julio 20

A juicio por un bofetón.

Leo “y no con poco asombro” una noticia publicada por “europapress” -una de las agencias de noticias que suele seguir con cierta regularidad-, y que me ha dejado un poco fuera de sitio, es más, supongo que cuando leas el titular de la misma, tú también –amiga o  amigo lector-, te sorprenderá. El titular de la noticia es el siguiente: Un niño lleva a juicio a su madre por darle un bofetón y el juez la absuelve

Todo un  jovencito imberbe de once años, denuncia a su propia madre, por que esta le “arrea”, “un soplamocos”. Ocurrió en La Coruña y parce ser, que el chico es de una “familia acomodada” y a su vez de ciertos recursos económicos a la luz de los comentarios del auto del juez. Pues según la noticia…”puede permitirse el tirar el dinero de un teléfono de alta gama, cuyo precio, es igual a los ingresos mensuales con los que se ven obligados a vivir más del 50% de la población española

Ante situaciones como estas, muchos nos preguntamos…, y no con cierta incertidumbre, ¿cómo se puede llegar a situaciones como la reflejada en la noticia?, ¿si este joven ha actuado de esta forma con once años, que no podrá hacer cuando tenga siete más?

Desde luego no voy a valorar la educación recibida por este chico-sus padres sabrán que personaje han fabricado, o están fabricando-, pero desde luego, si la gran mayoría de los padres no espabilamos, con el tiempo encontraremos muchas situaciones como la de la noticia.

Primero por la actitud del chico hacia su madre, la autoridad materna ha sido “atacada”, luego la falta de criterio a la hora de tirar el móvil. Que poco estima el esfuerzo del trabajo por parte de los padres para con las cosas materiales que han de ser cuidadas y valoradas en su justa medida. Y por último, que podemos esperar de un chico que actúa de este modo dentro de una sociedad donde todo vale y la “tribu” en vez de ayudar a los padres a educar, hace que los hijos sean menos sensibles, más egoístas y menos comprometidos.

Ya sé que no se puede juzgar por una noticia y menos con la información facilitada en la misma, pero si es cierto que al menos nos podemos hacer una composición de la situación.

Y es que al margen de todo lo anterior, no quería dejar la oportunidad de dar más visibilidad a la noticia, pues la considero de cierta importancia y valor, aunque habrá quien considere a la misma como una chorrada.

Categoría: Educación, Familia, Sociedad | Comentarios desactivados en A juicio por un bofetón.
febrero 3

Nuevas tecnologías…¿educan o avasallan?

Cada año la ONG “The Family Watch”, en colaboración con GAD3 y Fundación Madrid Vivo, lanza el “Barómetro de la Familia”. Este año es el quinto en el que se elabora dicho barómetro. En el citado estudio se abordan cuestiones de diversa índole, ya sean cuestiones económicas, educativas o como es la relación de la familia con las nuevas tecnologías.

El estudio que hoy nos ocupa se ha llevado a cabo sobre una muestra de 500 familias de amplio espectro y apoyado en el censo de 2011. Todas las entrevistan han sido realizadas por teléfono. Desde este blog intentaremos considerar lo referente a lo relacionado con la educación y las nuevas tecnologías.

De este abanico de cuestiones han resultados cosa como las que a continuación vamos a comentar. En lo referente a educación se podrían dar dos titulares mi claros. Por un lado el primero sería que… “Tan solo el 14% de los padres reconoce haber recibido algún tipo de formación para educar a sus hijos“. Y por otro que “el 21% de los padres entrevistados les gustaría formarse”. Es evidente que lo porcentajes son muy pequeños, juntos no llegan al 40% de padres con algún tipo de pensamiento de mejora persona, para educar a sus hijos adecuadamente.

No obstante, espero que no se me malinterprete y se entienda cuanto quiero decir al respecto. Estamos ante un problema de “relativa importancia y no fácil solución”. Y cuando digo esto, lo digo desde la experiencia personal, pues puedo decir “sin llegar a ser pedante” de que de esto entiendo algo.

En su día forme parte de alguna directiva de AMPA, además de miembro de algún Consejo Escolar y ya por entonces cuando se organizaba una escuela de padres, no eran más de 20 entre padres y madres los asistentes a las citadas sesiones de “escuelas de padres”, cuando el número de familias en esos centros no bajaban 200 familias.

Y recientemente, que formo parte de una Asociación de Orientación Familiar, cuesta mucho sacar los cursos. Lo que siempre he recibido por parte de los padres y madres de mi alrededor es una sensación de estar perdidos, y estas esa desorientación, que prefieren delegar la educación de sus hijos en terceras personas. Aunque en la presentación del estudio se digan otras cosas.

En cuanto a las nuevas tecnologías, por un lado tenemos tenemos que “el 54% de los hogares españoles se comunican con su familia por medio del Whatsappy a la vez nos encontramos que “el 45% de los hogares españoles considera que las nuevas tecnologías están empeorando las relaciones familiares”.

A la vista de todos esto… ¿cómo se puede entender esta posible dicotomía? Desde mi óptica personal creo que es necesario tener claro que las nuevas tecnologías nos pueden servir como un buen aliado, a la hora de educar a nuestros hijos pero es condición “sinecuanum” conocerlas para no dejarnos avasallar por ellas.

