enero 18

Niego la mayor.

Acabo de ver en The Family Watch, uno de mis portales de referencia, un video de “Orange” donde varias familias hablan del uso de las llamadas nuevas tecnologías en su casa. Y se intenta hacer una comparativa entre la época de los padres cuando eran adolescentes y la de sus hijos. Al menos yo lo veo de ese modo.

Dos familias representadas por un padre o una madre y un hijo, además de una abuela que escucha la conversación y en un momento determinado se incorpora al sofá donde se encuentra su hija o su hijo y su nieto.

La idea básicamente es la de querer presentar ambas épocas como dos épocas en su base iguales, aunque difieran las tecnologías. Se pretende vender la idea de que el enganche de los nietos no difiere del enganche de los padres de estos a la TV y algunas series de su época como adolescente.

Sinceramente creo que el experimento no es válido, aunque a los chicos de “Orange”, les interese lo contario, o cuanto menos yo lo veo inapropiado. Aunque también no es menos cierto que se apuntan cosas interesantes y que si son oportuna de considerar y que yo desde estas líneas intentaré dar respuesta, aunque es imposible que sea con todas las cuestiones que se plantean en poco más de cuatro minutos.

De partida…, ¿se puede considerar la televisión de hace unos veinte años una tecnología como la del actual Internet? Creo que no, primero por el tipo de recurso que tenemos delante en cada época. Segundo porque el tipo de comunicación que me ofrecía la televisión en aquella época se puede considerar demasiado “unilateral”. Cuestión que en Internet es más compleja y no tan simple.

De hecho y siguiendo esta cuestión de la comunicación podríamos detenernos en comentar como los jóvenes actualmente contempla esta cuestión. Cómo consideran la comunicación y en particular la conversación entre individuos, de tal forma que en el libro de la psicóloga y socióloga la norteamericana Sherry Turkle “En defensa de la conversación”, se pueden ver muchos ejemplos muy significativo. A continuación, un ejemplo:

“Trevor, ventaseis año”, maestro del phubbing, el arte de hablar con otras personas sin levantar los ojos del teléfono…, en un momento determinado le dice a la Turkle…, ¿La conversación? Murió en 2009.

Lo cierto de todo esto, es que el video del cual te he hablado al principio de esta entrada da para mucho, para ver como era el ocio hace veinticinco o treinta años y como lo es ahora. Para ver cómo era la relación entre padres e hijo y compararla con la actual. Sólo que tendría que invertir mucho en escribir y por lo tanto la presente entrada se haría eterna. Pero si podemos hacer una cosa si todos los que visitéis esta entrada y veáis el video, dejéis un comentario. De esa forma si podríamos comenzar un hijo de comunicación atreves del blog y que podría saltar a cualquiera de las redes sociales en la que estoy.

No obstante, me gustaría deja bien claro, que también existen cuestiones muy positivas en el video pues no es menos cierto de que las nuevas tecnologías como son llamadas dan juego para que lo miembros de la familia, se conozca, conversen, se diviertan y vivan la vida de una forma “dos punto cero”. Todo es cuestión de que nos lo propongamos y los nuestros nos acompañen en esa aventura.

Te paso algunos temas para iniciar un dialogo en el hilo de cometarios: Uso del smartphone y tableta para el estudio, el comentar mi vida en redes sociales-desde que me levanto hasta que me acuesto-, colgar fotos de mis hijos, etc.

 

Categoría: Ocio, Redes Sociales, Sociedad Digital, Televisión | Comentarios desactivados en Niego la mayor.
septiembre 5

En ningún momento pretendo dogmatizar.

Desde luego ya hacía falta que escribiera algo en este blog, el cual tengo un poco abandonado. Pero sin embargo hoy me he topado con una noticia que no tiene desperdicio. Una noticia que nos enseña lo bajo que puede caer el ser humano.

Resulta que entrando en algún de los periódicos digitales de los que suelo visitar diariamente, encontré esta noticia…, “Unas madres celebran la expulsión de un niño con asperger del aula” He de reconocer que el titular, ya es atrayente de por sí, pero se hace bastante “indignante” la lectura de la misma, la cual tiene origen en Argentina.

Pero vayamos entrando en materia. Resulta que un grupo de madres Argentinas, se congratulan en “WhatsApp” del cambio de aula de un chico con Asperger. Por lo que se puede leer en las captura de la citada aplicación, los hijos de estas señoras, estaban siendo sometidos por un tirano. Sobre todo a la luz de los comentarios que realizaron una vez supieron del cambio de aulas del chico. Aquí tenéis algunos de ellos…

“-¡Al fin una buenísima noticia. ¡Era hora de que se hagan valer los derechos del niño para 35 y no para uno solo!”

“-Qué bueno para los chicos! Que puedan trabajar y estar tranquilos”

“-Un alivio para los nuestros. Ahora esperemos se haga oficial”.

Y es que parece ser que llevaban tiempo “presionando al centro escolar”, para que dieran el paso del cambio de aula del chico.

