agosto 12

¡Mi humilde punto de vista!

Residentes y visitantes digitalesCon frecuencia habrás escuchado o leído expresiones como “Nativos digitales”, “Inmigrantes digitales” de tal forma, que se llega a encuadrar a los nacidos en la época de internet como los primeros, es decir, se les considera “nativos digitales”, pues desde que tienen uso de razón han vivido y crecido a la sombra de internet-nacieron después de 1990-.

Además se adaptan de tal modo a las nuevas tecnologías, que apenas se les debe enseñar a usarlas. Por otro lado los “mayores”, los que ya no somos unos adolescentes somos considerados como inmigrantes digitales. Es más, se considera que nos cuesta adaptarnos a las citas nuevas tecnologías.

Explicado en modo formal, “los nativos hablan naturalmente el idioma digital en las computadoras, juegos de video y en el manejo de internet”, mientras “los inmigrantes digitales siempre retienen un acento propio de su origen pasado”

Cierto es, que esas divisiones como en toda regla tiene sus excepciones, pero Marc Prensky nos clasificó de ese modo, clasificación que gracias a Dios comienza a ser cuestionada, es más, creo que siempre lo ha sido. “Yo mismo”, adulto con algo más de cincuenta años, nunca me he considerado un inmigrante digital.

Ahora, las categorías son…,“Visitantes digitales vs Residentes digitales”. ¡No obstante!, he de reconocer que estas expresiones las he escuchado recientemente después de haber visto una conferencia del profesor Jordi Adell en “Youtube” y por lo tanto como me identifique con ellas, comencé a investigar y confirmar lo que el citado profesor comentaba en la conferencia. Pero sigamos avanzando, primero vayamos a lo que se conocen por “Visitante digital”

Según David S. White y Alison Le Cornu, los “Visitantes digitales” son aquellas “personas que utiliza la web como una herramienta de una manera organizada siempre que sea necesario. Pueden reservar unas vacaciones o buscar información sobre un tema específico. Pueden optar por utilizar una herramienta de chat de voz si tienen amigos o familiares en el extranjero. A menudo, el visitante deja pasar un largo tiempo para entrar en línea en lugar de sentarse frente a una pantalla para mantener su presencia.” De una forma menos formal y más entendible a mi modo de ver y del profesor Jordi Adell, navegan por el caos, hacen uso de lo que le interesa y lo más importante no dejan huella.

Por el contrario el “Residente” es “una persona que vive un porcentaje de su vida en línea. La web es compatible con la proyección de su identidad y facilita sus relaciones personales. Esta persona es normalmente usuario en redes sociales, pero también es probable que sea activo en páginas web, en blogs como autor o por medio de comentarios, en publicación de imágenes, videos, etc. El Residente, por supuesto, interactúa con todos los servicios prácticos, tales como la banca, contratación de servicios, compras on line, etc, pero también utiliza la web para socializar y expresar su opinión.”

Ni que decir tiene, que personalmente me identifico con lo escrito en el párrafo anterior. Como podrás comprobar el “Residente” se reparte entre el mundo material y el mundo digital. Y lo más importante de todo a mi modo de ver “deja huella”.

Estos últimos sí que construyen una identidad digital y es aquí, desde esta división, desde donde se ha de contemplar la vida de los adolescentes, pues “ellos” sí que son “Residentes” y “Nativos”, al menos desde mi punto de vista. ¡Mi humilde punto de vista!

Categoría: Sociedad Digital | Comentarios desactivados en ¡Mi humilde punto de vista!
julio 8

¡Nos estamos atrofiando mentalmente!

morgueFile free photo
morgueFile free photo

Que cada día somos más dependientes de “los aparatitos tecnológicos” como el Smartphone, IPhone o Tablet, ¡ya nadie lo pone en duda! Hemos conseguido que dichos elementos sean considerados como nuestra memoria periférica. ¿Para qué acordarme de algo, si lo puedo recordar por medio de mi Smartphone?

Es el conocido efecto “amnesia digital” o “efecto google”, nos hemos acostumbrado a no memorizar, a no pensar, etc. Y esto está ocurriendo de una forma “cuasi-natural” del tal modo, que no nos estamos dando cuenta de ello. ¿Pero qué es eso de la “amnesia digital”? Es el olvido de información que se produce cuando una persona confía en su dispositivo digital, a la hora de guardad y almacenar datos. De hecho en España el 44% de los usuarios no son capaces de realizar una llamada a un familiar-sobre todo a sus hijos-, sin echar mano de la agenda del Smartphone. Y lo grave de todo estos, es que yo soy parte de ese porcentaje.

Y si yo lo soy, seguro que alguno de los visitantes de este blog, también lo serán, pero déjame que te explique un poco de que va todo esto…, resulta que la compañía Kaspersky Lab, ha realizado una encuesta en 16 países para saber hasta qué punto nos apoyamos en los dispositivos digitales, para recordar alguna cosa en particular. Los resultados en España han sido más o menos los siguientes…, además del 44% anterior, el 90% no recuerdan el teléfono del colegio de sus hijos o el lugar de trabajo propio que se encuadra en un 51% e incluso alguno, el 20% no recuerdan el número de su pareja. Lo curioso de todo ello, es que un 65% de los encuestados recuerdan el teléfono fijo que tenían en su casa cuando estos tenían entre 10 y 15 años. ¡Nos estamos atrofiando mentalmente!