¿Y cómo llevarlo a cabo? Básicamente…, conociendo el dispositivo que vamos a comprar o dejaremos en manos de nuestros allegados o hijos (características, posibilidades, etc ), utilizando alguna guías o manual de dichos dispositivos, dando a conocer los riesgos del uso de Internet, redes sociales, mensajería, etc., y sobre todo…, evitando el aislamiento de la persona que vive por y para las nuevas tecnologías, en definitiva, facilitando la sociabilidad de los nuestros.

De todas formas ese empeoramiento de las relaciones familiares, deben de ser atribuidas más a las personas que a las maquinas.

Categoría: Educación | Comentarios desactivados en Nuevas tecnologías…¿educan o avasallan?
julio 8

¡Nos estamos atrofiando mentalmente!

morgueFile free photo
morgueFile free photo

Que cada día somos más dependientes de “los aparatitos tecnológicos” como el Smartphone, IPhone o Tablet, ¡ya nadie lo pone en duda! Hemos conseguido que dichos elementos sean considerados como nuestra memoria periférica. ¿Para qué acordarme de algo, si lo puedo recordar por medio de mi Smartphone?

Es el conocido efecto “amnesia digital” o “efecto google”, nos hemos acostumbrado a no memorizar, a no pensar, etc. Y esto está ocurriendo de una forma “cuasi-natural” del tal modo, que no nos estamos dando cuenta de ello. ¿Pero qué es eso de la “amnesia digital”? Es el olvido de información que se produce cuando una persona confía en su dispositivo digital, a la hora de guardad y almacenar datos. De hecho en España el 44% de los usuarios no son capaces de realizar una llamada a un familiar-sobre todo a sus hijos-, sin echar mano de la agenda del Smartphone. Y lo grave de todo estos, es que yo soy parte de ese porcentaje.

Y si yo lo soy, seguro que alguno de los visitantes de este blog, también lo serán, pero déjame que te explique un poco de que va todo esto…, resulta que la compañía Kaspersky Lab, ha realizado una encuesta en 16 países para saber hasta qué punto nos apoyamos en los dispositivos digitales, para recordar alguna cosa en particular. Los resultados en España han sido más o menos los siguientes…, además del 44% anterior, el 90% no recuerdan el teléfono del colegio de sus hijos o el lugar de trabajo propio que se encuadra en un 51% e incluso alguno, el 20% no recuerdan el número de su pareja. Lo curioso de todo ello, es que un 65% de los encuestados recuerdan el teléfono fijo que tenían en su casa cuando estos tenían entre 10 y 15 años. ¡Nos estamos atrofiando mentalmente!

La incapacidad para retener información es importante. No obstante nos debía de preocupar que el 43% de los jóvenes encuestados-entre 16 y 24 años- argumentan que ellos tienen en su “Smartphone” todo lo que necesitan para saber y recordar. A renglón seguido surge el siguiente interrogante… ¿tendrán bien protegidos los dispositivos digitales? ¡Pues no!, del mismo estudio se desprende que.., los smartphones y las tablets están especialmente desprotegidos ante un intento de sustracción de los mismos.

De hecho uno de cada tres smartphones tiene instala alguna aplicación de seguridad, mientras que entre las tabletas tan solo están protegidas en el 20%. A su vez uno de cada cuatro usuarios reconocen que si pierden o le sustraen su dispositivo se sentirían profundamente afectados, ya que sus dispositivos son el único sitio donde tiene almacenada la información que requiere.

Quizás a estas alturas del partido, ya sean pocos los que se sorprenden de estos datos, pero a mí, al menos, “me hacen pensar”-ejercicio muy sano y que últimamente pocos realizan-. Se habla de la dependencia de los seres humanos en los dispositivos digitales en todos los ámbitos de la vida, en el familiar, escolar, laboral e incluso en el ocio, donde estos dispositivos están arrasando, somos consciente de todo ello, ¿pero tomamos medidas?, ¿cómo podemos enfrentarnos a estos problemas?, en definitiva… ¿cómo podemos combatir la amnesia digital?

A raíz de todo lo dicho hasta el momento, es hacer uso de las posibilidades que la propia red de redes nos ofrece, además de instalar aplicaciones de seguridad en nuestros dispositivos cómo pueden ser los antivirus que suelen venir con un completo “kit” de herramientas que nos facilitara la vida de nuestros dispositivos y por lo tanto todo lo que tengamos almacenado. Además deberiamos de realizar copias de seguridad de nuestros dispositivos en la nube-casi todos los operadores ofrecen la posibilidad de almacenar en la nube de forma gratuita- y si es posible que esos mismo datos almacenados los podamos recuperar desde otros dispositivos evitando la pérdida de un solo aparato y con ello quedarnos sin ellos.-Si quieres saber algo más sobre el tema de las copias de seguridad y backup, pincha en el enlace… ¿Y ahora qué?

Espero que te haya gustado esta entrada, sólo me queda despedirme de ti hasta la proxíma y recuerda amiga o amigo lector… ¡procura ser feliz!

Categoría: Sociedad Digital | Comentarios desactivados en ¡Nos estamos atrofiando mentalmente!