noviembre 21

Seguir creando “clientelismo”

La polémica está servida, este es el titular que podría llevar esta nueva entrada al blog con respecto al nuevo capítulo por parte del PSOE de seguir manipulando la educación y seguir creando clientelismo aunque en términos educativo se pueden considerar “analfabetos integrales” en nuestra querida España. Es la mejor forma de que nadie ponga en duda tus dictados ideológicos y políticos.

A vueltas con el nuevo proyecto de modificación de la Ley de Educación-y hemos perdido la cuenta ya-, en los últimos días he tenido la oportunidad de leer dos documentos que me han forzado a escribir estas líneas.

El primer documento es el “Informe sobre las propuestas-más que propuestas, imposiciones- para la modificación de la LOE y de camino eliminar la LOMCE”. Lo único cierto, es que ya dijeron en su momento que si podían lo haría. Y están en ello. El segundo, es un artículo de la agencia de noticias “ACEPRENSA”, titulado “De cómo la educación religiosa beneficia a los niños.

En el primer escrito, se habla de temas como;

  • La eliminación de la demanda social como elemento a tener en cuenta en la programación.
  • La enseñanza de la religión confesional.
  • Recuperar las funciones de Gobierno del Consejo Escolar.
  • La eliminación de la diferenciada.

Como se puede apreciar son puntos vitales en la vida de la Comunidad Escolar, y no se plantea nada de cara a los problemas reales que el Sistema Educativo Español tiene y que en todos los informes PISA suele repetirse con bastante frecuencia, además de la desigualdad entre Comunidades Autónomas. Que entre otras cuestiones pueden ser; el fracaso escolar, la tasa de abandono, la falta de formación del profesorado que tiene que luchar con una escuela anacrónica a los tiempos que corren, etc.

Es evidente que los gobiernos del PSOE, están obsesionados con varias cuestiones muy claras. La primera, es el intervencionismo ya sea en la elección de los padres a la hora de elegir la educación de sus hijos, como en las injerencias en los centros ya sean concertados o privados con la herramienta que es el Consejo Escolar.

Otro punto del que hay que preocuparse, es la obsesión por eliminar la opción pedagógica de la Educación Diferenciada. Aunque se tenga el respaldo de instituciones como “Tribunal Supremo”-tan denostado últimamente-, “Naciones Unidas”, “Consejo de Europa”, etc., y la experiencia de países tan socialistas como Inglaterra, que tiene centros de educación diferencia en el Sistema Público.

Y para terminar, la gran cuestión. Esa inquina que se tiene a la asignatura de religión a la cual se tacha de ser una forma de adoctrinar a los ciudadanos. Pero ellos, no hacen lo mismo con sus asignaturas de “Educación para la Ciudadanía” o “Educación en valores cívicos”. Tal como se puede apreciar, no encontramos ante un nuevo “deja vu”

En cuanto al segundo documento, al que he hecho referencia más arriba, resulta que comenta un estudio realizado en la Universidad de Harvard-otro lugar no muy espiritual-, en el cual se afirma que “la educación religiosa beneficias a los niños”.

En el citado estudio se apunta que los chicos que acuden a actos religiosos tenían un 12% menos de probabilidades de sufrir síntomas depresivos, un 33% menos de utilizar drogas ilícitas y un 40% menos de terminar contagiados por una infección de transmisión sexual. Además de otros datos. Desde estas líneas te animo a visitar dicha información y valores por ti mismo.

 

 

 

agosto 31

Educar en el amor y la sexualidad (Parte III). El Pudor

El tema se va complicando y toca hablar de una cuestión que en los tiempos que corren es casi un tabú-aunque parezca mentira-, el simple hecho de mencionarlo te puede generar problemas. Me estoy refiriendo al “pudor”.

¿Qué es?, ¿qué se entiende por pudor?, ¿realmente tiene algo que ver con respecto a la educación del amor y de la sexualidad?…

Pero comencemos por lo que entiende la Real Academia Española de la Lengua (RAE) por pudor. Y esta la considera como sinónimo de “honestidad, modestia, y recato”.  Por otro lado, se puede considerar como la vergüenza que uno puede tener a la hora de exhibir el propio cuerpo desnudo, el sentimiento que se puede tener  a la hora de hablar de ciertas cuestiones, pensamientos o actos que podemos considerar íntimos. Cómo te imaginaras, me voy a centrar en la cuestión relativa a la sexualidad.

Por ello cabría preguntarse…, ¿Es positivo ser pudoroso?, ¿ayuda en la educación sexual? Es evidente que el pudor tapa algo que no debe de ser visto. Es una actitud bastante espontánea que se manifiesta a través del cuerpo, es una confusión, un temor, un rechazo de la persona ante el hecho de ver aparecer, o mostrar parte de la propia intimidad a la luz del momento.

No obstante, a la hora de explicar esto a los pequeño, hemos de tener “cierta precaución” y saber explicar en función de su edad y maduración-en sucesivas entrada consideramos esto por etapas-. Pues nos puede pasar como con  en el tema del asombro…, que lo matemos. De todas formas, si somos capaces de experimentar él pudo como una especie de vergüenza…., lo hemos de tomar como positivo. Sin embargo, hemos de tener claro que los niños y niñas desarrollan ese pudor de forma natural, además no podemos forzar las cosas aunque seamos naturalistas en casa. Y la cuestión llega incluso a la forma de vestir, que irá siempre en virtud de como vivamos ese pudor.

¿Y como asimilan y viven el pudor nuestros hijos o nuestras hijas?, ¿sienten ese pudor del que estamos hablando? Evidentemente si, y ese pudor será el reflejo de la educación que hayan recibido. Pero si es cierto que el pudor de los críos es diferente al de las crías y por varias razones y entre ellas.., por ejemplo; que los órganos reproductores de los niños son externos, mientras que el de las niñas es interno, además los niños de pequeño “sufren pequeñas erecciones” y eso hace que sientan algún tipo de pudor y quieran taparse. Es una forma de tapar su intimidad, es natural. Y esto evidentemente no ocurre con las niñas. Es demasiado obvio.

Por otro lado, también se educa por medio de gestos, actitudes y comportamientos cotidianos, los cuales constituyen lo que se puede llamar la educación silenciosa del cuerpo.  Aunque es inevitable que llegue el momento en el que hablemos con nuestros hijos de este tema, en ese momento la conversación debe de ser llevada a cabo en un ambiente de confianza plena entre padres e hijos. Y aquí el cariño tiene un papel muy importante. Cariño que ha de ser de una forma natural y no artificial o forzada. En cierto modo, es educar en emociones y no en sentimentalismo o en el chantaje emocional de que si haces esto te doy lo otro.

 

 

 

 

Categoría: Educación, Familia, Sociedad | Comentarios desactivados en Educar en el amor y la sexualidad (Parte III). El Pudor