pero creo que es inevitable, si realmente te preocupa. El señor Robinson nos habla de «talento, pasión, imaginación, creatividad, inteligencia», términos que dan mucho juego y que tan solo estudiarlos por separado, nos podría llevar a escribir una enciclopedia por tema.

Tal vez, queden pocas personas por ver la intervención del señor Robinson en el TED de febrero 2006 en Monterey (California)-de hecho son ya más de un millón las visitas al video en you tube-. En la citada intervención nuestro interlocutor viene a decir de una forma muy clara que la escuela tal como la conocemos “mata la creatividad del alumno”. Y los argumentos que emplea para defender esa expresión, tiene a mi modo de ver bastante fundamento. De todas formas deberíamos de ser capaces de analizarlos desde lo más íntimos, y de una forma lo más objetiva posible. Si es de ese modo, creo que se puede llegar a un punto de encuentro.

Para él-para Robinson-, la escuela tal cual la conocemos está obsoleta, pasada de rosca, la distribución de los grupos-las clases por nivel-, al jerarquía de asignaturas, los contenidos dirigidos más a la obtención de un producto industrial, más a que el alumno reciba un aprendizaje e instrucción más acorde con los tiempos que corren.

¿Por qué tienen que existir esa jerarquización en las asignaturas?, ¿Por qué primero las matemáticas o las asignaturas científicas, luego las humanísticas y debajo de la pirámide las artísticas?, ¿Por qué no se les da un mismo peso especifico? Ya sé que la solución tal vez sea muy compleja, pero si estoy en total acuerdo a la hora de decir que las materias deben de ser planificadas en virtud del alumno. Hemos de tener una escuela más personalizada.

Lo que pasa es que para llegar a un punto de partida acorde con ello, se han de tocar unos puntos vitales como pueden ser los “planes de estudio”-¿Quién le pone el cascabel al gato?-, y luego la “evaluación”, que por cierto en España con motivo de la última reforma educativa ha puesto en pie de guerra a toda la comunidad educativa.

Como veras apenas, más bien ¡nada!, he dicho de “talento”, “pasión”, “imaginación”, etc., y son elementos primordiales para que un alumno pueda enfrentarse al sistema educativo y pueda triunfar. Soy consciente, de que quizás muchas personas amigas mías me critiquen por posicionarme de este modo, pero considero vital que de una vez para siempre en nuestro sistema educativo se produzca una transformación donde el alumno se beneficie de verdad.

Quiero ir terminando para no hacer muy largo esta entrada, pero te animo a que participes en este debate que hoy pretendo abrir desde estas líneas. No obstante, te aviso, detrás de esta entrada vendrán más en este sentido, pues el libro “El Elemento”, da para mucho.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en ¿Quién le pone el cascabel al gato?
abril 18

El ser o no ser del videojuego

Jugando en casa

Jugando en casaHe aquí el eterno problema, “el ser o no ser del videojuego”, ese es el gran dilema. Siempre ocurre lo mismo “videojuego sí”, “videojuego no”. Y todo ello relacionado con el mundo de la Educación. Hay que reconocer que el tema de los videos juegos, jamás agota su discusión en cuanto a su influencia en el sistema educativo, pero no es menos cierto que a estas alturas de la cuestión, el tema, sigue siendo todo un best-seller de la discusión. Pues lo mire por donde lo mire siempre es criticado de alguna manera.

Y eso que de vez en cuando alguien desde algún medio de comunicación, asociación de padres, colegio, etc., lanzará al espacio “la piedra virtual” de la discusión. Para mí lo ha sido a principios de mes, donde tuve la oportunidad de leer este articulo;”Los videojuegos y sus influencias educativas”, articulo muy sencillo, pero que en el fondo aunque muy de pasada toca los pros y los contras de los videos juegos.

Luego he intentado realizar una pequeña investigación sobre el asunto y me he encontrado con más de lo mismo. Es decir, defensores y detractores enfrascados en una discusión eterna e inútil a mi modo de entender. De hecho, por parte de sus defensores, estos nos dicen sin margen de error, que los videojuegos son favorecedores de la teoría del aprendizaje social como puede ser;

  • Su carácter lúdico.
  • Adaptados para que las capacidades salgan a flote y se mejoren.
  • Reconocimiento social, sobre todo de cara a los logros obtenidos en una puntuación determinada.
  • Mejora en lo visual, auditivo, y todo aquello que mejorar todas estas capacidades.

Pero que como dice Fernando García Fernández, en su informe de 2005, ni la escuela ni la familia, agentes educativos por excelencia, proponen aprendizajes que conlleven estas características, o al menos no de una manera tan perseverante e intensa”. Comentario que yo apruebo en su totalidad.

¡Cuestiones!, las anteriores, que creo vienen a dar confirmación al estudio de Greenfield (2000) que ya en sus conclusiones apuntaba lo siguiente:

  • Mejora a la hora de la lectura visual y del espacio tridimensional.
  • Ayuda para trabajar la observación y verificar las hipótesis.
  • Facilitar compresiones de simulación científica.
  • Mejora en el proceso de recibir y procesar información, etc.

Es evidente que todo lo anterior contribuye a la mejora en el ámbito educativo, otra cuestión bien distinta es el tema de… “¿qué tipo de videojuego utilizar para mejorar todo lo anterior?”.

No obstante, como padre de familia preocupado, siguen surgiendo dudas que hacer replantearnos cuestiones como mi hijo tiene algún tipo de discapacidad, alteración, disfunción, etc., ¿entonces qué?, ¿cómo luchar contra un TDAH y a la vez facilitar ese aprendizaje adaptado al niño o a la niña que tenemos en casa? Y es que lo que tenemos delante de nosotros en cuanto a características negativas para contrarrestar todo lo anterior es… aislamiento, violencia, adicción, sexismo, pues de momento en este mundo prima el beneficio comercio antes que otras cosas.

 

Categoría: Educación, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en El ser o no ser del videojuego