La incapacidad para retener información es importante. No obstante nos debía de preocupar que el 43% de los jóvenes encuestados-entre 16 y 24 años- argumentan que ellos tienen en su “Smartphone” todo lo que necesitan para saber y recordar. A renglón seguido surge el siguiente interrogante… ¿tendrán bien protegidos los dispositivos digitales? ¡Pues no!, del mismo estudio se desprende que.., los smartphones y las tablets están especialmente desprotegidos ante un intento de sustracción de los mismos.

De hecho uno de cada tres smartphones tiene instala alguna aplicación de seguridad, mientras que entre las tabletas tan solo están protegidas en el 20%. A su vez uno de cada cuatro usuarios reconocen que si pierden o le sustraen su dispositivo se sentirían profundamente afectados, ya que sus dispositivos son el único sitio donde tiene almacenada la información que requiere.

Quizás a estas alturas del partido, ya sean pocos los que se sorprenden de estos datos, pero a mí, al menos, “me hacen pensar”-ejercicio muy sano y que últimamente pocos realizan-. Se habla de la dependencia de los seres humanos en los dispositivos digitales en todos los ámbitos de la vida, en el familiar, escolar, laboral e incluso en el ocio, donde estos dispositivos están arrasando, somos consciente de todo ello, ¿pero tomamos medidas?, ¿cómo podemos enfrentarnos a estos problemas?, en definitiva… ¿cómo podemos combatir la amnesia digital?

A raíz de todo lo dicho hasta el momento, es hacer uso de las posibilidades que la propia red de redes nos ofrece, además de instalar aplicaciones de seguridad en nuestros dispositivos cómo pueden ser los antivirus que suelen venir con un completo “kit” de herramientas que nos facilitara la vida de nuestros dispositivos y por lo tanto todo lo que tengamos almacenado. Además deberiamos de realizar copias de seguridad de nuestros dispositivos en la nube-casi todos los operadores ofrecen la posibilidad de almacenar en la nube de forma gratuita- y si es posible que esos mismo datos almacenados los podamos recuperar desde otros dispositivos evitando la pérdida de un solo aparato y con ello quedarnos sin ellos.-Si quieres saber algo más sobre el tema de las copias de seguridad y backup, pincha en el enlace… ¿Y ahora qué?

Espero que te haya gustado esta entrada, sólo me queda despedirme de ti hasta la proxíma y recuerda amiga o amigo lector… ¡procura ser feliz!

Categoría: Sociedad Digital | Comentarios desactivados en ¡Nos estamos atrofiando mentalmente!
junio 22

Algo está cambiando en el ciberespacio

olvidoDice Orwell en su libro “1984”, “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”. Ni que decir tiene que no voy a escribir nada sobre el autor, ni de su libro, ¡más bien!, quiero poner en situación al visitante o lector de este blog. Esta disquisición con respecto al control del pasado, presente y futuro, en cierto modo se está dando en lo que todo conocemos por internet.

De entrada te dire que ya más de una empresa esta utilizando mi pasado, para condicionar mi presente e incluso mi trabajo. De hecho algunas oficinas de Recursos Humanos, están tirando de “historial”, ya sea de Facebook, Twitter, u otra red social. Tan fácil como mirar por encima el perfil de un aspirante y de este modo se puede saber que estilo de vida tiene, cual es su situación sentimental, aficiones, creencias, y un largo etc., ¡demasiada información|, que a veces puede ser incómoda para el aspirante de cara a sus posibles jefes.

Se puede afirmar sin miedo a equivocarnos que ahora las redes sociales son…, ¡sin quererlo ellas!, nuestro nuevo curriculum. Si no te controlas, te puedes llevar alguna que otra cosa sorpresas-y aquí los políticos se llevan la palma- Ahora es más importante los “Me gusta”, de un grupo determinado en un perfil, que todo aquello que cuentas en un trozo de papel.

Te podría seguir contando mil y una historia sobre el tema, he incluso de comentarios que hicimos en un momento y luego años después hemos de pedir disculpas o perdón, como es el caso de los nuevos concejales de Madrid. Otra cosa es el debate que se puede producir como consecuencia de mis acciones, pero eso, ¡es otra historia!

No obstante, me gustaría aprovechar la coyuntura para hacerle llegar a los padres la responsabilidad que tienen para con sus hijos a la hora de educar a estos en el uso de las nuevas tecnologías y sobre todo, cuando los chavales son dueños de un dispositivo llamado smartphone, iphone, etc. Es necesario tener claro, que lo comentado en los párrafos anteriores también va por lo chicos-o las chicas-, pues estos suben a internet muchas cosas que luego no hay forma de eliminar. ¡Bueno sí!, parece que algo está cambiando en el ciberespacio.

Desde hace unos días, ha saltado la noticias “a los teletipos”, Europa da un paso al frente para reconocer el derecho al olvido. Se pretende que el usuario sea el verdadero dueño de la información y que cuando así lo considere pueda ejercer su derecho a borrar  esa información. La guerra con los grandes de internet, está servida. De hecho, esta directiva europea no ha salido antes, debido a la guerra existente entre gigantes como Google o Facebook.

Según se ha filtrado, las compañías de internet sólo podrán procesar la información autorizada por los usuarios, si esto dan el consentimiento para ello. Pero es que, incluso con ese consentimiento, cuando quieran podrán ejercer su derecho a solicitar la eliminación de la información. Poco a poco se va avanzando en la dirección adecuada.

Categoría: Sociedad Digital | Comentarios desactivados en Algo está cambiando en el ciberespacio