Según el centro escolar llevaba trabajando con el chico cuatro años y no encontraban las estrategias pedagógicas adecuadas, al final optaron por el cambio. Lo raro aquí es que no se reconoce por parte del centro las presiones del resto de padres.

Yo no tengo hijo con Asperge, pero si tengo uno con TDAH y otro con TANV (Trastorno de Aprendizaje No Verbal), y te puedo asegurar amigo lector, que de por sí ya es un vía crucis el vivir en casa con ciertos trastornos, como para que no te lo pongan fácil en la sociedad.

Pues es súper exigente, frustrante y decepcionante la mayoría de las veces el intentar interactuar con todos los agentes que intervienen en la educación de ellos. Pero más indígnate es si cabe lo ocurrido, pues parece que todos los padres del aula han firmado y presionado para que así fuera.

¿Es que nadie tiene empatía con este chico y su familia?, ¿Nadie conocer aunque sea de pasada que es el Asperger?, ¿Y el Centro Escolar? ¿Qué ocurre con él? ¡La verdad!, son muchas las preguntas que surgen alrededor de este caso. Desde luego, huele a podrido.

A la vista de todo lo visto, se puede afirmar sin miedo que estas familias argentinas, y su centro escolar, aun no conocen la Educación “Inclusiva”. Pero incluso que es más grave, creo que estamos ante un déficit de entendimiento de lo que es la educación en sí. Y es que da igual que hablemos de educación “Inclusiva” o “normal”. Pues aquí, como siempre suelo decir, es vital, que la relación Familia-Colegio sea estrecha y continua, sin descuidar el entorno social.

Con estas líneas, en ningún  momento  pretendo dogmatizar, pero si me gustaría que hubiera un antes y un después de la noticia. Y hacer ver a cuantas personas visiten esta entrada, se planteen la siguiente cuestión…, ¿cómo actuaria ellos si fueran familiares del chico discriminado? Que verdad es…, “que mientras el problema no pase de las puertas de casa, no es nuestro problema”.

julio 26

Es necesario que se produzcan cambios en los estilos de vida digitales de las familias

Leí no hace mucho, que las TIC´s, (es decir, las tecnologías de la información y comunicación) son el “conjunto de servicios, redes, software y dispositivos que proporcionan la informática y sus tecnologías asociadas –telemática y multimedia– así como los medios de comunicación social (“medios de comunicación masivos”) y los medios de comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico”.

Y por lo tanto, no han de ser vista ni como buenas, ni como malas, e incluso hay quien duda, que puedan ser consideradas neutras. Al fin y a la postre, nos topamos ante expresiones mi parecidas a las que en su día, escuchábamos con respecto a la televisión y al video. En este terreno, poco se ha avanzado.

Si embargo, los más jóvenes utilizan los smartphones e Internet, de una forma “cuasi-masiva”. ¡Pero!, en ese uso desmedido que se hace tanto de los smartphones, tabletas como de Internet. Es necesario hacerles entender, que la vida virtual, no debe separarse de la vida real. Y ahí, los padres tenemos mucho que decir.

Primero, hemos de educar con el ejemplo. Y es que hemos de dar “testimonio del valor y sentido de la vida”. De esta forma las chicas y los chicos comprenderán de una forma más clara que las acciones en la vida virtual, traen consecuencias en la vida real. Un ejemplo muy significativo puede ser el ciberacoso.

Ya lo digo psicóloga y socióloga Sherry Turkle Lo que la tecnología permite no siempre es lo que alimenta el espíritu humano”. En su momento se dejo fascinar por la tecnología, pero con los años ha descubierto con cierto “horror”, que estamos “conectados pero a su vez solos” y esto ha de cambiar.

Si eres capaz de reflexionar a partir de las palabras de Turkle, quizás en esa reflexión surjan interrogantes como los siguientes… ¿Hemos ganado en humanidad?, ¿ese crecimiento tecnológico ha ido acompañado de un crecimiento personal?, ¿qué tipo de persona sale de todo esto?, ¿qué cambia en la sociedad?…, como veras las cuestiones son muchas y variadas.

Y en todo este maremágnum de cuestiones tecnológicas, las familias deben de ser conscientes de que “la red”, ¡Internet!, es una plaza pública donde todos nos retratamos. Muchas veces, ¡cada vez más!, a través de los comentarios vertidos en los blogs, en Twitter, Facebook, etc., los usuarios “amparados en el anonimato” insultan, siembran el odio, en definitiva el hombre se radicaliza y se hace más animal. Prueba de ello, son los recientes y tristes hechos acaecidos a raíz de la muerte de un torero en Twitter y Facebook.

Es necesario que se produzcan cambios en los estilos de vida ¡sobre todo!, en la familias, que son la célula básica de la sociedad, aunque esta sea una sociedad digital.

Categoría: Comunicación, Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Es necesario que se produzcan cambios en los estilos de vida digitales de las familias