mayo 26

Dando visibilidad al TANV.

Cierto es que los “trastornos en general” durante la etapa infantil suelen ser un quebradero de cabeza tanto para padres como para madres, suelen saltar las alarmas y muchas veces se inicia un “vía crucis” muy largo… ¡a veces demasiado!. Sin embargo, todo esto, se reduce cuando este trastorno, esta identificado e integrado en el famosos catalogo DMS-IV de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Situación que suele darse cuando uno de tus hij@s sufre del llamado Trastorno de Aprendizaje No Verbal (TANV).

Y es tal el desconocimiento que existe del citado trastorno, que incluso algún profesional de varias especiales e incluso algún que otro profesor, te puede llegar a decir… ¿Qué trastorno es ese?, ¡yo no lo conozco!, ¿a qué afecta?, ¿es un Asperger?, etc… Y la verdad cuando te ocurre esto te quedas como petrificado. Tus oídos no pueden dar crédito a lo que estas escuchando.

No obstante, también es cierto, de aquí no vas a escuchar a otros profesionales decir…, “estos son niños mal educados” o “esto es la consecuencia de un fracaso educativo por parte de algún que otro padre o madre…”, como he tenido que leer y escuchar con respecto al Trastorno de déficit de atención e Hiperactividad (TDAH), que también es muy sangrante.

Es evidente que los padres y madres con hijos que tienen TANV, tendrán que ponerse las pilas y comenzar una guerra para que ese trastorno se visible de una forma más eficaz y puedan disminuir sus angustias.

Angustias que se contemplan básicamente en dos aspectos muy importantes según la edad del afectado por este trastorno (al igual que ocurre con la mayoría de los trastornos). Me refiero al ámbito educativo y al ámbito “socio-emocional”. En el primero creo que poco a poco se va tomando conciencia de estos críos aunque no es menos cierto, en algunos caso pueden pasar “desapercibidos”, porque académicamente vayan avanzando sin grandes problemas y sobre todo gracias a una labor callada e impresionante por parte de la familiar.

Pero por desgracia, ¡esto!, no es siempre así. Y no es así, porque te recuerdo (amiga o amigo lector), que existen dificultades en la atención, en la memoria táctil y visual, en el razonamiento abstracto, la ubicación espacial, el trazo, etc.

En cuanto al otro ámbito, el “socio-emocional”, tiene un peso específico bastante grande y que con los años se puede ir acrecentando. Y es aquí, es donde me gustaría pararme un poco más. Pues no es la primera vez que leído o escucho decir…, tenemos hijos más mayores (adolescentes) donde les cuenta hacer amigos (apenas los tienen) y pasan por ser personas desconectadas de la sociedad, donde la autoestima puede llegar a estar por los suelos. ¿Y cuando el afectado es un adulto?, ¿cómo lo lleva?, ¿cómo lo vive?…. Por lo que conozco, no es nada fácil.

Categoría: TANV | Comentarios desactivados en Dando visibilidad al TANV.
junio 8

¡Vaya otra más a la lista!

Ayer iba por la calle con mi mujer y nos encontramos con alguien que además de ser una buena amiga, fue profesora en la guardería a la que fueron cada uno de mis hijos. Como hacía tiempo que no nos veíamos, no pusimos a hablar sobre todo de aquellos pequeños “monstruos”.

Esos mismos “monstruos”, son hoy unos jóvenes con todo un futuro por delante pese a la tristemente famosa crisis, donde se da la paradoja de que uno de ellos es como el mismo se autodenomina, “un proyecto de escritor”. Y como suele pasar en estos caso, surgió el tema de los trastornos que tienen dos de ellos.

Para poner en situación al lector, en casa tenemos dos trastornos un TANV(Trastorno de Aprendizaje No Verbal) y un TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Para aquellas personas que no lo sepan son dos trastornos muy relacionados con el cerebro, el primero es un trastorno que tiene su fuente en una alteraciones neuropsicológicas que afectan sobre todo a las funciones del hemisferio derecho del cerebro. Y el segundo  es un trastorno que “dificulta la atención del niño”, acompañado de una vida “nada tranquila”, con respecto al movimiento-son culos de mal asiento- y que a la vez en muchos casos va acompañado de un nivel de impulsividad muy alto-si quieres saber un poco más sobre el TDAH, te invito a que visites la sección TDAH de este blog, sobre el TANV la bibliografía es más compleja, pues es un trastorno que ha sido reconocido muy recientemente en comparación con el anterior-

Y todo esto viene a colación del comentario realizado por nuestra amiga, cuando le dijimos que teníamos dos trastornos entre nuestros hijos. Según argumentaba ella, “eso de los trastornos es mentira”, el problema es que en su momento no se realizó una terapia de integración sensorial adecuada y no se atajó el problema en su raíz. ¡Vaya otra más a lista!, es decir, ya no solo es un invento de los psiquiatras, ni un cuento de padres fracasados en la educación de sus hijos, sino que es una mentira llevada a cabo por unos cuantos. Para ella, todo se soluciona con la aplicación de terapias de integración sensorial.

¡Vamos a ver!, yo no soy psicólogo, ni psiquiatra, ni tan siquiera terapeuta. Pero me contas que en lo referente al estudio del cerebro, aun estamos, como se suele decir en “mantillas”. Y que conforme van pasando los años se va avanzando en dicho estudio, sobre todo en “neurociencia”.

Tampoco pongo en duda que la combinación de terapias, mediación, e intervención de profesionales como psicólogos, psiquiatras, terapeutas, etc, lleven a cuantas personas sufran estos trastornos a que sus vida mejoren de una forma clara y contundente.

De todos modos, la solución a todos estos problemas no es fácil, y más cuando nos tenemos que implicar muchos. Desde los padres, hasta todos los profesionales que anteriormente he citado, como además y creo que aquí tienen un papel preponderante, los miembros de la comunidad educativa y la inestimable colaboración de la clase política a la cabeza que ha de legislar adecuadamente. Quizás mi planteamiento sea “utópico”, pero creo que es inevitable actuar de este modo.

La mayoría de los trastornos-al menos los dos que vivimos más cercanamente en casa-, han de ser detectados lo antes posible, para que de este modo no nos encontremos con problemas que luego son difícil de afrontar y solucionar. Para ello, se ha de seguir trabajando en la línea que se está haciendo como es en el caso del TDAH-al menos en la Región de Murcia aunque a nivel nacional en la tan protestada LOMCE, se contempla algo-

No corren buenos tiempo para la investigación, pero hemos de suplir la falta de fondo con las ganas de luchar, de querer saber más y asumir un grado mayor de compromiso de todos los implicados. Y sobre todo, porque si actuamos de este modo, los problemas se podrán detectar mucho  antes y no tendremos que llegar a que una persona se le diagnostique un TANV con algo más de veinte años como fue en el caso de uno de mis hijos, o los doce en el caso del TDAH.

Categoría: TDAH | Comentarios desactivados en ¡Vaya otra más a la lista!