Después de mucho tiempo, me enfrento a la hoja de papel en blanco. Y lo hago con la intención de seguir escribiendo sobre el Trastorno de Aprendizaje No Verbal, más conocido por TANV. 

De hecho, hace unos días, tuve la satisfacción junto a otras familias (sobre todo aquí en España) de que los responsables del proyecto NVLD (proyecto Estadounidense), que también están luchando por dar una mayor visibilidad y, sobre todo, intentar introducir este trastorno dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM). Habían dado un paso importante al respecto.

Sin ir más lejos, el pasado viernes 20 de mayo por redes sociales, se hacía público que se había presentado una propuesta de inclusión del TANV en el DSM. Cuando aún no, se han apagado los ecos de lo acaecido en la última gala de premios Óscar, donde medio mundo pudo ver el incidente entre el maestro de ceremonia de la gala Chris Rock y el también acto Will Smith. Las personas afectas de TANV junto a sus familias, nos hemos topado con una gran noticia.

Cierto es que el famoso “tortazo”, vino bien para dar un poco más de visibilidad al Trastorno de Aprendizaje No Verbal. Ya que este, estuvo en los medios comunicación españoles durante algún tiempo. Lo único negativo, a mi modo de entender, fue la cubertura que se le dio al trastorno. 

Apenas se informó a la sociedad de una forma adecuada, aunque no es menos cierto, que el periódico el Mundo, sí, estuvo al nivel de un buen medio de comunicación y se detuvo en hablar del trastorno, publicando un artículo bastante acertado.

Con respecto a la propuesta de inclusión del TANV en el manual de referencia DSM, y por lo publicado hasta el momento, al menos en redes sociales, parece que no ha gustado a muchos la denominación que se ha propuesto y que a continuación cito. “Trastorno Visual-espacial del desarrollo”.


Sin ir más lejos, en las mismas redes sociales ya se han planteado el debate. Vaya por delante, que un servidor, no es un profesional de los que se dedican a diagnosticar el trastorno, pero soy padre de una persona diagnosticado de TANV.

Y si una cosa he aprendido en los últimos años, es que existe una dificultad considera “nuclear” y que en su caso es… La dificultad viso espacial. Y que más de uno de los que saben del tema, siempre me han dicho que para que exista un diagnóstico TANV, está dificultad, debe de estar presente.


“Ya se ha llamado a la puerta” de la inclusión en el DSM, el camino está iniciado, pero como hasta el momento, será un camino largo y tortuoso, puesto que el incluir una enfermedad, trastorno, síndrome, etc., en un documento de estas características, no es una cosa de un día para otro.

Además, para todos aquellos, que estamos en la batalla de la visibilidad del TANV, al menos, las familias, sabemos que la descripción del trastorno, de por sí, es toda una guerra, puesto que nadie se pone de acuerdo a la hora de unificar criterios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies